La Última Medida De Aníbal
$225 millones al Fútbol para Todos

$225 millones al Fútbol para Todos
12/12/2011 | Antes de dejar su cargo como jefe de Gabinete, el ahora senador firmó una Decisión Administrativa por la cual aumentó en $225 millones anuales el pago que el Gobierno le hará a la AFA por la transmisión del "Fútbol para Todos".  

Antes de dejar su cargo como jefe del gabinete, Aníbal Fernández, firmó su última medida: aumentó en $225 millones anuales el pago que el Gobierno le hará a la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) por la transmisión del programa Fútbol para Todos. Así se dio a conocer a través de una Decisión Administrativa 1348/2011 publicada este lunes (12/12) en el Boletín Oficial.

Ese monto se sumará a los $650 millones que por el contrato suscripto en agosto de 2009 el Gobierno ya le paga a la entidad que dirige Julio Humberto Grondona. El total del gasto anual así sería de $875 millones para que los argentinos vean en forma gratuita los partidos del fútbol de primera A y el Nacional B todos los domingos.

El Gobierno se obligó a pagarle a la AFA ese monto adicional en 9 cuotas de $25 millones por mes, entre diciembre y agosto de 2012. Eso se dispuso a través de un acuerdo que se firmó entre la jefatura de Gabinete y la AFA en una 'addenda' al contrato de asociación suscripto entre las dos partes en 2009.

El contrato entre el Gobierno y la AFA le otorga al primero "los derechos de explotación primarios y secundarios, por sí o por terceros, por cualquier sistema o procedimiento audiovisual en distintos formatos, creados o a crearse, de las imágenes y/o sonidos obtenidos en ocasión y desarrollo de cada uno de los encuentros de los torneos de fútbol de primera categoría" organizados por la AFA.

Según la norma conocida hoy, la transmisión podrá ser "en vivo y en directo y/o en diferido, en Capital Federal, el interior y exterior del país, a fin de permitir el acceso libre y gratuito por televisión abierta en todo el territorio de la República Argentina".

En rigor, esas transmisiones no reciben ingresos por publicidad privada y sólo se utiliza esos espacios para emitir publicidad oficial destinada a promover al gobierno de Cristina Fernández.

Sin embargo, uno de los objetivos declarados del contrato fue el de fortalecer a los clubes de la AFA para mejorar sus ingresos.

La primera cláusula de la addenda estableció que "en cumplimiento de la Cláusula Octava del Contrato Asociativo suscripto en fecha 20 de agosto de 2009, las PARTES y según la aplicación del Valor Básico de Referencia previsto en el Anexo al contrato integrante de la Decisión Administrativa Nº 221/09 han acordado que el incremento producto del ajuste del monto contractual al mes de agosto de 2012 asciende a la suma de Pesos Doscientos Veinticinco Millones ($ 225.000.000)."

En la segunda, la jefatura de Gabinete se compromete a abonar a la AFA "el importe correspondiente al Ingreso Mínimo Anual Garantizado y el consignado en la Cláusula Primera, total que asciende a la suma de Pesos Doscientos Veinticinco Millones ($ 225.000.000) en 9 (nueve) cuotas mensuales, iguales y consecutivas de Pesos Veinticinco Millones ($ 25.000.000) cada una de ellas, la primera durante el mes de diciembre de 2011 y las restantes en el transcurso de los meses siguientes consecutivos.

Con el presente acuerdo, se agrega, se da por terminada cualquier obligación sin que las partes tengan nada que reclamarse con relación al Ajuste Agosto 2009 - Agosto 2012.

En el punto cuarto, las partes acuerdan que en agosto de 2012 aplicarán de común acuerdo una nueva modalidad de ajuste adecuada a la evolución del Programa. Y ese ajuste se aplicará una vez por año en julio de cada año para la siguiente temporada.

También, en el artículo quinto, el Gobierno y la AFA se comprometen a evaluar en los próximos 45 días la manera de mejorar el formato de los campeonatos, la producción, la televisación y la distribución de los partidos, para "mejorar la exposición y conseguir nuevos recursos que permitan cumplir con el carácter asociativo del contrato y volcar fondos adicionales al fútbol y recursos al Gobierno Nacional".

En otros puntos, la AFA se comprometió a hacer cumplir las reglamentaciones vigentes para transparentar la administración y facilitar su control institucional. La AFA dispondrá la realización de las auditorías que resulten necesarias a los clubes a fin de verificar su cumplimiento.

En particular, las Instituciones deberán llevar en su contabilidad cuentas patrimoniales y de ingresos y egresos, someter su presupuesto anual a un control de la AFA, cumplir con el presupuesto bajo apercibimiento de pérdida de categoría, e invertir en obras de utilidad deportiva o cultural el remanente que obtengan del fútbol.

La AFA deberá controlar las deudas impositivas y previsionales pendientes de AFA y los Clubes asociados a ella de acuerdo a lo que se convenga con la AFIP y formará una comisión especial que otorgará un "libre deuda" a cada institución. También acordará programas de saneamiento de los clubes en situaciones comprometidas.

Además, la AFA deberá implementar un sistema de ingreso a los estadios que acredite la seguridad en los mismos: se aplicará el derecho de admisión, infraestructura y tecnología.

Según la addenda publicada en la DA 1348/2011, se creará un sistema de comercialización de entradas que evite su utilización por otro espectador y en todos los casos todos los espectadores estarán identificados. Se procurará evitar la reventa de entradas, asegurando control biométrico para el ingreso y un sistema de ventas que abarque la totalidad de la geografía del país. El sistema de comercialización de entradas debería permitir el pago directo de los impuestos, tasas y contribuciones correspondientes.

Cabe recordar que Aníbal Fernandez se desempeña también como presidente del Club Atlético Quilmes, con lo cual hasta el sábado el ahora ex jefe de Gabinete es a la vez quien otorgó los recursos y quien se benefició de esa transferencia.