POR LA BAJA DE CASOS DE CORONAVIRUS
Río de Janeiro y San Pablo preparan el Carnaval "más masivo de todos los tiempos"

Río de Janeiro y San Pablo preparan el Carnaval "más masivo de todos los tiempos"
05/10/2021 |

 

Así lo describió el intendente de Río, quien anticipó que se espera la visita de alrededor de 15 millones de personas en el sambódromo, para los meses de febrero y marzo. A partir del 15 de octubre ya no será obligatorio el tapabocas en la ciudad.

 

 

Río de Janeiro y San Pablo preparan el mayor Carnaval de todos los tiempos en 2022, sin distanciamiento social ni medidas de seguridad sanitaria, confiando en que la pandemia estará bajo control por el avance de la vacunación, anunciaron sus autoridades.

En ese marco, hubo coincidencias entre los intendentes de Río de Janeiro, Eduardo Paes, y el de San Pablo, Ricardo Nunes, de que la fiesta más emblemática de Brasil -el martes de carnaval será el 1 de marzo de 2022- volverán a ser organizadas luego de la cancelación, por la pandemia, en 2021.

San Pablo, mayor ciudad del Sudamérica con 12 millones de residentes, prepara el mayor carnaval callejero de la historia en 2022 en virtud del descenso de los casos, hospitalizaciones y muertes por coronavirus.

"La tendencia hoy es que habrá Carnaval, muy probablemente tendremos nuestro carnaval. Esto si se continúa con los datos de hoy (de la pandemia), con aumento de la vacunación y la caída del número de muertos", dijo Nunes.

La expectativa es que se tenga "el carnaval más masivo de todos los tiempos" con 15 millones de personas visitando las comparsas callejeras en febrero y marzo próximo.

Por eso, Nunes anunció que habrá un llamado a licitación para la contratación de servicios que forman parte de la industria del carnaval callejero, además del clásico desfile en el sambódromo.

En la ciudad de San Pablo, la inmunización con el esquema completo de vacunación llegó al 80% de los mayores de 18 años.

Desde el inicio de la pandemia, en San Pablo hubo 38.235 muertos por Covid-19 y 1.511.970 contagios. En la ciudad se registró el primer caso confirmado de coronavirus el 26 de febrero de 2020, justamente una semana después del Carnaval.

Por su parte, Río de Janeiro, la capital mundial del Carnaval, ya dio la señal de largada para la gran fiesta del "Rey Momo" pese a la opinión de los especialistas.

Paes dijo que su intención es organizar el carnaval sin medidas de seguridad sanitaria, confiando en el avance de la vacunación.

Para Paes, "con la vacunación todo vuelve a la normalidad".

"No da hacer distanciamiento en el Carnaval. Es hasta ridículo pedir un metro de distancia. Si hubiera una medida en ese sentido yo sería uno de los que no las respetaría. No vamos ser viudas de la pandemia, queriendo tener pandemia por el resto de la vida. La ciencia avanzó y ganó, gracias a Dios", dijo Paes.

Río anunció este martes que a partir del 15 de octubre se prepara para aplicar el fin de la obligatoriedad para el uso de tapaboca en lugares abiertos de la ciudad maravillosa.

Otros de los carnavales masivos de Brasil, en Salvador, capital de Bahía, aún no tiene decisión sobre su realización.

Como la fiesta oficial en Bahía se realiza dentro de una zona delimitada, el intendente de Salvador, Bruno Reis, dijo que era probable que se necesite el certificado de vacuna para participar de las fiestas oficiales.

El viernes pasado, la Fundación Oswaldo Cruz (Fiocruz), vinculada al Ministerio de Salud, dijo que se espera que "en los primeros meses de 2022" se logré el fin de la pandemia en Brasil con una vacunación completa de la mayor parte de la población.