Policiales

La localidad de Ita­tí co­mo uno de los por­ta­les de in­gre­so de dro­ga al país

<p>La localidad de Ita­tí co­mo uno de los por­ta­les de in­gre­so de dro­ga al país</p>
04/05/2016 |

En la noche del lunes un informe de Telenoche reflejó la situación de contrabando en Itatí. El jefe comunal del pueblo, Roger Terán, dijo haber recibido amenazas de muerte por exponerse a los medios de comunicación. El juez federal Soto Dávila señaló que “estamos en un pico de crecimiento de ingreso de marihuana”. En lo que va del año, decomisaron unas 10 toneladas de estupefaciente.

 

 

Los me­dios pe­rio­dís­ti­cos na­cio­na­les co­mo el dia­rio La Na­ción, pri­me­ro, y el ca­nal de no­ti­cias TN des­pués, se­ña­la­ron a la lo­ca­li­dad co­rren­ti­na de Ita­tí co­mo uno de los por­ta­les de in­gre­so de dro­ga al pa­ís.
En su edi­ción di­gi­tal, del 10 de abril pa­sa­do, La Na­ción ti­tu­ló “I­ta­tí: la gran puer­ta de en­tra­da de la ma­ri­hua­na en Ar­gen­ti­na” y re­fle­jó có­mo y cuán­to co­bran las mu­las pa­ra el con­tra­ban­do del es­tu­pe­fa­cien­te, ade­más de mos­trar en imá­ge­nes y con tes­ti­mo­nios el tra­ba­jo de Pre­fec­tu­ra y Gen­dar­me­ría pa­ra lu­char con­tra los nar­cos.
En su opor­tu­ni­dad, el pe­rio­dis­ta Ga­briel Di Ni­co­la es­cri­bió: “Es un se­cre­to a vo­ces. To­dos en es­ta ciu­dad (I­ta­tí) sa­ben que de no­che o de ma­dru­ga­da lle­gan a la cos­ta, des­de Pa­ra­guay por el río Pa­ra­ná, mi­les de ki­los de dro­ga que si no son se­cues­tra­dos por las fuer­zas fe­de­ra­les de se­gu­ri­dad ter­mi­nan en Bue­nos Ai­res pa­ra abas­te­cer el mer­ca­do in­ter­no o en Chi­le, don­de se lle­gan a pa­gar 2.000 dó­la­res el ki­lo”.
Re­sal­tó en una par­te de su in­for­me que “lo más pre­o­cu­pan­te es que las ban­das de nar­co­tra­fi­can­tes co­men­za­ron a cap­tar ado­les­cen­tes, a los que le pa­gan en­tre 200 y 300 pe­sos por dí­a, pa­ra que ha­gan las ve­ces de ‘vi­gi­lan­tes’ y an­te el in­gre­so de ve­hí­cu­los y per­so­nas des­co­no­ci­das en Ita­tí den avi­so”.
Si­tua­ción que lue­go el juez fe­de­ral So­to Dá­vi­la con­fir­mó en su en­tre­vis­ta pa­ra el ca­nal de no­ti­cias TN.

-*-*-
-*-*-


En tan­to, el in­for­me de Te­le­no­che co­men­zó con la ima­gen de la Vir­gen de Ita­tí y sus fies­tas pa­tro­na­les, pa­ra lue­go en­trar de lle­no al con­tra­ban­do de ma­ri­hua­na.
Ve­ci­nos del lu­gar tam­bién fue­ron en­tre­vis­ta­dos y co­men­ta­ron que hay chi­cos en edad es­co­lar que re­a­li­zan el tra­ba­jo de mu­las por pa­gos de $500 has­ta $1.000.
Se­ña­la­ron que an­tes era el con­tra­ban­do de ci­ga­rri­llos y que hoy es mo­ne­da co­rrien­te el trá­fi­co de ma­ri­hua­na.
Esos tes­ti­mo­nios en­fu­re­cie­ron al in­ten­den­te Ro­ger Te­rán, quien ase­gu­ró a épo­ca que día a día tra­ba­ja pa­ra que los ha­bi­tan­tes del pue­blo ten­gan un tra­ba­jo dig­no.
“Se plan­tea el pro­ble­ma pe­ro no la so­lu­ción, y la res­pues­ta es muy cla­ra, ne­ce­si­ta­mos ayu­da del Es­ta­do na­cio­nal y pro­vin­cial, que las em­pre­sas ven­gan a in­ver­tir a Ita­tí, te­ne­mos una zo­na im­pro­duc­ti­va”, apun­tó.
El je­fe co­mu­nal re­co­no­ció que el pue­blo es una zo­na de fron­te­ra, pe­ro “no tu­vi­mos otra con­se­cuen­cia ma­yor, no hu­bo muer­tes ni ti­ro­te­os en la ca­lle co­mo quie­ren de­mos­trar en ese in­for­me. Es­to nos per­ju­di­ca por­que so­mos un pue­blo que vi­ve del tu­ris­mo re­li­gio­so”, su­bra­yó.
El In­ten­den­te di­jo a es­te me­dio que re­ci­bió, des­de que sa­lió a los me­dios a res­pon­der so­bre el trá­fi­co de dro­gas, tres ame­na­zas de muer­te, “la de­nun­cia es­tá en fis­ca­lí­a, las in­ti­mi­da­cio­nes fue­ron pa­ra mi fa­mi­lia tam­bién. Re­ci­bí dos lla­ma­das te­le­fó­ni­cas que me de­cí­an que me iban a plan­tar dro­ga, que era fá­cil y en otra opor­tu­ni­dad se acer­có un hom­bre a mi ca­mio­ne­ta y me di­jo que cui­de a mi fa­mi­lia”, re­cor­dó.
Ca­be se­ña­lar que épo­ca en su edi­ción del 15 de abril de 2015 re­fle­jó un ope­ra­ti­vo de la Po­li­cía Fe­de­ral, quie­nes se ti­ro­te­a­ron con­tra una ban­da de nar­cos, y que en­tre ellos se ha­lla­ba un fa­mi­liar cer­ca­no al vi­cein­ten­den­te del pue­blo, de ape­lli­do Aqui­no.

Pa­la­bras del Juez Fe­de­ral
Por su par­te en el in­for­me pe­rio­dís­ti­co te­le­vi­si­vo fue en­tre­vis­ta­do el juez fe­de­ral Car­los So­to Dá­vi­la, quien ase­gu­ró que “es­ta­mos en un pi­co de cre­ci­mien­to de in­gre­so de dro­ga”.
“Ha­ce po­cos dí­as se re­a­li­zó la que­ma de más de 19 to­ne­la­das de es­tu­pe­fa­cien­te, se­cues­tra­das en un tiem­po que no al­can­zó el año. Hay un cre­ci­mien­to y es­ta­mos en una si­tua­ción muy di­fí­cil. Hay com­pli­ci­dad de ha­bi­tan­tes de Ita­tí, y to­dos los ope­ra­ti­vos apun­tan al ba­rrio Ibi­ray”, des­ta­có.
Ex­pli­có que los nar­cos lle­gan con la car­ga, la de­jan en las ca­sas o gal­po­nes y se van.
“E­se ba­rrio (I­bi­ray) es el que se­gún es­ta­dís­ti­cas tie­ne el re­gis­tro de ma­yor can­ti­dad de ma­ri­hua­na que in­gre­só en los úl­ti­mos tiem­pos”, agre­gó So­to Dá­vi­la.
Por otra par­te es de des­ta­car que la pro­vin­cia, en lo que va del año, ya tie­ne se­cues­tra­das unas 10 to­ne­la­das de dro­ga y la gran ma­yo­ría de la mer­ca­de­ría in­gre­só por el por­tal ita­te­ño.
Los ope­ra­ti­vos de con­tra­ban­do tam­bién se re­gis­tran en otras lo­ca­li­da­des, pe­ro en me­nor me­di­da le si­guen Itu­zain­gó, Itá Iba­té y Pa­so de la Pa­tria.

INCINERARON 18 TONELADAS DE DROGA DECOMISADA.
INCINERARON 18 TONELADAS DE DROGA DECOMISADA.


A tra­vés de las re­des so­cia­les, los ha­bi­tan­tes de la lo­ca­li­dad de Ita­tí se mos­tra­ron mo­les­tos, ‘u­na gran pe­na, amo ese lu­gar ca­da vez que voy me sien­to co­mo en ca­sa. En el in­for­me al­guien cuen­ta de­ta­lla­da­men­te ¡có­mo lle­gan y re­par­ten la dro­ga! ¿Y qué ha­cen mien­tras eso es­tá pa­san­do? ¿Duer­men? Adón­de va­mos a ir a pa­rar‘, es­cri­bió Ka­ren.
Otro men­sa­je de un ha­bi­tan­te del lu­gar, sin em­bar­go, qui­so de­jar en cla­ro que ‘los con­tra­ban­dis­tas no an­dan por el pue­blo. No se con­fun­dan‘, se­ña­ló Nor­ma.
Por su par­te, otra per­so­na de­trás del nom­bre ‘Pue­blo In­fier­no‘ sa­có de ma­ni­fies­to un he­cho en el que se vio in­vo­lu­cra­da una hi­ja del In­ten­den­te: ‘Te­rán no se acuer­da que el au­to que le ’ro­ba­ron’ a su hi­ja ca­yó con dro­ga‘.
Ese epi­so­dio ocu­rrió en oc­tu­bre de 2014 y épo­ca en su edi­ción del 14 de ese mes in­for­mó que ‘la mu­jer, se­gún fuen­tes cer­ca­nas al ca­so, de­nun­ció en la co­mi­sa­ría del pue­blo que de­lin­cuen­tes le ha­bí­an ro­ba­do el ve­hí­cu­lo cuan­do ella lo de­jó es­ta­cio­na­do con las lla­ves pues­tas‘.
En la opor­tu­ni­dad Gen­dar­me­ría Na­cio­nal ad­vir­tió el des­pla­za­mien­to a al­ta ve­lo­ci­dad de un au­to­mó­vil so­bre la Ru­ta Pro­vin­cial 1, de tie­rra, co­no­ci­da co­mo ‘El Ata­jo‘.
Ese ve­hí­cu­lo, un Volks­wa­gen New Be­e­tle ne­gro, de­rra­pó y ter­mi­nó aden­tro de un ca­nal de agua, a unos ocho ki­ló­me­tros del cas­co ur­ba­no. Se tra­tó del ve­hí­cu­lo de­nun­cia­do por la hi­ja del In­ten­den­te, ho­ras an­tes.
En el in­te­rior los uni­for­ma­dos ha­lla­ron cien­tos de pa­nes de ma­ri­hua­na.
Los con­tro­les so­bre tie­rra y agua de las fuer­zas de Se­gu­ri­dad Na­cio­na­les con­ti­nú­an a fin de evi­tar el in­gre­so de es­tu­pe­fa­cien­te, pe­ro pa­ra Te­rán se pue­de di­mi­nuir si hay fuen­te de tra­ba­jo dig­no.

Recomiendan reforzar la frontera y fuerzas federales

El juez fe­de­ral Car­los So­to Dá­vi­la am­plió lo ex­pues­to an­te los me­dios na­cio­na­les y re­co­men­dó que “se ha­ce ne­ce­sa­rio re­for­zar la fron­te­ra” que es muy ex­ten­sa. El ma­gis­tra­do ex­pli­có que es in­dis­pen­sa­ble “ins­ta­lar un Es­cua­drón de Gen­dar­me­ría en Ita­tí” y re­for­zar, si no du­pli­car, la can­ti­dad de efec­ti­vos de Pre­fec­tu­ra y au­men­tar el equi­pa­mien­to”. So­to Dá­vi­la, en diá­lo­go con épo­ca, in­di­có que en el re­por­ta­je que du­ró más me­dia ho­ra “in­sis­tí mu­cho en la ne­ce­si­dad de re­or­ga­ni­zar to­da la fron­te­ra Nor­te del pa­ís y par­ti­cu­lar­men­te en lo que nos to­ca co­mo ju­ris­dic­ción en el Juz­ga­do Fe­de­ral de Co­rrien­tes que son 300 ki­ló­me­tros que es un tra­mo de fron­te­ra ca­lien­te”. El ma­gis­tra­do tam­bién acon­se­jó “ins­ta­lar un es­cua­drón o des­ta­ca­men­to de Gen­dar­me­ría en Pal­mi­ra”, un pa­ra­je en­tre Ita­tí e Itá Iba­té, y ex­pli­có que se ne­ce­si­ta “por lo me­nos 10 des­ta­ca­men­tos de con­trol de Pre­fec­tu­ra pa­ra evi­tar que la dro­ga si­ga cru­zan­do por el río Pa­ra­ná que es muy di­fí­cil de con­tro­lar”. Afir­mó que en los úl­ti­mos ocho me­ses se de­co­mi­sa­ron 19 to­ne­la­das de ma­ri­hua­na, lo que ex­hi­be la gra­ve­dad de la si­tua­ción.
El juez fe­de­ral Car­los So­to Dá­vi­la am­plió lo ex­pues­to an­te los me­dios na­cio­na­les y re­co­men­dó que “se ha­ce ne­ce­sa­rio re­for­zar la fron­te­ra” que es muy ex­ten­sa. El ma­gis­tra­do ex­pli­có que es in­dis­pen­sa­ble “ins­ta­lar un Es­cua­drón de Gen­dar­me­ría en Ita­tí” y re­for­zar, si no du­pli­car, la can­ti­dad de efec­ti­vos de Pre­fec­tu­ra y au­men­tar el equi­pa­mien­to”.
So­to Dá­vi­la, en diá­lo­go con épo­ca, in­di­có que en el re­por­ta­je que du­ró más me­dia ho­ra “in­sis­tí mu­cho en la ne­ce­si­dad de re­or­ga­ni­zar to­da la fron­te­ra Nor­te del pa­ís y par­ti­cu­lar­men­te en lo que nos to­ca co­mo ju­ris­dic­ción en el Juz­ga­do Fe­de­ral de Co­rrien­tes que son 300 ki­ló­me­tros que es un tra­mo de fron­te­ra ca­lien­te”.
El ma­gis­tra­do tam­bién acon­se­jó “ins­ta­lar un es­cua­drón o des­ta­ca­men­to de Gen­dar­me­ría en Pal­mi­ra”, un pa­ra­je en­tre Ita­tí e Itá Iba­té, y ex­pli­có que se ne­ce­si­ta “por lo me­nos 10 des­ta­ca­men­tos de con­trol de Pre­fec­tu­ra pa­ra evi­tar que la dro­ga si­ga cru­zan­do por el río Pa­ra­ná que es muy di­fí­cil de con­tro­lar”.
Afir­mó que en los úl­ti­mos ocho me­ses se de­co­mi­sa­ron 19 to­ne­la­das de ma­ri­hua­na, lo que ex­hi­be la gra­ve­dad de la si­tua­ción.