Imprimir
27/01/2014 | 15:45hs
•EL MUNDO

Cumbre Obama-Bergoglio por Medio Oriente

El secretario de Estado estadounidense, John Kerry, llega el martes 14/01 al Vaticano para dialogar sobre Oriente Medio y otros temas de política internacional, anunció el Departamento de Estado.

 En principio, Kerry será recibido por el secretario de Estado pontificio, Pietro Parolin, "para discutir prioridades en política internacional, incluido el liderazgo del papa Francisco en el proceso de paz en Oriente Medio, la pobreza y asuntos humanitarios", señaló la portavoz Jen Psaki en un comunicado. En su discurso "Estado del Mundo" ante diplomáticos acreditados en el Vaticano, Francisco instó a un renovado compromiso político para poner fin al conflicto en Siria y lamentó la "indiferencia generalizada" a la crítica situación de los refugiados en todo el mundo. Desde Edmund Muskie (días de James Earl Carter en la Casa Blanca), un secretario de Estado que profesa el catolicismo llegaba al Vaticano. Luego, Kerry irá a la 2da. Conferencia de Promesa de Ayuda Humanitaria Internacional a Siria, coordinada por el emir de Kuwait, Sabah Al Ahmed Al Jaber Al Sabah, y presidida por el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon.
 

 En 2014 se cumplen 30 años de la normalización de relaciones diplomáticas entre USA y el Vaticano. Y ocurre cuando en el Departamento de Estado hay un titular de religión católica apostólica romana, John Kerry.

"USA valora el papel vital del Vaticano a escala global, y su liderazgo en asuntos internacionales y esfuerzos de paz", informó el Departamento de Estado.

Kerry llega al Vaticano procedente de París (Francia), donde el domingo 12/01 se reunió con su par ruso, Sergei Lavrov, para acelerar el proceso de paz en Siria.

El 22/01 se realizará en Ginebra (Suiza), una conferencia de paz multilateral por Siria.

En su Mensaje para la Jornada Mundial de la Paz, el papa Francisco acaba de señalar:

"(...) Con esta confianza, deseo mirar al año que nos espera. No dejo, por tanto, de esperar que se acabe finalmente el conflicto en Siria. La solicitud por esa querida población y el deseo de que no se agravara la violencia me llevaron en el mes de septiembre pasado a convocar una jornada de ayuno y oración. Por vuestro medio, agradezco de corazón a las autoridades públicas y a las personas de buena voluntad que en vuestros países se asociaron a esa iniciativa. Se necesita una renovada voluntad política de todos para poner fin al conflicto. En esa perspectiva, confío en que la Conferencia «Ginebra 2», convocada para el próximo 22 de enero, marque el comienzo del deseado camino de pacificación. Al mismo tiempo, es imprescindible que se respete plenamente el derecho humanitario. No se puede aceptar que se golpee a la población civil inerme, sobre todo a los niños. Animo, además, a todos a facilitar y garantizar, de la mejor manera posible, la necesaria y urgente asistencia a gran parte de la población, sin olvidar el encomiable esfuerzo de aquellos países, sobre todo el Líbano y Jordania, que con generosidad han acogido en sus territorios a numerosos prófugos sirios.

Permaneciendo en Oriente Medio, advierto con preocupación las tensiones que de diversos modos afectan a la Región. Me preocupa especialmente que continúen las dificultades políticas en Líbano, donde un clima de renovada colaboración entre las diversas partes de la sociedad civil y las fuerzas políticas es más que nunca indispensable, para evitar que se intensifiquen los contrastes que pueden minar la estabilidad del país. Pienso también en Egipto, que necesita encontrar de nuevo una concordia social, como también en Iraq, que le cuesta llegar a la deseada paz y estabilidad. Al mismo tiempo, veo con satisfacción los significativos progresos realizados en el diálogo entre Irán y el «Grupo 5+1» sobre la cuestión nuclear. (...)".

Entonces, Kerry decidió aprovechar su estancia en Europa para visitar el Vaticano, y dialogar con la mano derecha del papa Francisco, el futuro cardenal Pietro Parolin, el proceso de paz en el Cercano Oriente.

El encuentro, que no estaba inicialmente previsto, se produce semanas después de que el Papa anunciara durante su mensaje Urbi et Orbe, su viaje a Tierra Santa para fines de mayo, en un discurso en el que exhortó al diálogo y al fin de la violencia en la región.

Kerry tiene foco de su gestión el éxito de las negociaciones entre israelíes y palestinos, y ahora intenta aprovechar la creciente influencia del nuevo pontífice católico apostólico romano para impulsar el proceso de paz en Oriente Próximo.

“El pontífice ha hecho reiterados llamamientos a la paz en la región”, ha recordado la portavoz del Departamento de Estado, Jen Psaki. “Kerry está haciendo grandes esfuerzos para encaminar a Israel y Palestina hacia ese objetivo tan escurridizo”, agregó.




Link:
http://www.sintesiscorrientes.com/notix/noticia/16453_cumbre_obama-bergoglio_por_medio_oriente-2.htm