Imprimir
26/09/2014 | 07:59hs
•SOCIEDAD

Negocios cambiarios en las fronteras

La suba de la cotización del dólar paralelo y la quietud que aqueja al oficial impulsan un mayor movimiento en las frontera con Paraguay


Apostar a un arreglo: cuánto se puede ganar si se compran bonos y se resuelve el problema con holdout Según The Guardian, Obama le tiene "mucho miedo" a Paul Singer

Acaba de cumplir 15 y ya va en busca de los "dulces 16": el blue cotiza a casi $15,50 en la city porteñaLG lanza en la Argentina el G3, el teléfono móvil con mejor resolución del mercadoLos salarios pasan a ser la gran variable de ajuste de las empresas para combatir la "estanflación"
 


La expansión que sufre la brecha que separa al dólar oficial con el blue está provocando un intenso movimiento cambiario informal en las fronteras, una situación que fue favorecida en los últimos días por la paralización de actividades en la Aduana a causa de un conflicto gremial.
Por caso, una legión compuesta por unos 100 "motoqueros" circulan constantemente por el puente San Roque González de Santa Cruz, que vincula a Posadas, Misiones, con la ciudad de Encarnación, en Paraguay.

En su mayoría son jóvenes que se dedican al tráfico de divisas aprovechando el errático comportamiento del mercado financiero local, según describen los lugareños.
"Aquí se compara minuto a minuto cómo se va modificando el valor del peso en relación con el dólar, con el guaraní, el real, el euro u otras monedas, incluyendo también al peso boliviano, para ir cerrando operaciones", confiesan a La Nación.
Las amplias ganancias que se pueden obtener arbitrando monedas han multiplicado la cantidad de "arbolitos" que deambulan por calles de Posadas, además de abrirse nuevas "cuevas" en improvisados locales céntricos. Por el contrario: cambistas paraguayos informales operan libremente del otro lado del río Paraná.
Los motoqueros cruzan el puente cargados de dinero en bolsos atados a su cintura, debajo de ropas interiores u ocultado en pantalones que a simple vista parecen "inflados".
Aprovechando los flojos controles aduaneros en la cabecera argentina (la mayoría de los empleados del organismo trabaja a reglamento y hoy incluso volverían al paro), el tráfico de divisas en las fronteras de la Región Noreste (NEA) constituye hoy un negocio rentable.
"Cualquier muchacho que realice diez viajes diarios en moto, algo común, ya que se trata de un negocio continuado que está abierto las 24 horas, puede llegar a ganar alrededor de 200 dólares por jornada", detallan los informantes.
Difícil es calcular el monto operado por agencias de cambio oficiales ubicadas en Iguazú, en la Triple Frontera con Paraguay y Brasil por ejemplo. O en los distintos puntos de Misiones, que tiene 1000 kilómetros de fronteras, de los cuales 900 son con países vecinos y sólo 100 kilómetros con la provincia de Corrientes.




Link:
http://www.sintesiscorrientes.com/notix/noticia/17924_negocios_cambiarios_en_las_fronteras-2.htm