EL ACUSADO ESTA ALOJADO EN EL HOSPITAL DE SALUD MENTAL

Marcharon por el asesinato de Librada Haedo, el culpable está sobreseido

<p>Marcharon por el asesinato de Librada Haedo, el culpable está sobreseido</p>
22/05/2015 |

 Referentes de género acompañaron ayer con una marcha el reclamo de justicia de los hijos de Librada Haedo, víctima de femicidio, quien falleció el 7 de diciembre del año 2013 después de ingresar cinco días antes al Hospital Escuela con más del 80 por ciento del cuerpo quemado. El único acusado es Ramón Aráoz, quien era su esposo y con quien estaba tramitando el divorcio en el momento del hecho; hoy se encuentra sobreseido por inimputabilidad y se halla alojado en el Hospital Psiquiátrico San Francisco de Asís con medidas de seguridad.

 


 

Librada, de 52 años, es una de las víctimas de violencia de género que forma parte de una lista que fue creciendo en los últimos años en todo el país. En lo que va del 2015, en menos de un mes hubo tres femicidios en la provincia: las víctimas fueron Sandra Silguero de 46 años, María Belén Sanabria de 17 años y Adriana Solange Cordove de 22 años; en el mismo mes (el 26 de marzo) se conoció la sentencia por el caso de Elizabeth Verón, cuyo nombre llevará el único refugio para mujeres que sufren violencia.
“Gracias a la apelación que presentamos podemos seguir pidiendo pruebas. Hay muchos hechos que demuestran que el señor Aráoz estaba consiente en el momento que cometió el delito, por ejemplo, las llamadas que hizo horas después a su abogado o el ocultamiento a la policía, diciendo a los oficiales que ella había intentado suicidarse.
Se cae de maduro que él fue el culpable y con las pruebas lo vamos a demostrar. Algo está fallando en la Justicia que se basa en un informe psiquiátrico”, dijo  el hijo de la víctima, Matías Aráoz.
A su vez, recordó que el acusado seguirá alojado en el Hospital Psiquiátrico. En este contexto expresó que “desde el momento del hecho quisieron dejarlo como inimputable; esto es muy grave y no podemos dejar que esto pase”.
“La familia está muy decepcionada de la Justicia correntina. Las pruebas dicen que fue él quien la mató y que estaba consiente. Viajé a Corrientes para acompañar en la marcha, para hablar con los representantes de la Justicia y estar a disposición de los medios.
No es la primera vez que pasa algo así en Corrientes, en Sauce cambiaron la carátula de un caso de violencia de género de tentativa de homicidio a lesiones graves.
Esto no puede permitirse en la provincia, cualquier mujer puede ser víctima de femicidio”, sostuvo Aráoz.
La movilización del día de ayer comenzó cerca de las 10 en la plaza Vera, después fueron hasta a la Cámara de Apelaciones en lo Criminal.
Los manifestantes reclamaron justicia por el caso Haedo y recordaron a otras víctimas de violencia de género en Corrientes.