UNIONES POLI AFECTIVAS
En Brasil, 1er. matrimonio entre 3 personas

En Brasil, 1er. matrimonio entre 3 personas
25/08/2012 | El Registro Civil de Tupã, en el interior de São Paulo, ha informado que no existe impedimento legal para el matrimonio entre 3 personas, que en este caso es de 2 mujeres y 1 hombres.

 


S. PAULO (IstoÉ). La encargada de notas y protestas de la localidad de Tupã, en el interior de São Paulo, Cláudia do Nascimento Rodrigues, reconoció en Escritura Pública una unión entre 1 hombre y 2 mujeres. Según Claudia, se puede considerar la primera que trata sobre "uniones poli afectivas" en Brasil.

"Cuando ellos se pusieron en contacto conmigo, fui a ver si había algún impedimento legal y se descubrí que no lo había. Yo no podía negarme a labrar la declaración. El notario tiene la función pública de dar garantía jurídica al conocimiento del acto", afirma Cláudia.

De acuerdo con ella, se trata de personas capaces, sin participación de menores de 18 años y sin litigio. "Internamente, no había duda de que las 3 personas consideraban vivir como entidad familiar y quería asegurarse algunos derechos. Mi duda es con respecto a las cuestiones externas a la relación. No hay ley que trate sobre el tema. La aceptación implica la maduración del Derecho."

Para la vicepresidente del Instituto Brasileño de familia (IBDFAM), Maria Berenice Dias, es necesario reconocer las diferentes tipos de relaciones que forman parte de nuestra sociedad actual. "Tenemos que respetar el carácter privado de las relaciones y aprender a vivir en esta sociedad plural reconociendo los diferentes deseos. Código Civil sólo prohíbe el matrimonio entre personas casadas y este no es el caso. Estas personas trabajan, aportan y por lo tanto deben tener sus derechos garantizados. A justicia no puede legitimar la injusticia ", explica.

Según el documento, "los declarantes frente a la laguna legal en el reconocimiento de ese modelo de unión afectiva múltiple y simultánea, intentan (proponer) establecer normas que garanticen sus derechos y deberes, con la intención de que sean reconocidas y respetadas socialmente, económicamente y legalmente en caso de cuestionamiento o litigios surgidos entre sí o con terceros, con base en los principios constitucionales de la libertad, la dignidad y la igualdad".