Imprimir
03/01/2013 | 17:52hs
•EL MUNDO

Robo multimillonario en Punta del Este

La policía armó una lista de los empleados del empresario italiano para deslindar todo tipo de conexión con el robo de los casi 5 millones de dólares. La huella.


 

A pocas horas de fin de año, el empresario italiano Lapo Eduard Elkann sufrió lo que podría ser el robo millonario del año, luego de que una banda de delincuentes alzara un botín de joyas y relojes valuados en casi 5 millones de dólares. La policía que investiga el caso, armó una lista de los empleados de servicio de la casa para tratar de deslindar todo tipo de conexión con el robo, ya que descartan que se trate de un asalto casual.
Según publicó el diario El País los investigadores están tratando de establecer el ADN de una huella que fue levantada en la escena del robo. Se cree que los delincuentes trabajaron con guantes de látex puestos para evitar pruebas.

Por lo que se pudo saber, uno de los ladrones retiró la chapita que recubría la cerradura del dormitorio exterior y con un alicate lograron ingresar a la vivienda ocupada entonces por ocho adultos y un niño además de otras cinco personas del personal de servicio. Los delincuentes subieron al segundo piso donde se encuentran los dormitorios principales.

Según pudieron constatar los investigadores, la mansión no cuenta con alarma y la seguridad de las aberturas es nula o de escasa importancia.

En el vestíbulo los delincuentes arrancaron con facilidad el cofre de seguridad fijado a la pared con cuatro tacos Fisher. Ni siquiera lo abrieron. En el interior se encontraban diecisiete alhajas, entre ellas relojes, pulseras y gargantillas que se encuentran asegurados por una empresa italiana.

Ni las joyas, ni el dinero en efectivo que resultaron robados habían sido declarados en los formularios aduaneros que deben llenarse en el aeropuerto de Carrasco al ingresar al territorio nacional. La pareja aseguró haber sufrido otros robos similares en otros exclusivos balnearios del mundo como Saint Tropez.

Elkann de 35 años es hijo del novelista estadounidense Alain Elkann y de Margarita Agnelli, la multimillonaria heredera de su padre Gianni Agnelli. Su hermano mayor John Elkann es el principal ejecutivo de Fiat a nivel global. Ambos hermanos son primos del empresario Cristiano Ratazzi, cabeza visible de la empresa automotriz en esta parte de América del Sur.

El multimillonario italiano había llegado a Uruguay acompañado de su novia Goga Ashkenazi, una millonaria nacida en Kazajistán.

La millonaria pareja se alojó en la mansión de la italiana Paula Marzotto, cuya familia vendió en una fortuna el emporio textil Valentino. Marzotto y su madre son las propietarias de dos de las mansiones más grandes de La Barra. La pareja llegó al país el pasado sábado en un vuelo comercial de Iberia.

"No quiero hablar con la prensa. Sé que la Policía está haciendo lo posible para aclarar el caso. Esto puede pasar cuando no tendría que estar pasando. No quiero realizar comentarios sobre el tema", respondió Marzotto, dueña de la mansión ocupada por Elkann, a la prensa local.




Link:
http://www.sintesiscorrientes.com/notix/noticia/14842_robo_multimillonario_en_punta_del_este-2.htm