NO REMATÓ Y LO PAGÓ
Lanús remontó el resultado (2-2) y Boca quedó "frustrado"

Lanús remontó el resultado (2-2) y Boca quedó "frustrado"
26/03/2012 | Boca, que casi sin darse cuenta pasó a ganar 2-0, se quedó mucho y lo pagó caro con el empate de Lanús que al menos suma un punto luego de cuatro caídas consecutivas. Boca, que terminó con un jugador menos por la expulsión de Clemente, quedó como escolta de Estudiantes junto a Tigre que perdió con Arsenal.

 

Por FABIO MARIO TALARICO

 Ninguna duda que Boca ya no es el de antes. Recibir 9 goles en la Bombonera en 3 partidos de los cuales perdió 2, no parece de estos tiempos. Boca lo tuvo todo para ganar pero como no es tan sólido como antes, también lo pudo perder. Lanús se llevó un buen punto de la Bombonera y Boca quedó frustrado.

Un primer tiempo que fue bastante equilibrado y que costó generar peligro en las áreas, se quebró en los minutos finales de la etapa con 3 goles. Y para ser preciso, esto se dio entre los 38' y los 43'. En este lapso, se anotaron 3 de los 4 goles del partido.

Boca sacó ventajas con un gol casual (Mouche metió el centro y la clavó en el ángulo) estiró con un rebote de Riquelme y, cuando parecía que el resultado quedaba cerrado, Pavone metió un cabezazo a los 42' y decretó el 1-2. El partido quedó abierto para el segundo tiempo, cuando por unos momentos pareció que iba a estar demás. Pavone se encargó de cambiar el desenlace de la noche y en el complemento Boca no la pasó bien. Hasta pudo haber perdido el partido.

Si bien Boca no fue muy superior a su rival hasta antes de anotar el primer tanto de Mouche, había llegado con más profundidad que Lanús. Quizás la fórmula fue la pelota parada porque tanto Schiavi como Insaurralde ganaron en el área contraria las veces que subieron al ataque.

También lo tuvo Rivero con una jugada que había aguantado el 'Pelado' Silva. Lanús, en tanto, muy livianito en ataque. A pesar de tener buenos jugadores, Lanús no llegó con peligro hasta el arco de Orion durante la primera parte hasta el gol del ex River Plate.

El gol de Pavone fue porque Boca se relajó con los dos goles seguidos y lo pagó caro. Por suerte para el partido porque de lo contrario hubiese perdido interés porque 2 goles de diferencia, por lo mostrado, hubiese sido casi irremontable para el equipo visitante. El descuento de Pavone terminó siendo la salvación de Lanús y el castigo para Boca. Y vaya si lo fue en el complemento.

Lanús salió con todo y pudo haber empatado el resultado antes de lograrlo. Pavone estuvo cerca y Lanús merodeó. Y a los 8' Orion se equivicó y Goltz de cabeza estampó el 2-2 que para ese momento le sentaba bien al juego por lo que estaba sucediendo en el campo.

Lanús fue por el resultado sobre todos cuando Boca quedó con un jugador menos por la expulsión de Clemente. Pero Lanús venía con problemas (perdió 4 al hilo antes de llegar a la Bombonera) y por eso no le dio para buscar con todo el partido. Se conformó con el punto tal como se había dado la noche y porque el rival ameritaba respeto.

Boca, al margen del resultado, ya no es el mismo de hace poco. Es un equipo largo entre líneas, bajó mucho el nivel de sus defensores, y también perdió nivel en los andariveles. Ni que hablar que la seguridad de Orion no es la de antes y por eso la va a buscar adentro del arco bastante seguido. ¿Qué es esto que le pasa a Boca?.

Son cosas que pasan. Los niveles de los jugadores tienen oscilaciones y esto es lo que le sucede a Boca ahora. Falcioni tendrá que trabajar mucho, pero tampoco debemos olvidar que Boca ahora se debate en varios flancos.

Algo que no sucedió cuando logró el último título de manera invicta, ostentando un halo de imbatibilidad poco común para un equipo del Fútbol argentino en tiempos tan parejos e impredescibles.