Imprimir
27/02/2013 | 13:59hs
•EL MUNDO

Los Oscar 2013 premiaron apuestas políticas

Argo y Lincoln fueron las películas favoritas en la ceremonia de Hollywood. Y la primera dama Michelle Obama sorprendió al anunciar el mejor film desde la Casa Blanca.

 

Crédito foto: Reuters

 

La 85º ceremonia de los premios de la Academia quedó marcada con un fuerte tinte político. Argo, del actor y director Ben Affleck, se consagró como la mejor película del año. El film narra la historia de un agente de la CIA que participa del rescate de seis diplomáticos de los Estados Unidos. Se trata de una interpretación libre de la crisis de los rehenes que tuvo lugar en Irán en 1979.

 

De la entrega del premio Oscar, participó la primera dama Michelle Obama, quien anunció al ganador desde un salón de la Casa Blanca. Su aparición tiene un significado simbólico. El Gobierno de su esposo, Barack Obama, ha impulsado fuertes sanciones al país islámico por sus pretensiones nucleares y suspuestos proyectos de construir armas de destrucción masiva, una amenaza mundial.

 

La reacción en la prensa iraní fue inmediata. Las agencias oficialistas Mehr y Fars criticaron a Hollywood por permitir que se premie a una película “anti Irán”. Incluso el ministro de Cultura, Mohammed Hosseini, dijo recientemente que el film carecía de “valor técnico o artístico”. Además, se ha anunciado la producción de una cinta con la supuesta otra cara de los hechos, Joint Command.

 

 

Argo no sólo se convirtió en un récord de recaudación (US$ 204 millones), sino que también fue multipremiada en el trascurso de los últimos meses. Fue elegida como mejor película en los Globo de Oro y los BAFTA, además de ser reconocida en los SAG y los Critic’s Choice Movie Awards.

 

La última edición de los Oscar destacó a otra película de contenido político: Lincoln. Protagonizada por Daniel Day-Lewis y Sally Field y dirigida por Steven Spielberg, la cinta reconstruye los últimos días del prócer al frente de la presidencia de los EEUU. Resultó galardonada en la ceremonia en las categorías de mejor actor (Day-Lewis) y dirección artística.

 

 

Lincoln ha sido reconocida internacionalmente por apelar al patriotismo estadounidense y llevar a las nuevas generaciones la figura de quien fue uno de los mandatarios más recordados del país.

 

Con los máximos galardones de Hollywood a Argo y a Lincoln, la industria del cine estadounidense demostró que no es ajena a la agenda política de su país, ni del mundo.

 




Link:
http://www.sintesiscorrientes.com/notix/noticia/15049_los_oscar_2013_premiaron_apuestas_politicas-2.htm