Imprimir
18/05/2015 | 12:04hs
•DEPORTES

El fútbol según lo entiende la Conmebol

'Catch as catch can' era el divertimento montado por Martín Karadigian aplicando técnicas de la lucha libre. La Confederación Sudamericana de Futbol parece aplicar conceptos similares que banalizan el fúbol profesional y lo convierten en una actividad sospechosa. Un show antes que una disciplina deportiva.

Un negocio de algunos antes que un espectáculo para todos. No se trataba de sancionar o no a Boca Juniors en particular sino de lograr credibilidad, en especial cuando la Conmebol abunda en sospechas y denuncias de corrupción. ¿Para qué harán reglamentos si luego los interpretan según la influencia del infractor o la conveniencia que supone sancionarlo o no?
 La Policía Federal forma un cordon para que los jugadores de River se pudieran retirar del campo de juego. La Conmebol decidió no considerar un aspecto muy delicado del incidente completo: las botellas arrojadas desde las plateas del estadio de Boca, por socios de la institución. La Conmebol se limitó a considerar el incidente en la manga de acceso de los jugadores visitantes. 
 Daniel Angelici se juega la presidencia de Boca Juniors y lo que le importa a él, y a Mauricio Macri, su patrocinante, es renovar su mandato. Lo demás es accesorio cuando ese desafío se encuentra tan difícil de alcanzar. Por eso fue hasta comprensible que, tal como si fuese un Martín Karadagian moderno, afirmara, luego de que la Conmebol le perdonara la vida: "No estoy de acuerdo con el fallo, se deberían haber jugado los 45 minutos restantes. Vamos a hacer la apelación correspondiente. Creo que los partidos se ganan en el campo de juego y no, en el tribunal".

¿Qué otra afirmación podía hacer Angelici cuando acaba de perder el principal objetivo del año, que era intentar ganar la Copa Libertadores? El acontecimiento tendrá modificaciones hacia adentro del club. Por ejemplo, Daniel Osvaldo se iba a quedar hasta agosto si Boca avanzaba más allá de los cuartos de final. ¿Sin la Libertadores en el horizonte regresará Carlos Tevez? ¿Para que conservar el plantel más caro del fútbol argentino con sólo 1 competencia fuerte por delante?

Casi 8 horas más tarde de lo previsto (el anuncio estaba pautado para las 15:00 y se hizo casi a las 23:00), la cuestionada, sospechosa, arbitraria Conmebol (no por lo de Boca sino en general. En cuestiones mucho más trascendentes para el fútbol profesional regional), difundió su fallo. El vicepresidente de la comisión disciplinaria de la Conmebol, el uruguayo Adrián Leiza Zunino, afirmó: "Había que tomar una decisión y siempre son criticadas, más cuando se toman con tanta celeridad. (sic) Algunos van a estar contentos, otros no. A la hora de decidir, hubo un atenuante en la sanción porque Boca hizo una denuncia a la justicia argentina. Mostró voluntad para que se detuvieran al culpable y tuviera una sanción penal", señaló a TN.

No se trata de provocar satisfacción o insatisfacción con un fallo sino de aplicar en forma imparcial el reglamento que la Conmebol estableció que regularía su actividad.

Es cierto que Boca Juniors realizó una defensa casi perfecta de su posición. Además de los descargos, que presentó al tribunal, pidió una audiencia, en la que mostró su disposición para colaborar en la Justicia a fín de castigar a los violentos. Similar a lo que en el fútbol uruguayo realizó en marzo Rampla, por los incidentes en el partido ante Danubio, cuando evitó que le quitaran puntos.

De todos modos, la Conmebol decidió no considerar un aspecto muy delicado del incidente completo: las botellas arrojadas desde las plateas del estadio de Boca, por socios de la institución. La Conmebol se limitó a considerar el incidente en la manga de acceso de los jugadores visitantes.

Por otra parte, se conoció que los análisis toxicológicos revelaron que la sustancia irritante con la que atacaron a los jugadores de River fue un compuesto casero a partir de ají picante, pimienta cayena y un ácido para que fermente. Quedó descartada la teoría del gas pimienta.

Pero lo que quedó de la Conmebol fue que

> carece de un protocolo para resolver de inmediato situaciones difíciles y todo se circunscribe al cabildeo de las partes involucradas. El vicepresidente de la Conmebol, Wilmar Valdez, llegó a decir entrada la noche que el Tribunal todavía estaba deliberando y que todavía no tenían "decisión oficial al respecto. Nosotros creemos que la resolución sale hoy. Aunque no podemos descartar que, si hay alguna duda, pueda salir mañana (domingo 17/05). Podría darse esa posibilidad", había afirmado a ESPN FC Radio (FM 107.9);

> no se encuentra capacitada para afrontar situaciones similares a las que derivaron del interrumpido partido entre Boca Juniors y River Plate. Es cierto lo que afirmó Eduardo Sacheri en el diario Clarín ("Hemos podado al fútbol de valores. Le serruchamos la belleza, la dignidad, el reconocimiento al rival, la ética de la paciencia. Y lo peor: lo hemos despojado de preguntas. Lo único que importa es que ruede la pelotita. Mientas ruede, mientras no se detenga, la vida está bien. Si se detiene empiezan nuestros problemas y nuestras inquietudes"). Pero la Conmebol permite que el concepto trascienda la frontera argentina. Y colabora notablemente para que prevalezca en todo el tercermundista territorio sudamericano.

Volviendo a la cuestión del protocolo para situaciones similares, ninguna directiva ha impartido la Conmebol. Sin embargo, ¿Se puede demorar 1 hora en decidir la suspensión del partido con los hechos a la vista?

El árbitro Darío Herrera, de muy buena actuación en los 45' que se jugaron, apuntaba a la suspensión pero fueron los representantes de la Conmebol quienes dilataron todo. Al respecto, la Conmebol no ha exhibido ninguna apreciación.

¿Se puede demorar más de 1 hora en desalojar el estadio tras la suspensión?

No. Es responsabilidad de Conmebol impartir directivas a los clubes, aún cuando el Ministerio de Seguridad argentino acumula un déficit similar a la falta de criterio de la Conmebol, dejando otra vez en ridículo al parlanchín Sergio Berni.

Resulta de difícil explicación la ausencia de una sanción al estadio Alberto J. Armando, conocido como La Bombonera, donde ocurrió la falla de seguridad. Probablemente es el capítulo más endeble de lo que decidió la Conmebol porque el criterio del tribunal fue desconocer que ocurrió, precisamente, una grave falla en la seguridad indispensable y cabe preguntarse si las instalaciones del estadio se encuentran preparadas para impedir que vuelva a ocurrir algo semejante.

En verdad, y tal como lo pedían los responsables de los derechos de televisión, casi casi la Conmebol decide jugar los 45' restantes. Ese capítulo lo frenó Joseph Blatter porque entendía que era un desastre para la FIFA, donde él se juega su propia re-re-reelección.

Algo más: ¿Habrá consecuencias para el fútbol profesional regional a partir de lo que sucedió en el conflicto argentino que no pudo resolver en forma eficiente la Conmebol?

Sebastián Fest, en el diario La Nación, advierte un problema:

"La FIFA es oscura, pero la Conmebol le gana por varios cuerpos. Sometida al escrutinio permanente de los principales medios periodísticos europeos, Joseph Blatter sabe que su FIFA debe al menos guardar las formas en su fortaleza de Zúrich. (...) A fines de este mes, Blatter buscará en Zúrich una reelección que tiene asegurada. No le preocupa ganar, le preocupa lograr números contundentes, un respaldo abrumador. Complacer a las confederaciones más numerosas con media plaza más lo acerca a ese objetivo. Quitarle esa media plaza a una Conmebol de mucho fútbol y pocos votos le es, en cambio, relativamente indiferente, mucho más ahora que no tiene al lado a un Julio Grondona que intente frenarlo."




Link:
http://www.sintesiscorrientes.com/notix/noticia/18999_el_faotbol_segaon_lo_entiende_la_conmebol-2.htm