Política

La Cooperativa montecasereña la más exportadora de Corrientes exportó 22 toneladas de mandarinas 

<p>La Cooperativa montecasereña la más exportadora de Corrientes exportó 22 toneladas de mandarinas </p>
02/07/2019 |

La Cooperativa San Francisco, de Monte Caseros, concretó recientemente una exportación de mandarinas con destino a Filipinas, venta que por primera vez se realiza con trazabilidad en planta, con la participación de los organismos de Aduana, el Senasa y la AFIP. "Es un primer embarque y por eso es significativo", expresó Miguel Robasco, presidente de la entidad. la cooeprativa viene comercializando al mundo desde el 2017 hacia Europa, Asia y Medio Oriente. 


La operatoria fue destacada ayer a través de la red social Twitter por el secretario de Agricultura de la Nación, Luis Etchevehere.


Este primer embarque con destino al país del sur asiático consistió en 22 toneladas de mandarinas, que fueron empacadas bajos las normativas exigentes para exportación, y esta vez con el funcionamiento de la aduana en origen. Aunque ya se hicieron otras exportaciones a Filipinas, esta fue la primera vez que se realizó una operatoria de estas características que integra a los organismos de control y agiliza y unifica los trámites exportables.


“En Monte Caseros junto a @SenasaAR realizamos la certificación de una planta de empaque que por primera vez va a exportar más de 22 toneladas de mandarinas de #Corrientes a #Filipinas”, destacó Etchevehere. “Más competitividad y oportunidades para nuestras economías regionales”, reflexionó a través de su cuenta @lmetchevehere. ‏


El presidente de la Cooperativa San Francisco valoró la importancia de este sistema que unifica y simplifica los trámites, y en planta. “En realidad, desde diciembre empezamos a tener aduana en planta, y a partir de ahí comenzamos a hacer exportaciones de jugos concentrados y después fruta fresca”, explicó.

Miguel Rosbaco sí reconoció que el del jueves fue “el primer embarque a Filipinas, que lleva todo un proceso de certificación del Senasa”, ya que los anteriores no contaban con esa operatoria por parte del ente sanitario, y por lo que este “es el primero con trazabilidad en planta. “La experiencia fue buena y siempre tratando de que salga lo mejor posible” porque estuvieron los organismos de control juntos, y “cada uno hace su inspección antes de que la carga vaya a destino”.

La cooperativa se encuentra ubicada sobre la ruta provincial Nº 33, en el lugar llamado Colonia San Francisco, departamento Monte Caseros, que continúa trabajando en el fortalecimiento y desarrollo. “La cooperativa está exportando jugos concentrados a Holanda y frutas frescas a Filipinas, Indonesia”, cerró Rosbaco, luego de este histórico suceso.

Desde Mte Caseros una Cooperativa citrícola llega al sur de Asia (2017)

Para poder exportar sin intermediarios, un grupo de productores le buscó la vuelta al negocio. El emprendimiento fue un éxito total y ahora hasta envían al exterior productos con mayor valor agregado.

El mercado internacional de cítricos requiere cada año más competitividad y los países compradores multiplican sus exigencias en materia de calidad, característica que Argentina logró superar con comodidad, a punto tal que hoy es considerado en el mundo el octavo país proveedor de estos frutos a contra estación.

Sin embargo, el sistema de agronegocios de los citrus -naranjas y mandarinas- se caracterizó por poseer una baja capacidad para crear y capturar valor. A ello se le sumó la existencia de una gran cantidad de agentes de intermediación, que solían deprimir el precio de la producción, que termina restringiendo la competitividad.
Hasta 2002 toda la fruta que salía de Corrientes era exportada por empresas de Entre Ríos o de Buenos Aires, porque en la provincia no había ninguna firma dedicada al empaque para exportar de acuerdo a las normas internacionales.

Esta situación motivó a un grupo de productores del Departamento de Monte Caseros, Corrientes a integrarse en la Cooperativa Colonia San Francisco Limitada (Cosanfra), que les permitió modificar el sistema de comercialización y destinar toda su producción a la exportación. Europa, Asia y Medio Oriente son sus principales compradores, con una facturación que oscila entre 1,5 y 2 millones de dólares al año, dependiendo de la producción. A su vez incorporaron la elaboración de esencias, aceites y jugos concentrados.

La mayoría de los productores que integran la cooperativa son pequeños y poseen en promedio una superficie de unas 30 hectáreas por finca. Sumando aquellos que operan con la entidad sin ser socios, totalizan unas2.000 hectáreas citrícolas.

Así es que el cambio de paradigma permitió a los socios y los productores que tienen relación con la Coosafra, percibir mejores precios por su producción.

Los integrantes de la Cooperativa todos los años designan aún par de consejeros para asistir a la feria internacional de Alemania "Fruit Logistica", que se realiza en febrero de cada año.

La presencia de la Cooperativa en esa feria internacional posibilito para sus productores la posibilidad de llegar a nuevos mercados, aunque hasta 2010 los únicos destinos de las frutas correntinas eran Europa, Rusia y Canadá: "Allí teníamos la mayoría de nuestros clientes aunque después alcanzamos los mercados asiáticos, luego de participar en una muestra similar a la alemana que cada año se realiza en Hong Kong", cuenta Nicolás Carlino, secretario de la cooperativa.

Las exportaciones de la cooperativa totalizan 400.000 cajas de mandarinas de 10 kilos cada una, por año. En el caso de las naranjas el mercadoestá paralizado, porque los precios de los países competidores dejan a Argentina afuera. A su vez, el 50% de la producción de mandarinas queda en el mercado interno, de los cuales el 25% va a consumo de fresco y el resto va a la industria que hoy en Corrientes está en manos de la Cooperativa.

Respecto de las naranjas, los socios abastecen al mercado interno por cuenta propia. "La comercialización de frutas de nuestros productores, que se hacía desde las quintas, estaba sujeta a las compras a través de terceros que venían de otras zonas. El negocio de exportación lo hacían las grandes empresas o jugadores que ya estaban en el mercado. Venían, pagaban los precios y ponían los plazos que querían, siempre en detrimento del productor", narra Carlino.

Frente a ese escenario, un grupo de socios que pertenecían a la cooperativa Guará, proveedora de energía a la zona, decidió impulsar un cambio de paradigma, a partir de la creación de una nueva entidad concentrada en la transformación y la comercialización agropecuaria de la parte citrícola de la Provincia, a través de la Cooperativa San Francisco.

La cooperativa se constituyó en 2002 con un grupo de 25 socios, algunos se retiraron y otros siguen. Lo cierto es que los 16 socios que forman parte de esta entidad de servicios para el productor, le dieron una gran dinámica que la llevó a posicionarse como un referente en los mercados internacionales.

"Cuando se creó la cooperativa, se decidió encarar la actividad en forma integral y ver todos los aspectos que hacen a la producción de frutas. Para eso se trabajó en forma conjunta con charlas, capacitaciones sobre producción y aspectos financieros. Se iniciaron también acciones con el INTA, el Senasa, el CFI (Consejo Federal de Inversiones), con el Mercado Central, los ministerios de Producción de la Provincia y de Nación. Todos los actores hicieron algo para que el proyecto pueda funcionar", recuerda Carlino.

Una de las primeras consignas de la Cooperativa fue la construcción de un galpón de empaque, equipado con tecnología de última generación para acondicionar la producción de cítricos a las demandas internacionales. Su construcción se financió con el aporte de los socios. La empacadora de esta cooperativa fue la primera que se creó en Corrientes.

Al mismo tiempo, con el aporte de los socios y financiamiento proveniente de créditos se logró armar toda la infraestructura y la incorporación de las maquinarias para poner en marcha la planta de empaque. La primera exportación se realizó en 2005, pero esa producción fue envasada por el sistema de fasón. En 2006 se iniciaron las exportaciones desde la cooperativa con maquinarias propias y habilitadas.

El nuevo escalón se concretó a partir de 2015 con una inversión de 2 millones de dólares para la adquisición de maquinarias nacionales destinadas a la industrialización y producción de jugos de naranja, mandarinas, pomelo y limones, además de la elaboración de esencias frutales. Esa producción se destina a la exportación y al mercado interno.

En 2016 la cooperativa proceso unas 30.000 toneladas de frutas para obtener 2.500 toneladas de jugo concentrado.

Además tienen firmado convenios de colaboración con dos cooperativas de Monte Caseros, que son agropecuarias y de proveedoras de energía eléctrica. Se trata de las cooperativas Aguarás y Cooperativa Agropecuaria y de Electricidad Monte Caseros Limitada, que cobijan a 450 productores que reciben un tratamiento diferenciado a la hora facturar porque entregan su mercadería y a la semana pasan a retirar su cheque.

"Nuestra Cooperativa está en el corazón productivo de Corrientes y las otras dos, una está al norte y la otra al sur de la provincia a una distancia que no supera los 27 o 28 kilómetros, con lo cual cualquier productor carga la mercadería en el acoplado y la puede acercar a nuestra cooperativa. Esto cambio la matriz productiva de la región, porque antes el productor percibía cualquier precio, hoy cobra lo que realmente vale su producto", resume el productor.