Germanwings

El copiloto quiso "destruir el avión"

<p>El copiloto quiso "destruir el avión"</p>
26/03/2015 |

El fiscal Brice Robin dijo que el hombre habría impedido el reingreso del capitán a la cabina y accionó voluntariamente el botón de descenso, causando así el exidente en los alpes franceses en el que perdieron la vida 150 personas.


La Provincia citó a trabajadores y directivos de Donnelley y busca resolver el conflicto Robin Williams: la historia de excesos y depresión que desencadenó en su muerte

"Tabú" de campaña: por qué los candidatos evitan hablar de devaluación pese a admitir que el dólar quedó barato Sigue la pax cambiaria: estas son las razones que explican por qué el precio del blue se mantiene anestesiadoEscalas perversas: dime en qué grupo estás y te diré cuánto se "comerá" de tu salario el impuesto a las Ganancias.


El copiloto del avión de Germanwings que cayó en los Alpes franceses, parece haber estrellado la aeronave deliberadamente, dijo este jueves un fiscal de Marsella.
El ciudadano alemán, que tomó el control del Airbus 320 después de que el capitán dejó la cabina, se negó a volver a abrir la puerta y presionó un botón de descenso voluntariamente, lo que provocó que el avión se estrellara, señaló el fiscal en una conferencia de prensa transmitida por la televisión en vivo.
Según explicó, la grabación de la caja negra de la nave recogió el sonido de la respiración del copiloto, así como las alarmas automáticas de descenso y golpes en la puerta, que corresponderían al comandante tratando de entrar, señaló el fiscal, Brice Robin.
Asimismo, Robin identificó al piloto como un ciudadano alemán que nunca había sido señalado como posible terrorista.
El copiloto parecía querer "destruir el avión", dijo el fiscal, y aclaró que el hombre no pronunció ninguna palabra después de que el comandante de la nave saliera de la cabina.
El Airbus A320, que cubría la ruta entre Barcelona y Duesseldorf, comenzó a descender inexplicablemente desde una altitud de crucero y se estrelló contra una zona de montaña remota en los Alpes franceses, matando a las 150 personas que iban a bordo.
El director ejecutivo de Lufthansa, Carsten Spohr, describió a los pilotos como "experimentados y entrenados" durante una rueda de prensa el miércoles por la noche en Barcelona.
Lufthansa rechazó identificar a los dos pilotos, o dar detalles sobre su edad y nacionalidad, pero explicó que el copiloto se incorporó a la compañía de bajo costo en septiembre de 2013, justo al terminar su formación, y había volado 630 horas.
El capitán, por su parte, tenía más de 6.000 horas de vuelo y estaba en Germanwings desde mayo de 2014, dijo Lufthansa añadiendo que antes había volado con aeronaves de su compañía y de Condor.
Quiénes eran los pilotos
El copiloto del Airbus A320 se llamaba Andreas Lubitz, tenía 28 años y trabajaba para Germanwings desde septiembre de 2013.

Se había formado en la escuela de Lufthansa, en la ciudad de Bremen, y acumulaba 630 ahoras de vuelo.
Varios medios alemanes afirman que era originario de la población de Montabaur (unos 13.000 habitantes), en la región de Renania-Palatinado. Según la alcaldesa de esa localidad, Gabriele Wieland, vivía en el pueblo en casa de sus padres, aunque también tenía vivienda en la ciudad de Düsseldorf, donde debía aterrizar el avión siniestrado.

El periódico alemán Bild, que adelantó también el nombre del copiloto y la inicial de su apellido, afirmó que el comandante del avión se llamaba Patrick S. y que era padre de dos hijos. Volaba para Lufthansa y Germanwings desde hacía 10 años.
Un piloto ya jubilado que lo conocía confirmó que era un profesional "muy experimentado, uno de los mejores", además de ser "un buen padre" y "una persona con humor".
"Estoy convencido que ambos (el piloto y el copiloto) hicieron lo que pudieron", manifestó este hombre