SAN LUIS

Obispo llamó a combatir las drogas

<p>Obispo llamó a combatir las drogas</p>
08/05/2017 |

El Arzobispo presidió una misa en la Escuela Normal. Felicitó a la comunidad por trabajar unidos y los instó a preservar ese mismo espíritu para enfrentar otras emergencias de la vida cotidiana que también son graves, como el avance de las adicciones.

 

En San Luis, aún hay decenas de familias que permanecen en los centros de evacuados y otras tantas en la casa de familiares. Ayer, hubo una misa especial que ofició el arzobispo de Corrientes, Andrés Stanovnik, quien tras felicitar el espíritu solidario de la comunidad para enfrentar la inundación, los exhortó a preservarlo cuando bajen las aguas. Eso no sólo permitirá que la asistencia a los damnificados continúe aun cuando vuelvan a sus casas, sino que además, les permitirá luchar contra otras emergencias, entre ellas, las adicciones a las drogas.
Afectados por la inundación que están albergados en la Escuela Normal “Martín Miguel de Güemes”, autoridades comunales, representantes de entidades locales y feligreses en general liderados por el padre Epifanio Barrios participaron ayer de la celebración que estuvo a cargo del Obispo.
Al iniciar su homilía y tras recordar que se celebraba el día de las vocaciones, según pudo saber El Litoral, Stanovnik comentó que la misa se realizaba en el colegio porque el templo se convirtió en un “depósito de alimentos y otros elementos”.
En este punto acotó “en realidad, la iglesia es un depósito de alimentos no sólo en una emergencia extraordinaria sino también en una emergencia ordinaria”, es decir aquellas que vivimos en la vida cotidiana.
Diferentes circunstancias adversas en las que recordó que “recurrimos al templo para reunirnos y alimentarnos de la Palabra de Dios. Allí está el depósito, entre comillas, de la Palabra de Dios, que es un verdadero alimento para la vida del creyente”, acentuó.

Felicitaciones
Luego, continuó también en referencia al edificio religioso: “Qué bueno es que ese espacio haya sido ocupado en esta emergencia para socorrer las necesidades vitales”. Al mismo tiempo remarcó “quisiera felicitar, pero en primer lugar reconocer, la extraordinaria actividad que están llevando a cabo desde la comunidad de San Luis del Palmar para socorrer esta extraordinaria y grave emergencia sobre todo a través del COE, Comité de Emergencia. Felicitaciones porque está conformado por todas las fuerzas, incluidos los organismos del Estado”.
Y en este punto, hizo hincapié en que “vieron cómo ante una prueba, somos capaces de responder generosamente, entregando nuestro tiempo, nuestras capacidades, horas sin dormir, realizar un gran esfuerzo, en muchos casos hasta el extremo, corriendo riesgos”.“¡Somos capaces!”, subrayó.
Tras lo cual advirtió “pero no lo tenemos que tener en cuenta sólo en el momento de una emergencia extraordinaria”, sino también en otras “emergencias en la vida ordinaria”.
Por eso, consideró que sería bueno que una vez que bajen las aguas, “no volvamos a la vida normal como si nada hubiera pasado”. Con respecto a esto se refirió a dos cuestiones. Por un lado, a la necesidad de seguir ayudando a las familias afectadas cuando estas regresan a sus casas y deben afrontar muchas pérdidas. Y por el otro, a la importancia de “preguntarnos cuáles son las emergencias graves que vivimos ordinariamente en nuestra comunidad, no sólo en San Luis del Palmar, sino también en nuestros pueblos, nuestra Provincia, en nuestra Patria”.
“Ustedes mostraron la capacidad para ponerse de acuerdo y poder caminar juntos más allá de las diferencias políticas, religiosas, de lecturas de la historia. Vieron, ante la emergencia fueron capaces de ponerse de acuerdo. Ojalá seamos capaces de ponernos de acuerdo también en las emergencias ordinarias”, aseveró Stanovnik. Para ello, expresó que para lograr esa unidad, es necesaria una verdadera reconciliación (Ver recuadro).

Ejemplo
“Gracias queridos sanluiseños por este ejemplo de solidaridad realmente extraordinaria, eso muestra el nivel de compromiso humano, cristiano que realmente existe en el corazón de muchos de ustedes”, continuó el Arzobispo. Por eso, aseveró “se pudo salir a enfrentar esta adversidad”. Tras lo cual insistió en que “preguntémonos cuáles son las emergencias ordinarias que vivimos” porque “si pudimos enfrentar esta extraordinaria que exigió conductas realmente heróicas, voluntarias, díganme sino podemos enfrentar otras emergencias graves que tenemos, como por ejemplo las drogas”.

Afectados
“¿Ustedes saben cuántas familias no sólo de aquí, sino también de los parajes, de los pueblos del interior, de toda la provincia que viven con el drama de que sus chicos son adictos?”, preguntó el Obispo, quien agregó “son víctimas de victimarios que trafican con ellos”.
Pero ratificó “nosotros podemos enfrentar esa emergencia. Pero exige la solidaridad de todos”.
“Si pudimos coordinar esfuerzos para enfrentar esta adversidad, cómo no vamos a poder enfrentar también otras”, reiteró ante la feligresía.

Obras
Luego, también se refirió a la importancia de no repetir lo que sucedió tras la inundación de 1998. Por ello, exhortó nuevamente a mantener la unidad y trabajar para que se ejecuten las obras que sean necesarias, entonces “cuando se producen estas precipitaciones extraordinarias”, el agua se escurre a través de sus cursos naturales.
Así, con felicitaciones y pedidos especiales para trabajar unidos aún cuando bajen las aguas, Stanovnik, desde San Luis, presidió una oración especial por todos los correntinos afectados por la inundación.

 

El dato

En San Luis del Palmar llegaron a funcionar 13 centros de evacuados debido a la gran cantidad de afectados por la inundación.