Datos Del Indec

Por efecto de la cuarentena, la actividad económica cayó 11,5% en marzo

<p>Por efecto de la cuarentena, la actividad económica cayó 11,5% en marzo</p>
20/05/2020 |

Con solo 10 días de parálisis la baja fue la más marcada desde 2009. La pérdida con respecto a febrero fue de 9,8%.

 

La actividad económica se desplomó 11,5% en marzo, mes en el que comenzó la cuarentena obligatoria por la pandemia del coronavirus​. Solo diez días de parálisis bastaron para llevar el registro al peor derrumbe desde mayo de 2009, cuando el conflicto con el campo y la gripe A hundieron al índice con una merma de 13,9%.

 

 

​

 

Según informó este miércoles el Indec, con relación a febrero, la caída del Estimador Mensual de Actividad Económica (EMAE) fue del 9,8%. Y en el primer trimestre el indicador acumuló una contracción interanual del 5,4%.

 

 

"Catorce de los quince sectores de actividad mostraron caídas en marzo en la comparación interanual", destacó el INDEC.

De acuerdo al informe oficial, los de mayor incidencia negativa fueron la industria manufacturera (-15,5% interanual) y la construcción (-46,5%), "que explican en conjunto un tercio de la retracción del nivel general". También cayeron con fuerza la pesca (-48,6%) y hoteles y restaurantes (-30,8%).

 

El único sector que mostró un avance respecto a marzo de 2019 fue el de los servicios de electricidad, gas y agua, que tuvo una mejora del 6,7%.

Para abril se espera una caída aún mayor a la de marzo, ya que se sentirá el impacto de lleno del aislamiento obligatorio. En cambio, el desplome encontraría su freno en mayo, gracias a las actividades que volvieron a funcionar con la flexibilización de la cuarentena.

 

 

“Todo indica que los cuarenta días comprendidos entre el 20 de marzo y fines de abril fueron el piso de la actividad económica y que en mayo gradualmente la producción se está reactivando. Diversos indicadores van en esa dirección”, señala un informe presentado por el Centro de Estudios para la Producción.

Con el desplome interanual registrada en marzo, la actividad económica acumuló ocho meses en retroceso, tras el leve avance del 0,4% verificado en julio de 2019.

El producto bruto de Argentina cayó un 2,2% en 2019 y sumó así dos años consecutivos de retracción en este indicador que en 2018 ya había registrado una baja del 2,5%. Para este año, el gobierno estima una contracción en torno al 5%. Pero las consultoras privadas manejan números peores. Ayer Goldman Sachs difundió a sus proyecciones para Argentina y marcó un derrumbe de 8,5%. Para la consultora CERX, dirigida por la economista Victoria Giarrizzo, la pérdida será del 10,5%, lo que la llevara a "una recesión tan o más profunda que la de 2002".

Desde el IARAF Nadín Argañaraz marca que con este retroceso de marzo el PBI retrocedió ql nivel que tenía en abril de 2007. Con la caída esperada para abril "se volvería incluso más atrás en términos de actividad económica. Es posible una recuperación rápida al salir de la cuarentena si el tema deuda se soluciona, es clave que el piso se encuentre rápido para que la recuperación sea lo más rápida posible. En este sentido, difícilmente haya recuperación en “V” y es esperable que recién en 2022 se logre recomponer el nivel de actividad previo a la pandemia."

 

El impacto también se sintió fuerte en el frente fiscal. A nivel nacional, la recaudación de la primera quincena de mayo, relevada por el Monitor IARAF mostró una caída real -descontando el efecto de la inflación- del 33%. Tuvieron fuerte incidencia las mermas en la recaudación de IVA (-23% real interanual) y Ganancias (-47% real interanual), que son los tributos de más peso entre los relevados.

Con la cuarentena "también se observa un aumento considerable del gasto público destinado a contener los efectos de la pandemia en los ingresos de la población. El resultado final es una ampliación de la brecha fiscal, que está resultando en un incremento del déficit primario y en una mayor emisión del BCRA para financiar al fisco".