María Inés Fagetti
Guardapolvo blanco para escuelas públicas

Guardapolvo blanco para escuelas públicas
08/03/2013 | La senadora provincial, del Parido Justicialista, María Inés Fagetti, presentó un proyecto de ley a través del cual apuntan a establecer el uso del guardapolvo blanco para alumnos de escuelas públicas y de gestión privada con aporte estatal. Según explicó la legisladora, la iniciativa sería una respuesta a la preocupación de los padres ante el gasto mayor que implica comprar la totalidad del uniforme escolar.

 

PROYECTO DE LEY

Tema: Establece el uso del guardapolvo blanco para alumnos de escuelas públicas y de gestión privada con aporte estatal.
Autor: Senadora María Inés Fagetti (P.J. – Frente para la Victoria)

FUNDAMENTOS:

El presente proyecto surge como respuesta a la preocupación manifestada a través de los medios de comunicación, por padres de alumnos que asisten a escuelas públicas y de gestión privada con aporte estatal, motivada por el fuerte gasto que les exige comprar la totalidad del uniforme escolar.

Manifiestan los tutores que el uso de los diferentes uniformes escolares adoptados por los establecimientos educativos de la Provincia y las continuas modificaciones de diseño y exigencias al alumnado, provocan un fuerte impacto respecto de la posibilidad económica de las familias, considerando que el ingreso promedio en la Provincia les impediría el cumplimiento de estos requisitos.

Ante este reclamo, hemos realizado un relevamiento de los costos de los uniformes para las distintas entidades educativas de la ciudad de Corrientes que refleja que el precio de los mismos oscila entre los $ 330 y $ 800, según los talles, el diseño elegido por cada institución y la cantidad de prendas que lo compongan; mientras que los costos de los guardapolvos blancos rondan, entre los $ 60 y $ 120, también según los talles y la calidad de su confección.

Queda claro entonces que asiste razón a la preocupación de estos padres, ya que la mayoría de las familias tienen varios hijos y que la compra de los uniformes –al inicio del ciclo escolar-, les significa una erogación que, en la mayoría de los casos, insume casi la totalidad de sus ingresos mensuales. Y si a ello le sumamos el costo de la canasta básica de útiles escolares, muchas familias correntinas se verían privadas de cumplir con las exigencias de las escuelas públicas, para que sus hijos puedan recibir la educación obligatoria.

No puede dejar de señalarse, que exigir uniformes para que los chicos se inscriban o permanezcan en las escuelas, implica que se estaría coartando el derecho a la educación garantizado tanto por la Constitución Nacional, la Constitución Provincial, la Ley Nacional Nº 26.206, e incluso en la Convención sobre los Derechos del Niño.

Por ello es responsabilidad principal e indelegable del Estado además de proveer una educación integral, permanente y de calidad para todos sus habitantes, garantizar la igualdad, la gratuidad y la equidad.

El uso del guardapolvo blanco tiene un doble propósito: por un lado paliaría la situación económica de muchos hogares correntinos y por otro, la carga simbólica -que no es menor- y que hace también a la formación que, con guardapolvo, la apariencia de todos es igual y la valía de cada uno ha de demostrarse con méritos ajenos a la ubicación en la escala socio económica.

El uso de los diferentes uniformes escolares adoptados por los establecimientos educativos de la provincia y las continuas modificaciones de diseño y exigencias al alumnado en este sentido se encuentra más bien ligada a una idea de comercio que al de distinción escolar, provocando divergencias respecto de la posibilidad económica de los destinatarios para el cumplimiento de estos requisitos".

Los tutores han manifestado la sospecha del sentido "comercial" de los cambios de uniformes (están obligados a comprarlos en uno o dos comercios solamente), señalando el hecho de exigir uniformes para que los chicos se inscriban o permanezcan en las escuelas, significa coartar el derecho a la educación.

Por ello se establece el uso del guardapolvo blanco "como uniforme de base para todo el sistema educativo", es decir para los alumnos del nivel primario y del secundario, en todos los establecimientos públicos y en los de gestión privada con aporte estatal.

Históricamente, el uso del guardapolvo blanco representa en nuestro país un símbolo de la integración social, que aseguraba que el ingreso al sistema educativo se produzca en situación de igualdad, sin prerrogativas de procedencia.

Sabemos que podrán oponerse argumentos en favor del uso del uniforme -el del sentido de pertenencia es el más utilizado- pero no podrá negarse que la obligatoriedad de usarlo, más allá de lo que cueste, es un filtro de tipo social e incuba el peligro de establecer jerarquías entre alumnos de distintas instituciones, ajenas a la calidad de la educación que en las escuelas se brinda y más vinculadas al poder adquisitivo de quienes a ellas asisten. El sentido de pertenencia a cada comunidad educativa será dado por el uso de un distintivo o escudo de cada una de ellas y que deberán proveérselos a sus alumnos.

Por todo lo expresado y atendiendo un reclamo genuino de los padres y con la convicción de que la educación es un derecho para todos y no para quién pueda pagarla y que el uso de los guardapolvos blancos opera como un elemento igualador, invito a mis pares a acompañar el presente proyecto.

POR ELLO:

LA HONORABLE CÁMARA DE DIPUTADOS Y LA HONORABLE CÁMARA DE SENADORES DE LA PROVINCIA DE CORRIENTES
SANCIONAN CON FUERZA DE
LEY

Artículo 1°: Establécese el uso del guardapolvo blanco para los alumnos tanto del nivel primario como del nivel secundario en todos los establecimientos de educación pública y de gestión privada con aporte estatal.

Exceptúase de lo dispuesto a:
a) alumnos del Nivel Inicial quienes deben usar el guardapolvo que la reglamentación establezca;
b) en el área de educación física y en la hora que le corresponde el respectivo cursado, los alumnos deben usar indumentaria deportiva.

Artículo 2°: El Ministerio de Educación debe proveer los guardapolvos establecidos en el artículo 1º de la presente ley a los alumnos cuya situación así lo exija y cumplan con las condiciones y requisitos que determine la reglamentación.

Artículo 3°: Las autoridades escolares deberán admitir a los alumnos que concurran sin el guardapolvo por una razón justificada.

Artículo 4°: En las escuelas técnicas y artísticas la indumentaria
será la exigida por la dinámica de la modalidad.

Artículo 5º: El Ministerio de Educación autorizará a cada institución educativa de la Provincia, el uso de un distintivo o escudo que identifique a la escuela, con las medidas y características que la reglamentación indique, que los alumnos deberán usar en sus guardapolvos y que les serán provistos por el establecimiento educativo al que concurran.

Artículo 6º: El Ministerio de Educación reglamentará la sanción administrativa a las autoridades de las unidades escolares en las que no se cumpla con las disposiciones de la presente ley.
Artículo 8º: De forma.-