Imprimir
12/08/2014 | 08:45hs
•DEPORTES

Un empate que no dejó conforme a ninguno

Horrible el partido de fútbol que jugaron Gimnasia y Esgrima La Plata y River Plate, aunque no tan feo como el de Boca Juniors y Newell"s Old Boys, pero es una situación que obliga a especular sobre los motivos del fútbol aburrido que prevalece en el fútbol argentino. Igualdad de 1 a 1: Teófilo Gutiérrez y Pablo Vegetti los goles de un partido que dirigió Néstor Pitana, excesivamente permisivo con las faltas. Todo un tema el corte de uz en el estadio Único, que obligó a 12 minutos de alargue en el 2do. tiempo.

 La primera jugada de gol la tuvo Pablo Vegetti, quien escapó por derecha tras un buen pase de Jorge Rojas. El ex Villa San Carlos se apuró al definir y su remate se fue muy desviado. A los 9', una serie de rebotes en el área del Millonario no pudo ser capitalizada por los jugadores mens sana.

2 minutos más tarde, Marcelo Barovero le contuvo un disparo a Osvaldo Barsottini enviándola al córner.

La primera de River fue a los 19' con un remate de larga distancia de Osmar Ferreyra que no llevó peligro al arco del 'Mono' Fernando Monetti. Los dirigidos por el DT Pedro Troglio asfixiaron en todo el campo a los jugadores del DT Marcelo Gallardo, quienes debieron recurrir a la falta para evitar la contra.

Lo tuvo a los 27' Lucas Licht, con eximio disparo de derecha que Barovero y el palo lograron despejar. En ese tiro de esquina, Vegetti impactó de cabeza y el arquero riverplatense volvió a despejar.

River sólo llegaba con tiros de afuera del área, y así fue como Lucas Boyé probó a los 36'.

En la jugada siguiente, Sebastián Driussi quedó mano a mano con Monetti y el arquero controló la situación.
Tras el rebote, quien intentó fue Leonardo Pisculichi y su remate se fue desviado.

Sobre el final del 1er. tiempo, Gimnasia bajó un poco su rendimiento, pero de todas formas fue el que tuvo la última jugada de peligro.

El complemento arrancó como el 1er. tiempo: recuperación del local en la mitad de la cancha, veloz contra y disparo de Nacho Fernández que se fue muy cerca del poste izquierdo de Chiarini, que acababa de reemplazar a Barovero.

Respondió River a los 54' con un débil disparo de Carlos Sánchez que contuvo Monetti sin problemas.

Poco después, Ezequiel Bonifacio, de buen partido, sacó un buen remate de zurda que fue a para a las manos del riverplatense Chiarini.

Gimnasia volvió a hacerse dueño del partido, y el tándem Cardozo-Licht era imparable para Mercado. Los de Gallardo sólo replicaban con disparos lejanos.

En el peor momento de River, una falta dada por Quiroga permitió el tiro libre en el que marcó Teo Gutiérrez, recién ingresado al campo de juego.

Gimnasia acusó el golpe: en la jugada siguiente casi ocurre otro gol de la visita con un tiro de Mora que tapó Monetti.

Tiempo de descuento. Cuando se acababa el partido, Chiarini sacó al corner un increíble disparo a Nacho Fernández.

Sin embargo, cuando Gallardo disfrutaba de la suerte y de la cabeza de su delantero, en ese mismo momento, se le vino la noche. La victoria estaba ahí. Estaba... Gimnasia empujó hasta que encontró al oportunísimo Pablo Vegetti.

Y Vegetti quedó nuevamente mano a mano ante Chiarini en la última de la noche.

El árbitro Pitana marcó el final, y Troglio se tuvo que conformar con el empate. Gallardo festejó.




Link:
http://www.sintesiscorrientes.com/notix/noticia/17629_un_empate_que_no_dejo_conforme_a_ninguno-2.htm