Política

Narcotráfico: Una reunión que dejó preocupados a varios

<p>Narcotráfico: Una reunión que dejó preocupados a varios</p>
03/04/2017 |

La ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, en el marco del 1er Congreso sobre Narcotráfico y Precursores Químicos mantuvo una reunión a solas con los jueces federales de Paraná, Leandro Ríos y Concepción del Uruguay, Pablo Seró, para exponerles cuál es la idea que promueve el gobierno nacional para combatir el narcotráfico y el narcomenudeo en forma articulada con las fuerzas provinciales.

Pero fuentes cercanas a la ministra revelaron que además la funcionaria les habría brindado información muy reservada acerca de lo que realmente estaría ocurriendo con las bandas narcos que operan en esta provincia.

 

PARANÁ. La ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich participó el viernes 31/03 del 1er Congreso de Lucha sobre Narcotráfico y Precursores Químicos que se realizó en la ciudad capital de Entre Ríos y del cual también participaron la viceprÁ.esidente Gabriela Michetti, el gobernador Gustavo Bordet, otros funcionarios nacionales y provinciales y los jueces federales con asiento en esta provincia.

Fue con esos jueces, Leandro Ríos, a cargo del Juzgado Federal de Paraná y Pablo Seró, a cargo del de Concepción del Uruguay, que la ministra Bullrich mantuvo una reunión reservada de la que también participó el jefe de Gabinete del Ministerio de Seguridad, Pablo Nocetti. El motivo de dicho encuentro habría sido para poner en conocimiento de los magistrados federales los planes que el gobierno nacional y la cartera de Bullrich tienen para combatir el narcotráfico en forma articulada con las fuerzas provinciales.

Hay que recordar que ambos jueces fueron quienes en el año 2014 declararon la inconstitucionalidad de la denominada Ley de Narcomenudeo que había impulsado el ex gobernador Sergio Urribarri, lo que provocó un serio enfrentamiento entre el ex mandatario, integrantes de la justicia provincial adicta a Urribarri y los jueces federales que mantuvieron firmemente su postura.

Ambos jueces han tenido una importante tarea en los últimos meses debido a la proliferación de importantes bandas de narcotraficantes a lo largo y ancho de la provincia, algunas de las cuales han sido desbaratadas en semanas anteriores. El juez Ríos ha tenido un protagonismo mayor ya que a él le ha correspondido tomar decisiones en el marco de causas donde estaban implicados personajes con una fuerte vinculación política, tal como se ha conocido en las últimas semanas. A Ríos no le ha temblado el pulso y ha enviado a la cárcel a varios pesos pesados del mundo del narcotráfico provincial.

Pero el motivo principal de la reunión de la ministra Bullrich con los magistrados, no solo habría sido para ponerlos en conocimiento de los planes del gobierno en la materia, sino además para brindarles cierta información, que según fuentes muy cercanas a la ministra, estaría relacionada con la verdadera situación que existiría en la provincia con el narcotráfico y sus lazos con distintos sectores de la sociedad.

Lo que demostró que lo que la ministra tenía para informar a los jueces federales era sumamente importante, es que no se permitió el acceso de persona alguna al sector de la confitería del hotel donde se llevó a cabo la reunión.

A la tarde cuando finalizó el Congreso de Lucha contra el Narcotráfico y Precursores Químicos, de lo único que se hablaba era de esa extraña reunión y acerca de la preocupación que la misma había causado en algunos funcionarios provinciales y municipales que pocas horas antes habían participado en el Congreso.