Imprimir
14/10/2014 | 10:29hs
•SOCIEDAD

Cómo es el protocolo de actuación ante un caso sospechoso de ébola

La detección precoz y el estudio de los contactos del paciente es muy importante. El aislamiento del paciente es la primera medida que se toma ante un posible caso de ébola. La epidemia del ébola destada desde el mes de marzo de 2014 sigue sin paralizarse. Los protocolos de actuación ante un posible caso de ébola son muy importantes para evitar el contagio del virus.

 

El aislamiento, la primera medida.

El ébola no se transmite por el aire, pero sí lo hace mediante las secreciones como la saliva, la sangre o el sudor. Por este motivo, el contacto directo con el enfermo resulta tan peligroso.

Es importante aislar al paciente una vez se sospecha que puede haber contenido la enfermedad. De esta manera se evita que el virus, con una tasa de mortalidad que supera el 50%, se propague por el resto de la población. En España, a fecha de 7 de octubre de 2014, permanecen aisladas más de 30 personas al ser casos sospechosos.

Si un presunto o posible caso de ébola es enviado a casa en lugar de ser aislado se produciría un fallo en el protocolo diseñado por Sanidad.

Notificación de casos.

El Minsiterio de Sanidad ha especificado que los médicos que detecten un
caso deben notificarlo de forma urgente a los Servicios de Salud Pública de las Comunidades Autónomas y desde ahí al Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio.

Estudio de los contactos.

Una vez el paciente ha sido aislado es fundamental estudiar los posibles contactos que ha tenido el paciente con otras personas. Existen dos tipos de contactos principales:

- Contacto estrecho (alto riesgo): directo con un paciente sintomático o con su sangre, orina o secreciones, o con sus ropas, ropa de cama; ha atendido al paciente o manejado sus muestras
sin las medidas de protección.

- Contacto casual (bajo riesgo): coincidencia en un mismo espacio con un paciente sintomático, pero sin contacto físico directo con él ni
con sus fluidos corporales.

Las protecciones del personal sanitario.

Para el transporte del paciente se debe utilizar una ambulancia especialmente preparada y cuyo personal debe portar el equipo de protección adecuado.

Además, en el tratamiento en el hospital el personal también debe llevar estos trajes de protección y establecer turnos para entrar en la sala aislada. La idea es reducir al máximo posible el tiempo de contacto con el paciente. El personal del hospital de limpieza y los manipuladores de ropa deben usar el traje adecuado al manipular o limpiar el material o superficies potencialmente contaminadas.

La ropa contaminada debe ser incinerada para evitar que las secreciones de la misma puedan contagiar a alguien.

Las pruebas diagnósticas.
Para el diagnóstico del ébola se deben enviar muestras de sangre al laboratorio al Centro Nacional de Microbiología. Si se confirma un caso de ébola el paciente deberá someterse a una nueva prueba para confirmar la presencia de la enfermedad.

El período de cuarentena.
Los síntomas del ébola pueden aparecer en un período de 21 días desde que se ha tenido contacto con el paciente. Por este motivo, desde la Organización Mundial de la Salud, recomiendan el aislamiento de los casos sospechosos durante tres semanas.
Si tras este período no se han presentado síntomas se puede decir que el paciente no ha contraído ébola.




Link:
http://www.sintesiscorrientes.com/notix/noticia/18020_como_es_el_protocolo_de_actuacion_ante_un_caso_sospechoso_de_ebola-2.htm