Atentados En París

 "No hay justificación religiosa ni humana"

<p> "No hay justificación religiosa ni humana"</p>
14/11/2015 |

El vocero del Vaticano trató de aplacar los temores de ataques durante el Jubileo de la Misericordia. Cómo vive la ciudad el día después.

 

El papa Francisco se declaró "conmocionado" por los atentados que la víspera enlutaron París, en tanto que el Vaticano instó a no ceder al pánico, en vísperas del inicio del Jubileo en Roma. Los múltiples ataques en la capital francesa impactaron a nivel mundial; deportistas, políticos y usuarios en las redes sociales volcaron todo su apoyo a Francia en este difícil momento.

"Estoy conmocionado, no entiendo estas cosas, hechas por seres humanos (...). No hay justificación religiosa ni humana. No es humano", declaró el pontífice en una entrevista telefónica con la televisión TG2000. "Estoy cerca de los familiares de las víctimas y rezo por todos ellos. Estoy cerca de toda Francia, a la que quiero mucho", añadió Francisco, con voz débil y expresión trabajosa.

Poco antes, el vocero del Vaticano, Federico Lombardi, afirmó que los atentados de París constituyeron "un ataque contra la paz de toda la Humanidad" y requieren "una respuesta decisiva y solidaria para oponerse a la diseminación del odio asesino bajo todas sus formas".

En declaraciones a Radio Vaticano, Lombardi trató de aplacar los temores de atentados durante el Jubileo de la Misericordia, que a partir del 8 de diciembre llevará a millones de fieles a Roma: "¡Atención! A esos asesinos, poseídos por un odio descabellado, se los llama terroristas precisamente porque quieren sembrar el terror. Si nos dejamos atemorizar. ya habrán conseguido su primer objetivo", declaró, a la vez que llamó a resistir "con valentía a la tentación del miedo".

"Por supuesto, tenemos que ser prudentes y no ser irresponsables, tomar precauciones razonables. Pero tenemos que seguir viviendo y construyendo la paz y la confianza recíproca", agregó. Los atentados de París, que dejaron al menos 128 muertos y 250 heridos, fueron reivindicados por la organización yihadista Estado islámico.