CFK EN RÍO GALLEGOS

La mentira

<p>La mentira</p>
27/04/2017 |

De acuerdo a Joaquín Morales Solá, Cristina Fernández de Kirchner es quien realmente gestiona Santa Cruz. 

Cuando hoy ingrese al edificio del ex Banade el ministro de Hacienda de Santa Cruz, Juan Donnini, para negociar una salida a la crisis financiera provincial, ¿representa a Alicia Kirchner, la gobernadora, o a su cuñada exPresidente de la Nación? El interrogante rondó la Redacción luego de la lectura de la siguiente nota:

La primera acepción de la palabra “mentira”, según dice: Expresión o manifestación contraria a lo que se sabe, se piensa o se siente; y la segunda “cosa que no es verdad”.

La cuestión de la mentira tiene que ver con la sofistica que vendría a ser su sustento filosófico. Jacques Maritain dijo que la sofistica es una actitud viciosa del espíritu y consiste en razonar o argumentar falsamente con apariencia de verdad. La sofistica es una suerte de malabarismo de varias verdades que separadas de su realidad pierden su significado o de verdades parciales.

 

Recientemente Kristina con relación a los hechos ocurridos en Santa Cruz mintió con descaro.

1ro., cuando dijo que en la residencia de la gobernadora estaba sola, con Alicia Kirchner y su nieta de 18 meses, ya que ella como la gobernadora deben tener custodia y si hubiera dado la casualidad que no estaban ni una ni la otra, debió haber denunciado esa omisión, porque se trataría de un hecho de gravedad republicana. No tengo duda mintió para victimizarse.

Si fue cierto que no hubo custodia, no explica porqué toleró esa situación, miente por omisión y si había realmente custodia, miente por acción por vocación.

2do., se conoció por internet el uso de imágenes capturadas de periodistas conocidos participantes de distintos programas de televisión y en un contexto totalmente diferente, con zócalos adulterados y que llamó “cadena nacional de la mentira”.

Esta forma de mentir diría que ya ingresa al campo de la patología, porque ya no se trata simplemente de mentir que no es ni más ni menos que decir lo contrario a lo que se sabe o cree, sino de armar una mentira relacionando mentiras con verdades parciales, para crear una verdad virtual o de conveniencia. Una verdadera ingeniería de la mentira armada y diseñada por una verdadera asociación ilícita de expertos en el mentir.

Es una suerte de misoginia a la verdad, de adicción o dependencia de la sofistica o, más simple, la mentira viene a ser su paco intelectual, por lo nocivo que es para ella y para los que la escuchan. El paco es una droga de bajo costo elaborada con residuos de cocaína procesada con ácido sulfúrico y querosene. Las mentiras de Kristina son elaboradas con los peores vicios de la gente y procesados con el acido de sus sentimientos y el combustible de su odio y envidia.

Por eso Kristina tiene adictos, ni siquiera militantes… y los que tiene comienzan a asistir a “kristinos anónimos” para intentar recuperarse.