COCAÍNA EN USA

La DEA detuvo a familiares de Maduro por narcotráfico

<p>La DEA detuvo a familiares de Maduro por narcotráfico</p>
12/11/2015 |

Las autoridades estadounidenses arrestaron a un ahijado del gobernante venezolano Nicolás Maduro y a un sobrino de la esposa del mandatario, Cilia Flores, cuando estos pretendían vender 800 kilos de cocaína a quienes terminaron siendo agentes encubiertos de la DEA, dijeron fuentes cercanas a la situación.

 Los dos jóvenes, Efraín Antonio Campos Flores (ahijado de Maduro) y Francisco Flores de Freites (sobrino de Cilia), fueron arrestados en Haití el fin de semana y enfrentarán acusaciones por narcotráfico en el Distrito Sur de la Corte Federal de Nueva York. Los arrestos fueron realizados luego que los jóvenes entraran en negociación por la venta de droga con agentes encubiertos de la Agencia Antidroga de Estados Unidos.
 Efraín Antonio Campo Flores y Francisco Flores de Freitas, sobrinos de Cilia Flores, deberán responder este jueves ante la justicia en Nueva York. Ambos fueron detenidos bajo sospecha de que querían transportar 800 kilos de cocaína a la ciudad estadounidense, reportó este miércoles el Wall Street Journal (WSJ).

Campos Flores (también hijastro del presidente venezolano, Nicolás Maduro) y Flores de Freitas cayeron en poder de la policía haitiana en Puerto Príncipe, que los entregó a la DEA, la agencia antidrogas estadounidense. Fueron llevados el mismo día en avión a Nueva York, informó el diario, que cita a "dos personas al tanto" de la operación.

Los dos hombres serán presentados este jueves 12/11 ante un tribunal federal en Nueva York, según el WSJ.

“Esto fue un sting operation. Se pusieron a vender 800 kilos y si les daban la plata, ellos mandaban la droga”, dijo una de las fuentes.

Las fuentes añadieron que Efraín Campos tiene una relación muy cercana a Maduro y a Flores, ya que fue criado como si fuese un hijo de la pareja. De hecho, según información de la agencia AP, Campos se identificó como hijo de Flores e hijastro de Maduro al momento del arresto.

Según las fuentes, los jóvenes trataron de evadir la detención argumentado de que disfrutaban de inmunidad diplomática, pero se desconoce si viajaban con pasaportes diplomáticos.

Ambos ya se encuentran bajo custodia en USA y tienen previsto comparecer hoy jueves (12/11) ante un juez en la Corte del Distrito Sur de Nueva York.

Los arrestos se produjeron luego que los jóvenes viajaran a Centroamérica para tratar de negociar la colocación de los 800 kilos de droga, pero el grupo con el que hicieron contacto había sido infiltrado por la DEA y algunas de las negociaciones fueron registradas en video, dijo una de las fuentes.

“El primer contacto realizado fue en Honduras, donde se realizaron buena parte de las negociaciones”, dijo la fuente.

Luego los jóvenes recibieron en Venezuela a uno de los presuntos compradores para verificar al calidad de la mercancía, y posteriormente acordaron hacer la entrega en Haití, donde fueron esperados para ser arrestados.

“Los agarraron en Puerto Príncipe y los trasladaron aquí”, dijo otra de las fuentes. “Los tienen grabados con todos lo que hicieron. En Honduras, los grabaron con cámaras ocultas y ya están los indictments que van a ser presentados mañana”

Campo Flores y Flores de Freitas fueron identificados como sobrinos de Cilia Flores, esposa del mandatario Nicolás Maduro y candidata del partido oficialista a las elecciones legislativas de diciembre. El primero, de 29 años, se identificó en el avión como un hijastro de Maduro que fue criado por su tía Cilia, señaló el periódico.

Los dos hombres presuntamente contactaron en octubre a un informante encubierto de la DEA en Honduras, y le pidieron ayuda para transportar 800 kilos de cocaína a través de una isla hondureña en el Caribe.

En Venezuela, los dos venezolanos llevaron un kilo de cocaína —que supuestamente sería vendida en Nueva York— a un informante confidencial para comprobar la calidad de la droga. Todas las reuniones fueron grabadas, reportó el WSJ, citando una de las dos fuentes al tanto.

El mismo diario ya había reportado en mayo que la justicia estadounidense investigaba a varios altos responsables venezolanos por "haber convertido al país en un centro global de tráfico de cocaína y lavado de dinero".

El arresto constituye la primera vez que personas cercanas a Maduro son implicadas directamente con el narcotráfico, aun cuando otros altos dirigentes del chavismo están siendo investigados por su presunta participación en el Cartel de los Soles, organización criminal que monopoliza el tráfico de droga en Venezuela.

Las autoridades estadounidenses actualmente investigan al presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, y al gobernador del estado Aragua Tarek El Aissami, bajo sospecha de que son ellos quienes tienen el control del cartel.

Los casos contra El Aissami y Cabello están basados sobre múltiples colaboradores cercanos de ambos quienes terminaron viajando a Estados Unidos para colaborar con la justicia.

Sobre Maduro, la única sospecha que había hasta ahora era que él había utilizado fondos del narcotráfico para financiar su campaña presidencial del 2013, según testimonios que habían recogido las autoridades.

Maduro en Ginebra

Según el periódico, una unidad de élite de la DEA y fiscales de Nueva York y Miami recababan pruebas de narcotráfico y lavado de dinero contra altos cargos en las Fuerzas Armadas y el gobierno venezolano.

Entre los acusados destacaba el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, número dos del partido oficialista.

Venezuela ha desechado esas denuncias como un intento de Washington de socavar al gobierno de Maduro, líder de la "revolución socialista" fundada por el fallecido presidente Hugo Chávez.

Pero USA señala a Venezuela como la principal ruta de salida de las drogas de Colombia, el mayor productor mundial de hoja de coca, principal insumo de la cocaína.

También el WSJ reportó en octubre otra investigación en USA por presunta corrupción y desvío de dinero de la compañía estatal de hidrocarburos Petróleos de Venezuela.

La difícil relación entre Caracas y Washington —sin embajadores desde 2010— sufrió una crisis en marzo pasado cuando la Casa Blanca sancionó a siete funcionarios del gobierno de Maduro por abusos en materia de derechos humanos.

A pesar de tímidos acercamientos, la tensión bilateral no ha desaparecido y este domingo Venezuela denunció el sobrevuelo de un avión de inteligencia estadounidense sobre su territorio.

Maduro hablará este jueves ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, en Ginebra, dos días después de que opositores presentaran una denuncia en su contra por crímenes de lesa humanidad ante la Corte Penal Internacional, en La Haya.

El gobierno sigue bajo presión internacional para que permita la observación internacional en los comicios legislativos del 6 de diciembre y libere a dirigentes y estudiantes opositores presos.

Más de 150 legisladores de USA, Brasil, Colombia, Chile, Costa Rica y Perú reiteraron este martes el llamado a que la Organización de Estados Americanos y la Unión Europea sean observadores en las elecciones.