Imprimir
20/05/2014 | 10:29hs
•DEPORTES

Cómo se preparan para ir a Brasil 1.200 barrabravas

Pese a las desmentidas, la AFA ya les aseguró 900 entradas, pero exigen más para revender. Los barras brasileños se ocuparán de su alojamiento. Triangularán el ingreso por Paraguay y Bolivia.






Por Gustavo Grabia

Algunos tienen la camiseta de Independiente, otros la de Lanús, Huracán, Vélez, Quilmes, además de la de Platense y de otros 33 equipos del Ascenso: son 400 en total. Ahora cantan el Himno Nacional.

Después se trepan a los semáforos, explotan petardos y deciden que esa zona del Centro porteño les pertenece. Si un fiscal se acercara, podría labrarles contravenciones. Si la Policía actuara, podría imponer la ley y terminar con la farsa. Pero la ley, en la calle, parece ser ellos, la de los barrabravas de Hinchadas Unidas Argentinas (HUA) que, después de negociar con el comisario de la seccional 3°, José Potocar, tienen el visto bueno para ingresar a la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) y ser recibidos por su intendente, Cayetano Ruggeri.

La misma AFA que jamás recibió a los familiares de las víctimas de la violencia en el fútbol, que ya suman 278 muertes, se aviene a escuchar a los victimarios. Las exigencias de los barrabravas son las de siempre: la mitad de los tickets que aún les falta para ingresar a los estadios de Brasil durante el Mundial y un remanente de 500 entradas para revender y, con ello, bancar la estadía de un mes en el vecino país.

La imagen, sucedida dos semanas atrás, marcó el punto más álgido de la pulseada barrabrava por convertirse en amos de las tribunas. Hubo una parte de presión pero otra de puesta en escena: la idea era mostrarse indignados con la AFA para que la “casa madre” pudiera salir a gritar a los cuatro vientos que, si los presionan con una marcha, es porque ellos no dan entradas. Así lo aseguró Ernesto Cherquis Bialo, el vocero de la dirigencia: “La AFA nunca le ha dado entradas a los barras. Ni en Sudáfrica ni ahora para Brasil”. Lo desmiente la historia y, dicen los barras, también el presente. Según pudo averiguar Clarín, los barrabravas ya cuentan con 300 populares por cada partido de la primera ronda, que la AFA recibió de la FIFA.

“El acuerdo entre nosotros es que las hinchadas chicas del Ascenso reciben diez tickets por partido para la primera ronda, mientras que las más importantes van subiendo en una escala que va de 20 a 40. Las de Primera que están en HUA arrancan en 20 y, según el club, ascienden hasta llegar a los 200 que irán de Independiente, que será otra vez, como en el Mundial 2010, la barra con mayor presencia”, le cuenta a Clarín uno de los “capos” de HUA. Además, suma una infidencia inquietante: “ Habrá paz hasta que Argentina clasifique.

Porque a partir de octavos de final, los tickets se reducen proporcionalmente a la mitad. Y repartir ese botín va a generar problemas ”.

Las autoridades de Argentina y Brasil calculan que habrá unos 1.200 barrabravas movilizándose durante el Mundial. La logística de los violentos depende de sus socios locales. En Porto Alegre, donde la Selección jugará frente a Nigeria el 25 de junio, el hombre fuerte es Gilberto Bitancourt Viegas, alias “Giba”, jefe de la Torcida del Inter de esa ciudad. En Belo Horizonte, donde el equipo de Sabella enfrentará a Irán, quien armará el recibimiento es Davidson Bernardes, el “capo” de la Torcida del Cruzeiro. Y en Río, para el debut con Bosnia, las negociaciones son con la barra del Flamengo, vía “Giba” Viegas, quien en Brasil tiene prohibida la asistencia a los estadios desde hace dos años por violento y a quien se sindica como fuerza de choque del Partido Demócrata Social (PDS), y quien manejaría también el negocio de la venta de estupefacientes.

En abril, “Giba” Viegas estuvo en la Argentina para cerrar el acuerdo con HUA. Ofreció alojamiento en gimnasios y casas particulares, traslados internos y 200 tickets por partido que, según confirmó a Clarín, no los obtuvo justamente por la página web de FIFA, único medio legal puesto a disposición del público. “Los tickets los conseguí gracias a mis contactos políticos. Los gobernantes me dan las entradas y yo después les hago trabajitos con mi gente en todo Porto Alegre. En parte es parecido a lo que se ve en Argentina, aunque acá todo es mucho más desarrollado. A nosotros sólo nos dan entradas y micros, el resto de los negocios que se ven aquí, allá no nos pertenece. ¿Con quién trato en la Argentina? Con Bebote.

Mi negocio es con “Bebote Alvarez”, le dijo “Giba” a Clarín.

¿Quién es “Bebote”? El jefe de la barra brava de Independiente, que estuvo preso a comienzos de la década pasada por delitos contra la propiedad y hoy tiene derecho de admisión para ingresar a los estadios. “Bebote” lidera la barra de Independiente desde que salió de prisión en 2004 y estuvo en los Mundiales de Alemania 2006 y Sudáfrica 2010 donde la barra de Independiente compartió un safari con Pablo Moyano e integrantes del sindicato de Camioneros. También estará en Brasil.

El “brazo político” de “Bebote” es Hernán Palavecino, encargado de poner la cara ante la Justicia y la AFA, quien formó parte informalmente de la delegación de AFA en Sudáfrica (ver foto arriba).

Pero el nombre clave de la historia es el de “Bebote” Álvarez, quien planeó la ONG barrabrava. La prueba piloto la llevó adelante para la Copa América 2007 de Venezuela. Para ello se alió con Fabiana Rubeo, hoy ya fallecida e hija del caudillo peronista de Santa Fe, Luis Rubeo. Bajo la pantalla de la ONG Nuevo Horizonte para El Mundo, aquella incursión continental contó con el apoyo de la política, materializada en la bandera “Cristina presidente, José Alessi intendente” que desplegaban en cada partido. Su alianza al kirchnerismo se fortaleció tiempo después cuando vio el filón del negocio y le llevó la propuesta a Marcelo Mallo, puntero kirchnerista de San Francisco Solano y mano derecha de Rudy Ulloa, hombre de extrema confianza de Néstor Kirchner.

La insólita idea prendió fuerte y Alvarez comprometió la presencia de barras de 40 clubes argentinos para copar la calle en el complicado 2009 que vivía el Gobierno. La paga sería el viaje “all inclusive” para 200 barras a Sudáfrica. La promesa se concretó.

Para llevar adelante esa misión, “Bebote” sumó voluntades y repartió el poder de la agrupación con Diego Fanfi Goncebatte, líder de “La 14”, la barra brava de Lanús, y Emiliano Tagliarino, alias “Bocón”, capo de la de Huracán. Los dos trabajaban, por entonces, para el oficialismo. Pero tras pagar todos los pasajes y estadías en la agencia “Brava Tur” de Lanús Este a 2.200 dólares en efectivo per cápita, el pacto se rompió en Sudáfrica: 29 barras fueron deportados y la ONG parecía destinada a caer.

Pero los barras no tienen ideología: después Alvarez vendió sus servicios a un sindicalista del petróleo de la zona de Avellaneda que por entonces trabajaba para Francisco de Narváez, y, ahora, el trabajo para juntar fondos para Brasil es multipartidario: la barra de Independiente juega cerca del sciolista Cacho Baldomero Alvarez; la de Lanús tiene repartidas sus preferencias entre el funcionario del PRO, Néstor Grindetti, y los distintos candidatos del massismo; la de Huracán juega para el PRO de Capital y la mayoría de las del ascenso trabajan para sus jefes comunales, y muchas hacen explícita su relación con el kirchnerismo, como las de Colegiales, El Porvenir, Los Andes o San Telmo. Y mientras los políticos intentan públicamente despegarse de los violentos, uno de quienes ingresó a la AFA a entregar el petitorio fue “El Karma”, jefe de la barra brava de Tristán Suárez, el club que preside Gastón Granados, hijo de Alejandro, ministro de Seguridad bonaerense. “El Karma”, que vive en un chalet de dos plantas en la zona Altos de Suárez, maneja planes sociales de Ezeiza.

Damián Martínez, uno de los líderes de la barra de Los Andes - que pidió a la Comisión Directiva negociar la paz en el club ¡por carta documento!-, acepta que ellos no ponen un peso para el viaje. “A nosotros nos corresponden diez pasajes en micro y la misma cantidad de entradas. ¿De dónde vienen? Qué se yo, a caballo regalado no se le miran los dientes. Lo que sí nos pagamos son los gastos de la estadía”, indica. Y Hernán Palavecino, la cara visible de HUA y quien está armando toda la movida, aseguró a Clarín: “Ya tenemos toda la logística. Quieran o no, vamos a ir.

¿Cómo nos financiamos?

Sobre eso no estoy autorizado a decir nada”.

El primer contacto para ir a Brasil se había realizado con Jorge “Hierro” Martins, jefe de la barra del Inter de Porto Alegre. El nexo se rompió. ¿Por qué? “ Pedían cosas que estaban por fuera de la ley y era muy peligroso ...”, dice Martins, acusado de un intento de homicidio.

Brasil puso la lupa sobre el viaje de los barras.

Argentina no tiene potestad para impedirles la salida del país a quienes no tengan una prohibición judicial, pero el país vecino sí podría rechazarlos. Por eso el Ministerio de Seguridad de la Nación aportó una lista con los nombres de 1.500 barras y sus antecedentes. Y el ministro de Deportes brasileño, José Rebelo, afirmó: “A los barras argentinos que tengan cuentas pendientes con la Justicia les vamos a impedir la entrada y si logran atravesar la frontera, serán identificados y devueltos”.

En HUA se ríen de la amenaza. Quienes tengan procesos en curso triangularán el viaje vía Paraguay o vía Bolivia. La confianza en sus métodos tiene asidero: al Mundial de Sudáfrica viajaron dos que tenían pedido de captura, como Andrés Pillín Bracamonte, de Rosario Central, y Santiago Flay Roldán, de San Martín de Tucumán, saliendo por Ezeiza. “Si pudimos sortear ese escollo, ahora, con los múltiples lugares que hay para pasar, no nos agarran más ”, dicen con suficiencia. Y lo peor de todo es que podrían tener razón.




Link:
http://www.sintesiscorrientes.com/notix/noticia/17005_como_se_preparan_para_ir_a_brasil_1200_barrabravas-2.htm