Imprimir
14/07/2013 | 15:05hs
•NACIONALES

5 claves sobre el Piquetero Petrolero

Hay más detrás del caso revelado anoche (07/07) por Jorge Lanata acerca de los negocios del piquetero Luis D’Elía en el transporte de combustibles con Enarsa. La empresa estatal creada por Néstor Kirchner solo hace “adjudicaciones directas”, no llama a licitación, lo cual le evitaría una denuncia a D’Elía pero no un cuestionamiento moral.

Por otro lado queda de manifiesto el descontrol que hay entorno a la operatoria de Enarsa, de un oscuro personaje que llenó de facturas truchas a la empresa y el silencio de la AFIP.
 La investigación del programa Periodismo Para Todos sobre los supuestos negocios de Luis D’Elía con la estatal Enarsa en el transporte de combustibles a través de una firma que manejaban dos testaferros, va mucho más allá del piquetero oficialista e implica además a un nuevo y oscuro personaje y el silencio de la AFIP.

Para Urgente24 hay al menos cinco claves en torno a este asunto:

1. Enarsa no hace licitaciones. Nunca. Siempre realiza “adjudicaciones directas”. Con lo cual no hay delito en la elección de las empresas de Luis D'Elía aunque queda el reproche moral de un luchador social devenido en autotransportista de combustible para el Estado gracias a sus conexiones políticas que le confieren una caja política.

Y por otro lado la falta de transparencia y los cuestionables procedimientos que tiene la empresa del Estado en las contrataciones.

2. No hay sobreprecio en el flete y por eso D'Elía afirma que no le pueden imputar delito en su proceder. Sin embargo, la cuestión de fondo que no llega a plantear Jorge Lanata y debería hacerlo es apuntar quién audita a Enarsa.

3. Enarsa es una fabulosa asignación de dinero sin auditoria.

4. El caso más interesante sobre el que debería indagar Gabriel Leviñas es el de Juan José Diccino, un personaje muy conocido en los negocios a veces terribles del combustible. Diccino cayó bajo la lupa de la AFIP hace un tiempo pero, luego, resultó que las facturas de Diccino en Enarsa no eran de operaciones realizadas por él sino por empresas de cierto esforzado luchador social devenido en empresario.

Por eso la AFIP decidió no profundizar en el tema, según un escándalo muy conocido en el sector de combustibles.

5. Por lo tanto hay facturación trucha en las cuentas de Enarsa pero como no son auditadas por la AFIP, todo permanece tapado.
 




Link:
http://www.sintesiscorrientes.com/notix/noticia/15717_5_claves_sobre_el_piquetero_petrolero-2.htm