En Toda La Capital

Riesgo de contagio de la leishmaniasis visceral

<p>Riesgo de contagio de la leishmaniasis visceral</p>
12/05/2015 |

Tras la aparición de un caso en un humano instan a realizar limpiezas y a estar atentos a la salud de los perros. El último infectado evoluciona.




El último contagio de leishmaniasis visceral detectado en Corrientes activó la preocupación por esta enfermedad, que está latente en Corrientes. La posibilidad de contagio es alta si no se respetan las medidas de prevención, puesto que el virus se encuentra en todos los barrios de acuerdo a los relevamientos realizados por Salud Pública. “La leishmaniasis visceral está en todos los barrios. Para que exista la enfermedad debe haber un vector y ya está presente”, señaló la directora de Epidemiología del Ministerio de Salud, Natalia Montiel. La semana pasada, la Comuna implementó un intenso operativo de ordenamiento ambiental y bloqueo vectorial en el barrio Arazaty, donde habita el joven que sufrió el contagio. Cortes de césped, limpieza de terrenos, toma de muestras en caninos y bloqueos vectoriales, formaron parte de las tareas desarrolladas, que se reforzarán en los próximos días, de acuerdo a lo informado. El saneamiento en el ambiente es clave, al igual que el control de la salud de la población canina. En ese sentido, Montiel llamó a la responsabilidad de los vecinos, puesto que “no se pueden romper las barreras de prevención si cada uno hace la limpieza que le corresponde”. La funcionaria comentó además, que los síntomas son fiebre por siete días consecutivos, diarreas, vómitos, pérdida de apetito, desgano, entre otros, y que en esos casos o ante la aparición de alguna reacción sospechosa en los animales, llamar de manera urgente a la Dirección de Zoonosis a través de la línea 445324. Por su parte, el director asociado del Hospital Escuela General San Martín, Alfredo Revidatti, informó que el paciente evoluciona de acuerdo a lo esperado. “Está bien, ya sin fiebre. Sigue internado y continuará en el hospital por una semana más aproximadamente para continuar con el tratamiento”, señaló el médico. Vale destacar que el paciente convivía con 15 perros, por lo cual se estima que estos animales habrían sido el foco de transmisión de la enfermedad hacia el jóven.