Imprimir
26/04/2016 | 16:28hs
•EL MUNDO

Entre la intervención de la Iglesia y los cortes de luz

El nuncio apostólico de la Iglesia Católica en Venezuela, monseñor Aldo Giordano, comienza hoy con una serie de encuentros destinados a mediar en la polarización del país caribeño. Mientras tanto, el gobierno de Nicolás Maduro puso en marcha un plan de racionamiento de energía eléctrica para enfrentar la crisis energética con cortes en hasta 5 horarios diferentes.


Para tratar de remediar en algo los problemas políticos que tiene Venezuela, la Iglesia católica, a través de la intervención del nuncio apostólico, monseñor Aldo Giordano, tratará de mediar entre el Gobierno y la oposición.

De acuerdo con una publicación del diario venezolano El Nacional, Giordano tiene previsto reunirse hoy con dirigentes de la oposición, para exhortarlos a establecer diálogos con el Ejecutivo, liderado por el presidente Nicolás Maduro.

El nuncio ya se reunió la semana pasada con el vicepresidente de la República, Aristóbulo Istúriz.

Jesús Torrealba, secretario de la Mesa de la Unidad Democrática, opositora al régimen, resaltó la intención.

En tanto, desde hoy el Ejecutivo aplicará los racionamientos de cuatro horas diarias, excepto en Caracas. Esto último, según Henrique Capriles, es por temor a una reacción.

También continúa la lucha de poderes entre la Asamblea y el Tribunal Supremo de Justicia. Este último suspendió el pasado viernes varios artículos del reglamento de funcionamiento del Parlamento.

Comenzaron los cortes

La suspensión del suministro eléctrico se aplica a partir del lunes en todo el país, incluyendo Caracas, y se extenderá por al menos 40 días. Los cortes se realizan en cinco horarios distintos y se aplican por zonas geográficas.

“Habrá restricciones”, anunció Motta Domínguez, “es necesario”. Aunque “es un sacrificio”, dijo, se trata de un “plan que va en beneficio y para la protección del pueblo”.

Además de la suspensión del servicio programada, el ministro de Energía Eléctrica alertó en cadena televisiva que también “pueden haber cortes por razones fortuitas” como cortocircuitos o sabotajes.

La iniciativa, denominada “Plan de Administración de Carga”, tiene la intención de mantener los niveles de agua de los embalses de las hidroeléctricas, en especial de la del Guri (ubicada en el centro sur de Venezuela), encargada de la mayor parte de la electricidad consumida por los hogares del país.

Venezuela tiene una población que casi llega a los 30 millones de habitantes, quienes registran un consumo promedio de 15.500 megavatios por hora. De estos, 9.500 son generados por las hidroeléctricas, entre las que la del Guri es la principal.

El principal problema, según lo dicho por Motta Domínguez, es que el nivel del embalse de la hidroeléctrica del Guri está en 242,07 metros sobre el nivel del mar. Es decir que se encuentra solo dos metros por arriba de la cota mínima operativa, que es de 240 metros.

“Es muy fuerte la sequía que está golpeando” al país, dijo el ministro, y “las fuertes lluvias que han caído en Caracas y en otras zonas del norte del país en los últimos días no han llegado al sur, donde han sido escasas y muy aisladas”.

También expresó su decepción en cuanto que “no ha calado la parte de concientización del uso eficiente de la energía” entre los venezolanos, que a pesar del hecho mantienen un alto consumo residencial.

“Se hace necesario la administración minuciosa del agua que queda”, afirmó, ya que las lluvias están pronosticadas para mediados de mayo.




Link:
http://www.sintesiscorrientes.com/notix/noticia/20771_entre_la_intervencia³n_de_la_iglesia_y_los_cortes_de_luz-2.htm