Política

En "modo Presupuesto", el Congreso relega el resto de la agenda y se enfrían las reformas macristas

<p>En "modo Presupuesto", el Congreso relega el resto de la agenda y se enfrían las reformas macristas</p>
10/09/2018 |

La actividad en las comisiones es escasa y no habrá plenarios. La agenda retomaría su ritmo una vez que se lleve adelante la discusión presupuestaria.


Por Sebastian Albornos

La crisis cambiaria y la incertidumbre por el futuro económico impactaron no solo en los planes que tenía el Poder Ejecutivo, sino también en la agenda legislativa del Congreso.

A esta altura del año, el macrismo ya imaginaba que iba a tener aprobadas varias iniciativas relevantes como el Código Penal y la reforma laboral, de cara a lograr la reelección el año que viene.

Sin embargo, desde hace más de dos meses, la cámara de Diputados no sesiona y el Senado no se reúne en el recinto desde hace casi un mes, cuando introdujo cambios al proyecto de extinción de dominio.

Además, el debate sobre la legalización del aborto marcó un antes y un después en la coexistencia interna de Cambiemos y el radicalismo, así como su relación con el resto de los bloques. El 4 de julio fue la última reunión de la cámara baja, para aprobar las leyes “Justina” y “Brisa”, que arrojaron un manto de consenso.


Esta “siesta” podría continuar durante las próximas semanas si el gobierno no logra “domar” el precio del dólar y se profundiza la corrida bancaria. La agenda parlamentaria, por lo pronto, se circunscribe al avance de la negociación por la ley de presupuesto.


Walmart y Changomás, culpables: una mujer resbaló por un yogur y deberán pagarle $ 160.000
La oposición, en ese período, intentó frenar algunos decretos de necesidad y urgencia (DNU) sobre asignaciones familiares y eliminación del fondo sojero, pero no pudo hacerlo. Además, intenta reimpulsar leyes como la relativa al precio de los alquileres

Pese a los pedidos de algunos legisladores, lo más probable es que no haya una sesión hasta el tratamiento en el recinto del Presupuesto 2019, que el Poder Ejecutivo debe enviar al Congreso antes del 15 de septiembre.

La escalada súbita del dólar y el renovado acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) también preocupan al oficialismo porque pueden tumbar las negociaciones con el peronismo “dialoguista”. Además, ninguna de las partes quiere cargar con una derrota legislativa en este contexto.

Las provincias definen la estrategia legislativa

Al mismo tiempo, avanza el diálogo con las provincias para tratar de lograr consensos y minimizar los impactos del ajuste del plan que conduce al déficit cero para 2019.


Se cansó de tantos mensajes en WhatsApp y le hizo juicio al administrador del grupo
“Lo que se ha planteado es una transferencia gradual de algunas responsabilidades que estaban en la órbita nacional hacia las provincias, en el marco de un país federal en serio, como el que estamos construyendo, en el que las provincias reciben cada vez más recursos", dijo Frigerio tras una reunión con los gobernadores.

“Deben ser las provincias las que definan, con mayor autonomía y en un contexto de mayores recursos, cuáles son las mejores políticas en cada jurisdicción en temas como los subsidios al transporte urbano local, intrajurisdiccional, o la tarifa social”, agregó.

Con el objetivo de déficit cero anunciado por el presidente Macri para 2019, la Nación deberá equilibrar el gasto en 400.000 millones de pesos, ayudada con la suba a las retenciones a las exportaciones.

En el acuerdo se terminará de definir durante este fin de semana. Las provincias renunciarán a los aportes del Fondo Federal Solidario, o fondo sojero, y se harían cargo de los subsidios al transporte y los de la tarifa social eléctrica, subsidios de los que hasta el momento se hace cargo el gobierno nacional.

En contrapartida, ampliarían ingresos con una modificación del pacto fiscal firmado a comienzos de año con la Nación, no habría cambios en el impuesto a los bienes personales, que mantiene la reducción acordada durante el consenso fiscal y suspenderían la reducción de la alícuota del impuesto a los sellos.


Los equipos técnicos del Gobierno preparan un documento que será presentado a las Provincias para que lo evalúen. Luego, el martes por la mañana, Frigerio se reunirá en la Casa de Entre Ríos con los mandatarios peronistas para terminar de pulirlo.

Por la tarde, en la Casa Rosada, Macri recibiría a todos los gobernadores, donde se oficializará el pacto para alcanzar el déficit cero el año próximo. Por ley, el viernes de la semana que viene el proyecto llegará al Congreso.

Ese día, irá a exponer el ministro de Economía, Nicolás Dujovne, tras su regreso de Washington.

Por eso, una vez cerrado el acuerdo con los gobernadores, comenzará la etapa de negociación con el Frente Renovador del bonaerense Sergio Massa y el Bloque Justicialista del salteño Juan Pablo Kosiner. El ministro del Interior mantiene contacto directo con estos diputados y también recibió en su despacho a Eduardo "Bali" Bucca, exintendente de Bolívar y operador legislativo de Florencio Randazzo.

La intención del macrismo es que se debata el 26 de septiembre o el 3 de octubre, pero podría extenderse si no hay acuerdo con la mayoría de las provincias. Para algunos opositores, la Casa Rosada quiere prorrogar la ley este año atado a lo que suceda con el FMI. Todo dependerá del borrador que se presente y de las variables económicas de la semana próxima.