Política

Reforma tributaria para autos 0Km: los modelos que quedan exentos del impuesto pero que igual

<p>Reforma tributaria para autos 0Km: los modelos que quedan exentos del impuesto pero que igual</p>
06/11/2017 |

Además de los importados de alta gama, muchos modelos de marcas masivas fueron afectados por el tributo. Cuáles estarían beneficiados


Por Guillermina Fossati

La decisión del Gobierno de eliminar el impuesto interno a los autos 0Km era una de las medidas más esperadas por las terminales.

Decretado en 2014, lo que provocó una gran caída en ventas y un parate total en la industria, no hizo más que sumar costos a una producción automotriz que tributa un 54% de carga impositiva.

Las compañías venían reclamando cambios urgentes en este sentido. Finalmente, la decisión fue anunciada por el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, como parte de la reforma impositiva que se llevará a cabo en esta nueva etapa del Gobierno de Cambiemos.

Los autos que están alcanzados por el impuesto, en la actualidad, son aquellos que tienen un valor de fábrica de $380.000 a $800.000. A estos modelos, apenas salen de la línea de producción, se les aplica el tributo interno que es del 10% y que es el que está suprimiendo Hacienda.

Para el público, son los modelos que se ofrecen en los concesionarios a un valor que va desde los $530.000 hasta $1.100.000 aproximadamente.

Hay un segundo escalón, para los vehículos premium, con un precio que se encuentre por encima del monto máximo, donde el tributo que deben pagar es de 20%.

Pero este nivel no fue mencionado en la reforma y por el momento, la decisión abarcaría únicamente a la primera escala, que es la que más preocupa ya que alcanza a modelos de fabricación nacional y de la gama media.

La anulación del gravamen en ese primer escalón podría hacer suponer que todos los autos van a abaratarse. Sin embargo, en el sector advierten que, aun cuando se esté alivianando la "mochila tributaria", paradójicamente, puede haber vehículos que no sólo no bajarán sino que subirán de precio.

A la hora de analizar cómo impactarán finalmente los cambios en los valores de venta al público de los 0Km, se pueden establecer dos grupos:

1. Los modelos que hoy tributan ese 10% de impuesto interno, efectivamente podrán experimentar una baja de precios de entre $50.000 y $80.000.

En su mayoría, son autos del segmento grande, como Peugeot 508 o Ford Mondeo, y SUV medianas y grandes, como Ford Kuga o Chevrolet Trailblazer.

2. En un segundo grupo están los modelos que corrían el riesgo de caer en el gravamen pero las marcas, por una decisión comercial, mantienen desde hace meses "freezados" sus precios para que no pegaran un salto.

Así, las automotrices vienen resignando algo de rentabilidad pero ganan por el lado del volumen, dado que dejarlos entrar en el impuesto significaría tener que fijar valores que los compradores no estarían dispuestos a convalidar.

Son vehículos que están "contenidos" en el techo de los $530.000. En este grupo entrar mayormente los modelos tope de gama de los autos medianos, muchos de fabricación nacional, como Chevrolet Cruze LTZ más o Ford Focus Titanium. Lo mismo sucede con el Renault Fluence y Toyota Corolla.

"Si se concretan los cambios, lo que vamos a ver seguramente es que las marcas van a actualizar los precios de los modelos que estaban al filo del tributo. Algunos prácticamente no habían subido un peso en el año", asegura el directivo de una red de concesionarios líder.

Los 0Km que pueden bajar
Con las nuevas reglas de juego, y la eliminación del tributo, se espera que las automotrices, especialmente las masivas, empiecen a corregir los valores de muchos de sus modelos.

En el caso de Citroën, los vehículos alcanzados por el impuesto son el C4 Picasso y Grand C4 Picasso.

El C4 Picasso se ofrece en cuatro versiones, con precios que van desde los $602.000 hasta los $692.000.

Según pudo saber iProfesional, en un escenario sin el gravamen, se estudian aplicar rebajas que irían de los $44.000 hasta $50.650. Es decir, se podría acceder al monovolumen a partir de los casi $558.000.

En el caso del Grand C4 Picasso, los valores de venta al público van desde $707.500 hasta $820.000. La carga extra que sufren por el tributo va desde los $51.800 hasta 60.000 pesos.

La reducción impositiva permitirá comprar el modelo de entrada de gama de este monovolumen para 7 pasajeros desde los $655.000.

Pero así como varios modelos bajarían, también podría haber movimientos en el sentido contrario: por ejemplo, la versión Shine 2018 del C4 Lounge, la versión más equipada de esta línea, con caja automática de 6 marchas, tendrá vía libre para desprenderse del escuadrón de versiones de esta gama (son siete en total).

En otras palabras, su precio -que actualmente es de $520.500 pesos- podría ir ajustándose al alza para recuperar los niveles de rentabilidad que la marca fue resignando en los últimos meses para no caer en el gravamen.

 

Otra marca que analizará el futuro de tres modelos es Ford. El Kuga, Smax y Mondeo están alcanzados por el tributo, con los siguientes valores:

-En el caso del Mondeo son dos versiones a $671.700 y $809.800. En promedio, la baja de estos modelos podría ser de $50.000.

- El Kuga, con valores desde u$s40.500 hasta u$s55.500, también tendría que aplicar una rebaja ya que están las tres versiones contempladas en la misma escala.

-Por último el SMax, en dos versiones, también podría experimentar una reducción.

Como contrapartira, la versión que podría moverse en sentido contrario es el Focus en su opción tope de gama, que mantiene su precio frenado en los $521.000.

 

 

Con la eliminación del impuesto, no se descarta una actualización que lo alejaría de su "primo hermano" más chico, que es el Fiesta.

En Chevrolet, son dos los modelos afectados:

- Captiva, el SUV mediano, con precios que van desde los $542.00 hasta $933.000 (quedan en la primer escala del impuesto).