VACUNA RUSA
¿Sí o no? Ginés dice ahora que no obligarán a vacunarse

¿Sí o no? Ginés dice ahora que no obligarán a vacunarse
04/11/2020 |

"No vamos a llevar a nadie por la fuerza para que se vacune, vamos a convencer a la población de la importancia de inmunizarse", aseguró el ministro de Salud, Ginés González García, tras rechazar nuevamente las críticas por la compra de vacunas contra el coronavirus a Rusia, y asegurar que no forzarán a nadie a que se la aplique.

 Poco antes, el ministro bonaerense Carlos Bianco había salido a aclarar también que sería "voluntaria y bajo consentimiento". Sin embargo, dos importantes colaboradores del ministro se expresaron en un sentido completamente diferente.

 

El ministro de Salud, Ginés González García, volvió a rechazar las críticas por la compra de vacunas contra el coronavirus a Rusia, y aseguró que no forzarán a nadie a que se la aplique.

"No vamos a llevar a nadie por la fuerza para que se vacune, vamos a convencer, a trabajar", aseguró el funcionario.

Ayer, el presidente Alberto Fernández se reunió en la Casa Rosada con el ministro de Salud con el objetivo de "diagramar el proceso de vacunación", luego del anuncio de la adquisición de la vacuna rusa Sputnik V contra el coronavirus.

 

La reunión se hizo un día después de que el Gobierno nacional anunciara la compra de 25 millones de dosis de la vacuna rusa Sputnik V y cuando restan 5 días para que venza la última prórroga del aislamiento social, preventivo y obligatorio (ASPO) dispuesto hasta el 8 de noviembre.

El jefe de Estado ya había adelantado que hoy se reuniría con González García para "diagramar el proceso de vacunación".

"Solo pensar que estamos pensando cómo vamos a vacunar a los argentinos es algo que nos alienta", dijo hoy al participar de un acto en Avellaneda en el que realizó una enérgica defensa de la decisión de comprar la vacuna, cuyas primeras 10 millones de dosis arribarán al país en diciembre.

"No le preguntamos a nadie qué ideología tiene la vacuna, lo que preguntamos es si salva vidas de argentinos y si salva vidas la compramos", dijo, apuntó a quienes "hablan con tanta liviandad", y aseguró que "lo único que importa es ponerle fin a la pesadilla de la pandemia".

González García dijo a la Red Argentina de Periodistas Científicos que las negociaciones con los laboratorios que se encuentran desarrollando vacunas contra el Covid-19 "siempre fueron priorizando la transferencia de tecnología".

El ministro explicó que así lo acordaron "con el laboratorio AstraZeneca", haciendo hincapié "en cuando creen que tendrán la vacuna disponible, cuantas vacunas podrán proveer y a que precio".

"Nosotros queremos masificar de entrada la vacunación y de manera temprana con el objetivo de bajar la circulación y la mortalidad", aseguró González García, en la estrategia que incluye la participación en el mecanismo COVAX de la Organización Mundial de la Salud para el acceso equitativo a estos insumos.

El funcionario informó que se pagaron "por nueve millones de vacunas a través de COVAX que tendríamos disponibles en el mes de febrero".

"Será un mix de vacunas, porque ningún productor tendrá la capacidad de producir todas las vacunas necesarias y, como aún no sabemos cuáles van a ser aprobadas, tenemos que asegurarnos distintas opciones para no quedarnos con alguna incapacidad vinculada a la demora de aprobación", aseguró el ministro.

Antes, Carla Vizzotti, secretaria de Acceso a la Salud, había dicho que sí será obligatoria y que de acuerdo al plan que están diseñando, los grupos de riesgo serán los primeros en recibir la dosis con la medicación. Se trata de la número dos de la cartera de Salud de la Nación y la funcionaria que viajó secretamente la semana pasada hasta Moscú para avanzar en la adquisición de las 25 millones de dosis de la vacuna rusa.

"Nosotros tenemos un marco legal en la Argentina que es la Ley de Vacunas que dice que la vacunación es gratuita porque es un signo de equidad y porque el Estado Nacional provee las vacunas para que la población acceda independientemente de su posibilidad de pagarlo, y es obligatoria porque es un bien social que está por sobre el beneficio individual. Si yo decido no vacunarme puedo enfermarme yo y también propagar una enfermedad con una capacidad de transmisión altísima", dijo Vizzotti a 'Futurock'.

Al respecto, la número dos del Ministerio de Salud, trató de explicar el significado de "obligatorio" para aquellos que tienen incertidumbre o algún cuestionamiento a este plan de vacunación contra el COVID-19. "Cuando uno dice obligatoria la vacuna suena un poco agresivo o violento y gente que tiene alguna duda en relación a todo lo que escucha y a una situación de incertidumbre que nunca sucedió en relación a la producción y provisión de vacunas, pueda sentirse amenazada. Nuestro camino es la información, construir confianza y que la población adhiera. En la Argentina, la mayoría de la población adhiere a las vacunas y se vacunaría con las vacunas contra el coronavirus", indicó.

Por eso Vizzotti explicó que "no es lo mismo que no quieras ponerte la vacuna o que prefieras esperar un tiempo, que sea un 5% de la población, a que no se quiera vacunar nadie". "La expectativa y la información que vamos teniendo en todas las provincias es altísima. Y como siempre pasa los que nos vamos a vacunar vamos a proteger de forma indirecta a los que decidan no vacunarse y trabajaremos fuertemente para que se vacunen los que no tengan acceso. Las vacunas funcionan porque son solidarias", indicó.

En esa misma dirección se pronunció Lisandro Bonelli, jefe de Gabinete del Ministerio de Salud de la Nación, quien en diálogo con 'Radio Nacional', ratificó la obligatoriedad de la vacuna anti-coronavirus. "Será obligatoria y gratuita para toda la población", expresó el funcionario y agregó que primero se la darán los grupos de riesgo como adultos mayores de 65 años, las personas que tengan enfermedades y el personal de salud y armada. Por otra parte, Bonelli se refirió a quienes tienen desconfianza sobre la vacuna de Rusia y declaró: "Son grupos minoritarios de la oposición y de un sector del periodismo que trata de sacar una ventaja política frente a cada acción del Gobierno".

"Que la gente se quede tranquila, todas las vacunas que comprará el Estado argentino serán las que hayan cumplido con los requisitos y procedimientos legales que establece la legislación nacional e internacional", aseguró Bonelli.