Imprimir
13/05/2014 | 11:25hs
•DEPORTES

Quilmes le quita la ilusión a Gimnasia

Quilmes le ganó este domingo (11/05) 2-0 a Gimnasia y Esgrima de la Plata con goles en el segundo tiempo de Fernando Monetti, en contra de su propia valla, a los 4" y de Lucas Pérez Godoy, a los 49" por el partido que correspondió a la décimo octava fecha del Torneo Final de 2014 que se disputó en el estadio Centenario Dr. José Luis Meiszner del sur bonaerense.

Con este resultado, el 'Cervecero' se queda en Primera División mientras que el 'lobo' quedó relegado en la lucha por el campeonato al que ahora aspira su principal rival: Estudiantes.

Fue un partido apasionante plagado de nervios y de mucho tensión en el que Quilmes le ganó a Gimnasia y Esgrima de la Plata por 2-0 y se mantiene en Primera División. Cuando el entrenador del ‘Cervecero’ Ricardo Caruso Lombardi se consideraba ya descendido y “con la frente alta”, como dijo en una oportunidad, logró una extraordinaria definición en el final del partido que desató la fiesta en el estadio ‘Centenario’.

En tanto, los comandados por Pedro Troglio perdieron una gran oportunidad de quedar como único punteros detrás de su eterno rival Estudiantes de la Plata que viene de propinarle una dolorosa goleada a San Lorenzo de Almagro por 3-0.

En relación a la victoria del ‘Cervecero’ sobre el ‘lobo’, en la etapa inicial, hubo gran preponderancia de ambos equipos de ganar terreno aunque no había llegadas claras mientras que Gimnasia apelaba a acciones aisladas de Facundo Pereira por el sector izquierdo sumado al ataque por las bandas de Maximiliano Meza y Javier Mendoza que intentaba desbordar por los costados.

Sin embargo, los dos conjuntos jugaban en su propio terreno e intentaban responsabilizarse entre ellos mismos para no hacerse cargo de sus situaciones de peligro sumado a que se mostraban muy nervisoso. El ‘Lobo’ exhibía una leve intención de poder atacar por la banda derecha de Lucas Litch y con Meza pero no había claridad en las jugadas.

El partido se tornó intenso, vertiginoso porque ambos buscaban las pelotas aéreas para llegar mejor parados a los contragolpes y a los 14’ los dirigidos por Ricardo Caruso Lombardi contaron con una gran posibilidad de Osvaldo Barsottini que rápidamente controló el guardavalla del ‘tripero' Fernando Monetti.

A los 16’, Joaquín Boghossian elaboró una gran acción individual tras recibir un pase de Fernando Telechea y terminó chocando con el arquero Monetti, a la vez los dos elencos manejaban el encuentro desde las bandas y a los 21’ Meza le habilitó un pase a Álvaro Fernández que despejó el arquero local Walter Benítez.

Quilmes jugaba bajo los efectos de los nervios con Facundo Oreja que contó con un contragolpe aprovechando los groseros errores individuales de Gimnasia y a los 32’, Gonzalo Ríos abrió el marcador pero la acción quedó invalidada. Gran parte del desarrollo de las acciones se producía desde la mitad del campo de juego, a los 39’ Franco Mussis asistió con un pase a Álvaro Fernández que forzó la intervención de Benítez y a los 40’ el árbitro, Pablo Lunati no sancionó un claro penal contra Fernández que fue agarrado de la camiseta por los hombros, que luego motivó las protestas de los jugadores de Gimnasia.

Ambos equipos se fueron jugando un partido pobre con pocas llegadas claras sumado al nerviosismo de los dos protagonistas en lo que todo se dirimió desde la mitad de cancha. Era un clima muy tenso en medio de la lluvia que por momentos dificultaba el normal desarrollo del encuentro.

En la segunda parte, Gimnasia salió decidido a buscar la victoria con Lucas Litch presionando desde la mitad del anillo central buscando por los costados lo que le permitía al ‘Lobo’ jugar unos metros más adelante. Los dirigidos por Troglio sumaban más presencia en el frente de ataque con Mussis y justo en el mejor momento de Gimnasia, el guardavalla del ‘lobo’ Monetti cometió un error grosero tras un centro de Leandro Benítez que motivó el 1-0 para Quilmes a los 4’ jugando con la pelota parada.

El partido se tornó apasionante de ida y vuelta con un ‘Cervecero’ que jugaba mucho más suelto en el ataque, a su vez, Gimnasia, pese a sus errores, también generaba peligro aunque no dio resultado la dupla Mussis y Álvaro Fernández que tantos buenos resultados le había dado al ‘lobo’ que quedó muy debajo de su rendimiento habitual en lo táctico lo que generaba imprecisiones en los movimientos individuales.

Los de Pedro Troglio no paraban de cometer graves faltas en las pelotas divididas y al mismo tiempo Quilmes sabía jugar con las pelotas paradas lo cual le permitió ser profundo y amenazante en medio de su angustia.

El final del encuentro se tornó tenso y plagado de llegadas peligrosas y en tiempo cumplido Lucas Pérez Godoy selló la victoria 2-0 y la permanencia del ‘Cervecero’ en la máxima categoría del fútbol argentino en el que demostró mayor convicción mostrándose a la vez frio y mucho más claro que Gimnasia, que ahora quedó prácticamente sin chances del sueño del campeonato.




Link:
http://www.sintesiscorrientes.com/notix/noticia/16951_quilmes_le_quita_la_ilusion_a_gimnasia-1.htm