Política
Vacunados con Sputnik V: En el medio de la pelea, ¿no podrán viajar?

Vacunados con Sputnik V: En el medio de la pelea, ¿no podrán viajar?
23/09/2021 |

Los desarrolladores de Sputnik V (Rusia) pidieron la aprobación de la OMS en febrero, pero todavía enfrentan trabas y acusaciones. ¿Qué pasa con los vacunados?

 

 

La fórmula de Rusia, Sputnik V, la primera que se autorizó en Argentina, no logra completar los requisitos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para que la agencia le otorgue los permisos como al resto de las vacunas COVID-19.

Ayer miércoles (22/9) se conoció que la OMS suspendió el proceso que tendría como fin darle el aval debido a supuestas infracciones detectadas en inspecciones a una fábrica ubicada en Ufa (Rusia) en mayo de este año.


GOBIERNO RUSO 

Sputnik V tiene un 83% de efectividad contra la variante Delta

El subdirector de la Organización Panamericana de Salud (OPS, perteneciente a la OMS), Jarbas Barbosa, explicó en una conferencia de prensa por qué el proceso para darle el permiso de uso de emergencia se suspendió:

Mientras inspeccionaban una de las plantas donde se fabricaba la vacuna, encontraron que la planta no estaba de acuerdo con las mejores prácticas de fabricación

Al respecto, agregó que ahora la OMS está esperando que el fabricante envíe actualizaciones sobre su planta en cuanto cumpla con el código exigido.

Por su parte, voceros de la planta en Rusia dijeron que ya habían abordado los cuestionamientos y que los inspectores no habían impugnado la seguridad o eficacia de la vacuna sí misma, sino de la fábrica.

 

Ya en junio pasado la empresa que gestiona la planta, Pharmstandard, dijo en un comunicado que la inspección de la OMS no había identificado ningún problema crítico. Agregó que abría la invitación a “realizar otra inspección […] Seguimos siendo completamente transparentes y continuaremos con el proceso de precalificación de la OMS”.

 

Rusia había presentado la solicitud a la OMS y a la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) en febrero, luego de la publicación de una investigación en la revista líder The Lancet en la que demostró su eficacia del 91,6%.

 

No obstante, el proceso ha sido teñido y obstaculizado por presiones geopolíticas. A 18 meses del comienzo de la pandemia y a un año de las primeras inoculaciones con Sputnik V en el mundo, el proceso está estancado.

 

La EMA se ha negado a decir qué tipo de información faltaba para darle la autorización a la vacuna rusa.

[El subdirector de la OPS, Jarbas Barbosa, explicó que]

El subdirector de la OPS, Jarbas Barbosa, explicó que "mientras inspeccionaban una de las plantas donde se fabricaba la vacuna [Sputnik V en Rusia], encontraron que no estaba de acuerdo con las mejores prácticas de fabricación".

Presiones y Sputnik V

Sputnik V, técnicamente denominada “Gam-COVID-Vac", es una vacuna basada en dos adenovirus y creada por el Centro Nacional de Epidemiología y Microbiología Gamaleya. Se ha distribuido en más de 70 países, incluida la Argentina.

 

El aval que aguarda por parte de la OMS y de la EMA no solo es necesario como un indicio de legitimidad, que ya se la ha ganado en las correspondientes publicaciones científicas, sino también para los vacunados.

 

El permiso “allanaría el camino para un posible reconocimiento mutuo de las vacunas, simplificando los viajes posteriores a la pandemia para los vacunados con Sputnik V de Rusia”, publicó el periódico The Moscow Times.

 

Progresivamente el mundo tiende a generalizar el pasaporte vacunal contra la COVID-19. De hecho, ya es un requisito para ingresar a Europa, Estados Unidos y otros destinos.

 

En Argentina se habilitó la semana pasada el certificado de vacunación en la aplicación móvil “Mi Argentina” y se comunicó a las embajadas y consulados del mundo.

 

Las vacunas COVID-19 que, por ahora, están aprobadas por la OMS, son:

Pfizer/Biontech
AstraZeneca (de todos los países con plantas de fabricación, como la India)
Johnson & Johnson (Janssen)
Moderna
Sinopharm
Sinovac

¿Qué pasa con los vacunados con Sputnik V?

Estados Unidos anunció hace pocos días que volverá a recibir turistas de alrededor de 30 países, entre ellos China, Brasil y varias naciones europeas.

 

El requisito es tener el esquema de vacunación completo con cualquiera de las fórmulas aprobadas por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC) y/o la OMS.

 

Es decir que, por ejemplo, se puede ingresar con las dos dosis de AstraZeneca que no tiene la autorización de los CDC, pero sí de la OMS.

 

Sin embargo, la entrada estará vetada para los inoculados con Sputnik V a partir de noviembre.

 

Por otro lado, la Unión Europea (UE) solo permite el ingreso de quienes se hayan inmunizado con las inyecciones aprobadas por la EMA. En este caso queda excluida Sputnik V y Sinopharm, la vacuna más aplicada hoy en Argentina.

 

Con todo, el caso europeo tiene sus excepciones, porque cada país miembro del bloque de la UE puede tomar sus propias decisiones. Tanto España, Austria, Chipre, Grecia, Hungría, Islandia, Suecia y Malta aceptan a los vacunados con fórmulas aprobadas por la OMS, que sí incluye a Sinopharm.

 

En este caso, el mayor inconveniente sería el traslado entre países europeos.

 

Posiblemente en los próximos meses Estados Unidos y la Unión Europea flexibilicen las normativas permitiendo que ingresen vacunados con una segunda o tercera dosis de ARNm (Moderna o Pfizer). Resta esperar qué pasará con la tendencia global hacia las dosis de refuerzo y la relación de Rusia con la OMS.