Imprimir
04/06/2014 | 08:53hs
•EL MUNDO

El secreto mejor guardado y la reforma constitucional

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, reúne este mediodía (03/06) a su Consejo de Ministros para aprobar el proyecto de ley que regule la sucesión de Don Juan Carlos al frente de la Corona Española, tal y como exige la Constitución en su artículo 57. El Consejo, previsto para las 12.00 horas, iniciará los trámites legislativos con la intención de que sean rápidos y Don Felipe sea proclamado Rey por las Cortes en un "plazo muy breve".

 Tras el paso por el Congreso, el proyecto de ley pasará al Senado y podrá entrar en vigor. En ambas cámaras, se requerirá mayoría absoluta. El proceso puede ser tan rápido como quieran los grupos parlamentarios. De hecho, la última reforma constitucional se resolvió entre finales de agosto y principios de septiembre de 2011 en menos de 15 días.
No se va cuando algunos se lo pedían, en 2012 o 2013, sino cuando él ha decidido, ya recuperado de su operación de cadera en plena actividad con múltiples viajes oficiales. El Rey ha decidido abdicar para dejar paso a su hijo, que será Felipe VI. “Una nueva generación reclama el papel protagonista para afrontar con renovada intensidad los desafíos”, explicó el Monarca, en un claro mensaje de cambio de ciclo.

Don Juan Carlos ha tenido esta tarde una breve conversación con los periodistas durante una audiencia en La Zarzuela al presidente de la Cámara de Comercio de Estados Unidos. "Nunca os habéis interesado tanto por mí como hoy". Los periodistas le han preguntado si estaba triste. "¿Vosotros cómo me veis? Hay que contestar a la gallega", ha replicado. En España, responder "a la gallega" es decir nada, responder 'sin mojarse', andas sin precisión.

Ángel Collado en la web madrileña El Confidencial, que la que brindó la primicia informativa:

"Su Majestad el Rey tomó la decisión de abdicar en el mes de enero, al cumplir 76 años, y a quien primero se lo comunicó fue al heredero, Su Alteza Real el Príncipe de Asturias. Después, el 31 de marzo, Don Juan Carlos informó al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y tres días después al jefe de la oposición, Alfredo Pérez Rubalcaba.

En las semanas siguientes, se lo contó personalmente a los tres expresidentes del Ejecutivo: Felipe González, José María Aznar y José Luis Rodríguez Zapatero. Todo bajo la premisa de la confidencialidad. Tal era el celo que se exigía para prevenir las filtraciones que fue la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría quien, como responsable de Presidencia, preparó el borrador de la ley orgánica correspondiente de acuerdo con el jefe de la Casa del Rey, Rafael Spottorno. El ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, aseguraba no sabar nada hasta ayer mismo.

El momento del anuncio ha sido elegido por el Rey de acuerdo con Rajoy, aunque los acontecimientos de finales de mayo sugieren que al final se pudo precipitar la fecha y son varias las fuentes que aseguran que el día 18 de junio era la primera opción. Sin embargo, y tras la 'semana de pasión' en el PSOE que precipitó la salida de Rubalcaba y con él la garantía de lo pactado, hubo que acelerarlo todo. Entre los planes de hace dos semanas y el anuncio hecho público ayer, día 2, se han celebrado las elecciones europeas del día 25, convocatoria con la que se contaba. Pero no que la sangría de votos sufrida por el PSOE obligara a Rubalcaba a dejar la secretaría general de su partido, no un simple adelanto de primarias. Pese a la crisis por la sucesión interna en que se han metido los socialistas, el líder del PSOE controlará a sus grupos parlamentarios en el Congreso y en el Senado hasta que empiece a primeros de julio la pelea precongresual. (...)

El momento del anuncio ha sido elegido por el Rey de acuerdo con Rajoy, aunque los acontecimientos de finales de mayo sugieren que al final se pudo precipitar la fecha y son varias las fuentes que aseguran que el día 18 de junio era la primera opción. Sin embargo, y tras la 'semana de pasión' en el PSOE que precipitó la salida de Rubalcaba y con él la garantía de lo pactado, hubo que acelerarlo todo.

Entre los planes de hace dos semanas y el anuncio hecho público ayer, día 2, se han celebrado las elecciones europeas del día 25, convocatoria con la que se contaba. Pero no que la sangría de votos sufrida por el PSOE obligara a Rubalcaba a dejar la secretaría general de su partido, no un simple adelanto de primarias. Pese a la crisis por la sucesión interna en que se han metido los socialistas, el líder del PSOE controlará a sus grupos parlamentarios en el Congreso y en el Senado hasta que empiece a primeros de julio la pelea precongresual. (...)".

El viernes por la tarde comenzaron los movimientos definitivos y el sábado por la mañana se cerraba una reunión en Zarzuela en la que estaba presente el jefe de la Casa, el secretario general, el jefe de Gabinete y el jefe comunicación. La operación estaba en marcha y la confidencialidad seguía siendo la primera premisa: por ello comenzaron a 'cerrarse' teléfonos en todo el entorno del personal de Zarzuela, una situación que se prolongó hasta la mañana de ayer, cuando hasta los teléfonos fijos estaban 'capados' para sellar cualquier posible indiscreción.

Todas las precauciones eran pocas. Una filtración el fin de semana, con el heredero fuera de España, hubiera sido un auténtico desastre. Don Felipe tuvo que adelantar su regreso de El Salvador, a donde asistía a la toma de posesión del nuevo presidente, Salvador Sánchez, para estar en Madrid ayer por la mañana y por ello canceló el último compromiso, una cena en el país centroamericano. Don Felipe llegaba a España a primera hora del lunes y sólo este diario aventuraba lo que estaba sucediendo.

El vídeo con el mensaje del Monarca se grabó a última hora de la mañana, cuando Rajoy ya había anunciado la decisión adelantada por El Confidencial en exclusiva. Según expertos consultados por este diario, aparece oscuro, corto y de factura improvisada. En TVE tampoco fueron avisados hasta última hora y se retrasó dos veces la hora de su emisión, desde las doce a las doce y media y, finalmente, a la una de la tarde. El fondo de la imagen sí estaba muy preparado, con dos fotos: una de Don Juan Carlos con Don Felipe y las infantas Eleonor y Sofía, y otra del Rey con su padre, Don Juan. (...)".




Link:
http://www.sintesiscorrientes.com/notix/noticia/17137_el_secreto_mejor_guardado_y_la_reforma_constitucional-2.htm