Emergencia Climática

Plan por amenaza de la corriente del Niño

<p>Plan por amenaza de la corriente del Niño</p>
12/08/2015 |

Áreas de los ministerios de Planificación, Salud, Educación, Desarrollo Humano y Seguridad del gobierno provincial, trabajan en acciones preventivas ante los pronósticos de copiosas lluvias para los próximos meses. Preocupa la crecida de los ríos internos.

 


El consejo de emergencia climática de la provincia, integrado por los ministerios de Seguridad, Salud, Desarrollo Humano y Educación, se reunieron este martes en la Sala de Situación de la cartera que dirige Pedro Braillard Poccard, para delinear un plan de asistencia ante las complicaciones que traería la corriente de El Niño a esta zona del país.

Desde la dirección de Defensa Civil provincial, siguen de cerca el movimiento de los ríos Paraná, Uruguay y Paraguay, al igual que sus afluentes, límites adentro de Corrientes, ya que se prevé una crecida en los próximos meses.

Por ello sesionó el consejo de emergencia, con el fin de que las distintas áreas del gobierno provincial estén al tanto de que las lluvias inesperadas durante los meses de diciembre y enero últimos, podrían repetirse anegando las mismas zonas.

Estudios revelan que la corriente El Niño traerá para esta zona lluvias copiosas, muy superiores a lo normal desde octubre hasta marzo del año entrante con riesgo de crecida de los grandes ríos antes mencionados.

“Esta reunión fue para poner en sobre aviso a las distintas áreas de los pronósticos que se están produciendo de posibles contingencias climáticas ante una nueva avanzada de la corriente de ‘el niño’. Asimismo analizamos lo ocurrido en los meses de diciembre y enero último, y se establecieron las líneas de acción que implementaran de aquí en más, de forma preventiva. Debemos visitar los municipios que se podrían ver afectados por estos fenómenos, para ir armando un plan preventivo a fin de actuar rápidamente en caso de una emergencia climática”, dijo Eulogio Márquez, director de Defensa Civil de la provincia.

En tanto Márquez expresó que los ríos se hallan en estado de moderada bajante, aunque con caudal mayor que el que habitualmente tienen. “El Paraná está dos metros por encima de lo que debería estar. Está en 4 metros y lo ideal sería que la marca sea 2,50 metros, de esta manera podría asimilar el periodo de intensas lluvias que se prevé sin afectar a la población costera”, explicó.

La preocupación del consejo de emergencia climática se halla en los ríos interiores, que por lo general ensanchan sus caudales a partir de las lluvias que se dan en el territorio provincial. Estos fueron los que generaron inconvenientes en algunas localidades del interior durante finales del año pasado y principio de este año.


NOTA RELACIONADA

Corriente del niño: Preparan un plan de contingencia


Áreas de los ministerios de Planificación, Salud, Educación, Desarrollo Humano y Seguridad del gobierno provincial, trabajan en acciones preventivas ante los pronósticos de copiosas lluvias para los próximos meses. Preocupa la crecida de los ríos internos.

 

El consejo de emergencia climática de la provincia, integrado por los ministerios de Seguridad, Salud, Desarrollo Humano y Educación, se reunieron este martes en la Sala de Situación de la cartera que dirige Pedro Braillard Poccard, para delinear un plan de asistencia ante la inminente complicaciones que traería la corriente de El Niño a esta zona del país.

Desde la dirección de Defensa Civil provincial, siguen de cerca el movimiento de los ríos Paraná, Uruguay y Paraguay, al igual que los afluentes de estos, límites adentro de Corrientes, ya que se prevé un crecimiento de los mismos en los próximos meses.

Por ello sesionó el consejo de emergencia, con el fin de que las distintas áreas del gobierno provincial estén al tanto de que las lluvias inesperadas durante los meses de diciembre y enero últimos, podrían repetirse anegando las mismas zonas.

Estudios revelan que la corriente de El Niño traerá para esta zona, lluvias copiosas, muy superiores que lo normal desde octubre hasta marzo del año entrante con riego de crecida de los grandes ríos, antes mencionados.

“Esta reunión fue para poner en sobre aviso a las distintas áreas de los pronósticos que se están produciendo de posibles contingencias climáticas ante una nueva avanzada de la corriente de ‘el niño’. Asimismo analizamos lo ocurrido en los meses de diciembre y enero último, y se establecieron las líneas de acción que implementaran de aquí en más, de forma preventiva. Debemos visitar los municipios que se podrían ver afectados por estos fenómenos, para ir armando un plan preventivo a fin de actuar rápidamente en caso de una emergencia climática”, dijo Eulogio Márquez, directo de Defensa Civil de la provincia.

En tanto Márquez expresó que los ríos se hallan en estado de moderada bajante, aunque con caudal mayor que el que habitualmente suele tener. “El Paraná esta dos metros por encima de lo que debería estar. Esta en 4 metros y lo ideal sería que la marca sea 2,50 metros, de esta manera podría asimilar el periodo de intensas lluvias que se prevé sin afectar a la población costera”, explicó.

La preocupación del consejo de emergencia climática se halla en los ríos interiores, que por lo general ensanchan sus caudales a partir de las lluvias que se dan en el territorio provincial. Estos fueron los que generaron inconvenientes en algunas localidades del interior, durante finales del año pasado y principio de este año.