Imprimir
22/07/2014 | 11:16hs
•EL MUNDO

Entre sanciones, regresa la Guerra Fría

Cuando el 1er. ministro británico, David Cameron, reclamó en la reunión del Consejo Europeo, en Bruselas (Bélgica) la extensión de las sanciones contra Rusia por su papel en la crisis en Ucrania, probablemente ya sabía lo que preparaba USA. El presidente del Consejo, Herman van Rompuy, había puesto el tema Ucrania en la agenda de la cumbre, y Cameron le dijo que "el Gobierno británico defenderá que las condiciones actuales justifican más sanciones”.

La Unión Europea había impuesto la prohibición de viajar y la congelación de activos a miembros del círculo del presidente ruso, Vladimir Putin, después de que Rusia se anexionara la región ucraniana de Crimea. Ahora USA fue por más.

Los eurobonos de Rosneft (ROSN) se desplomaron después de conocerse que las sanciones de USA van a restringir el acceso del mayor productor de petróleo de Rusia y otras 3 empresas a los mercados financieros estadounidenses.

Las acciones europeas cerraron con caídas generalizadas. El índice Euro Stoxx 50 descendió ante la caída del índice bursátil ruso a su menor nivel desde mayo.

El yen subió respecto del euro y el dólar porque los inversores buscaron un "refugio", mientras que el rendimiento del bono del Tesoro de USA a 10 años (es el estándar) cayó por debajo del 2,50% ante la demanda de activos "más seguros".

USA amplió las sanciones a Rusia por fomentar la inestabilidad en el este de Ucrania. La nueva ronda, que se suma a la retirada de visados y la congelación de activos a personas del entorno del presidente ruso, Vladímir Putin, afecta a empresas clave de los sectores energético, financiero y armamentístico.

Las medidas, que coinciden con sanciones más modestas de parte de la Unión Europea, no afectan a sectores enteros de la economía rusa, tal como había amenazado el presidente Barack Obama. Pero sí suponen un aumento de la presión a Rusia, limitando el acceso de estas empresas al mercado de capitales de USA.

El objetivo, dijo Obama en la Casa Blanca al anunciar las sanciones, es que estas "tengan el máximo impacto en Rusia, al tiempo que se limiten los efectos secundarios" a empresas norteamericanas y europeas.

Entre las empresas sancionadas, se encuentran la mayor petrolera estatal Rosneft, la gasista privada Novatek, y los bancos Gazprombank, filial de la gasista pública Gazprom, y VEB. Se trata de algunos de los pilares del capitalismo estatal ruso, aunque por ahora escapa al castigo la joya de la corona, Gazprom, que es la mayor empresa rusa y domina 25% del consumo de gas en Europa.

Según el Departamento del Tesoro de USA, las represalias encarecerán el coste del aislamiento económico para Rusia.

"Lo que esperamos es que los dirigentes rusos se den cuenta que sus acciones tienen consecuencias en Ucrania, incluyendo una economía rusa debilitada y cada vez más aislamiento diplomático", dijo el presidente Barack Obama al anunciar las sanciones en la Casa Blanca.

Las sanciones ocurrieron 1 día después de que Obama hablase por teléfono con la canciller alemana, Angela Merkel, bien conectada con Putin, e interlocutora privilegiada en la crisis de parte del Presidente de USA (quien escuchaba el teléfono particular de Merkel, según se supo, vía la National Security Agency). Merkel había conversado con Putin durante la previa al partido de fútbol en Brasil entre las selecciones de Alemania y Argentina en a final de la Copa del Mundo 2014.

Rusia responderá al nuevo paquete de sanciones económicas "indignantes e inaceptables" aprobadas por USA, anunció el viceministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguéi Riabkov.

"Reafirmamos nuestra intención de tomar medidas que sentarán bastante mal en Washington DC. No perseguimos un efecto inmediato ni vamos a copiar los métodos provocadores de la administración de USA", advirtió Riabkov.

El viceministro ruso subrayó que "Washington debe ser consciente del perjuicio que ocasionan estos métodos no solo para las relaciones con Rusia, sino también para los intereses políticos y económicos externos de los propios Estados Unidos".

El N°2 de la cancillería rusa agregó: "Para Rusia es obvia la ilegitimidad e ilegalidad de las medidas adoptadas por la parte estadounidense. Estamos seguros de que esta decisión no hará más que empeorar las relaciones ruso-estadounidenses y generar un ambiente negativo en los asuntos internacionales".

Pero en USA hay resistencias a las sanciones. Algunas de las principales asociaciones empresariales estadounidenses, tales como la Cámara de Comercio, han prevenido a la Administración Obama ante el peligro de que las medidas unilaterales contra Rusia acaben provocando que empresas no estadounidenses se queden con más negocios en Rusia y sus zonas de influencia.

A su vez, los líderes europeos endurecieron las sanciones que aplican a Rusia. Los jefes de Estado y de Gobierno decidieron seguir ampliando la lista de sancionados, que asciende ya a 72 personas, y expandir el número de empresas a las que castigan. Hasta ahora la UE solo ha vetado a 2 compañías, en el ámbito de Crimea, pero los Estados miembros se comprometieron a aplicar los cambios jurídicos necesarios para vetar también a firmas rusas que “materialmente o financieramente apoyen acciones que socaven o amenacen la integridad de Ucrania”, según las conclusiones aprobadas.

La UE no se atreve a entrar de lleno en un aislamiento completo de Rusia, pero cada vez da más pasos en esta dirección. Más allá de estas medidas focalizadas en personas y entidades, los 28 abogaron por romper los lazos de cooperación financiera con Moscú. El Consejo Europeo le pide al Banco Europeo de Inversiones, que promueve la inversión en toda Europa, que deje de hacerse cargo de proyectos rusos. Lo mismo se hará en el Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo. Los Estados abren la puerta a un mayor bloqueo al pedir a la Comisión Europea que reevalúe la cooperación con Rusia con la idea de “suspender la aplicación de acuerdos bilaterales y programas de cooperación regional”.

Junto al castigo a Rusia, los 28 refuerzan su apoyo a Ucrania, también en el ámbito militar. El Consejo decidió anoche levantar el embargo que estableció el 20/02 contra la exportación de material de defensa a Kiev. De esta forma, la UE podrá vender material a un país cuya capacidad militar es infinitamente inferior a la rusa.




Link:
http://www.sintesiscorrientes.com/notix/noticia/17482_entre_sanciones_regresa_la_guerra_fria-2.htm