Imprimir
22/10/2012 | 14:16hs
•EL MUNDO

Chávez usa a Castro para desviar la agenda

De golpe los medios no dejaron de hablar de ello, arrastrados por un sensacionalismo poco común en la geopolítica, la cercanía a la muerte de uno de los líderes más paradigmáticos del socialismo del siglo XX, Fidel Castro, se comió la agenda mediática venezolana (y buena parte de la de la región) con la visita que el presidente Chávez inició a Cuba.

 Sin embargo, en Venezuela hay cosas mucho más preocupantes que la salud del dictador cubano: la inflación puede dar un salto gigantesco despúés de la re reelección de Chávez, al igual que el riesgo país. ¿Es que Chávez usa la salud de Castro (y la suya propia) para desviar la agenda?
 

 El portal VenEconomía publica un reporte que da cuenta de un inmenso salto inflacionario que sufrirá Venezuela tras el último triunfo de Hugo Chávez en las elecciones presidenciales, que lo tendrán en el poder por 6 años más.
Apenas ha pasado la octavita del 7−O y ya el Gobierno ha dejado claras señales de que la política económica no sólo seguirá la misma ruta destructiva que llevaba, sino que hasta podría ser peor, si eso es todavía posible. Para comenzar, Elías Jaua el día siguiente de las elecciones presidenciales y en su rol de Vicepresidente, fue enfático al declarar que se continuaría con la política de expropiaciones de "elementos estratégicos de la economía".

Si alguno dudaba lo que este pronunciamiento significaba, Hugo Chávez se encargó de aclararlo al restituir al ex ministro Juan Carlos Loyo al despacho de Agricultura y Tierras. Como se recordará Loyo ha sido uno de los principales artífices, junto con Elías Jaua y el ex gobernador de Cojedes Jhonny Yánez Rangel, de las tomas, expropiaciones, confiscaciones y rescates, sin justipago a sus propietarios, de tierras privadas en plena producción.

Otra señal inequívoca sobre lo que está por venir la dio el propio mandatario releecto, al anunciar que continuaría con la profundización de su proyecto castrocomunista "Socialismo del siglo XXI" hasta hacerlo irreversible y para ello en enero de 2013 lanzaría su "II Plan Nacional Simón Bolívar". BCV

Esto hace deducir, que de aquí a diciembre de 2012 podría sentirse una especie de tregua en la avanzada socialista debido a la necesidad del chavismo de arrasar con las gobernaciones, pero que a partir de enero−febrero 2013 comenzarán a conocerse las decisiones clave.

Se piensa, por ejemplo, que es poco probable que se devalúe la moneda antes del año que viene, y menos probable aún sería que se le alivie a los productores e importadores las presiones de control de precios. También cabe esperar que el Gobierno enfrentado a una crisis de caja podría optar por una nueva emisión de papeles por US$ 3.000 millones así como con la continuada activación de la maquinita de hacer dinero del BCV.

Es previsible además que el Gobierno haga mayores esfuerzos para que no se sienta el impacto de escasez de productos básicos, aunque será una tarea ardua dado la sequía de divisas y el deterioro ingente de los puertos. Más temprano que tarde, el año nuevo se enfrentará con un redoblado desabastecimiento en los anaqueles, dando un salto gigantesco en la inflación y con una devaluación impostergable para hacer frente al creciente déficit fiscal.

En resumen, el escenario que se tiene en frente es que el Chávez re−electo sufrirá los embates de la política económica del Chávez saliente, donde impera una economía en ruinas y reclamos generalizados para que cumpla sus ofertas electorales. La diferencia con los segundos mandatos de Carlos Andrés Pérez y Rafael Caldera es que no podrá culpar a su predecesor; sólo quedará culparse a sí mismo de la debacle del país.

A la vez, Entornointeligente muestra otro reporte en el que los bonos venezolanos se mueven al son de la enfermedad de Hugo Chávez:

Ya conocemos esa triste y nefasta historia que si Chávez se enferma suben los bonos, y estos bajan cuando se recupera, en esta oportunidad tuvo que ver fue las recientes elecciones presidenciales, en ese enfrentamiento entre comunismo y capitalismo, allí los bonos también se movieron dependiendo de las expectativas de que ganará el primero o el segundo, donde fue que nacieron.

Así las cosas, no fue casual que todo los bonos internacionales antes de las elecciones estuvieran en alza porque el mercado creía en la victoria de Capriles, lo cual iba a significar entre otras cosas, el cese de las expropiaciones, el respeto a la propiedad privada, la llegada de la inversión extranjera y la reducción del riesgo país del cual hablaremos dentro de poco.

Esta alza estaba respaldada por el hecho de la posible denominación del economista José Guerra como ministro de Planificación y Finanzas, férreo opositor al gobierno y ex−jefe de investigaciones del Banco Central, quien se desempeña en la actualidad como Director de la Escuela de Economía de la prestigiosa Universidad Central de Venezuela, aunado al nombramiento de Leopoldo López en la vicepresidencia del país, ex− Alcalde del Municipio Chacao y ahijado del magnate Cisneros, todo lo cual fue muy bien visto por el mercado.

Días antes de la contienda electoral, existían al menos 6 bonos Soberanos cotizados por encima del 100%, estos eran el 13, 14 y 18 (este se cotizaba incluso en 108%), así como 22, el 26 y el 31, siendo los más desfavorecidos los Soberanos 20 y 38 cuya cotización no alcanzaban el 75%.

Aquí sobresalía el hecho por ejemplo, que el Global 27 cuya cotización había sido sobre el 82% cuando se supo lo de la enfermedad presidencial, el viernes antes de las elecciones se cotizaba en casi 90%, pero ganó el Socialismo del Siglo XXI y los papeles comenzaron a descender, así que el Soberano 18, el 26 y 31 cayeron en una cotización menor al 100%, entretanto que el 20 y el 38 lo hicieron por debajo del 75%, porque existen expectativas muy claras que la lucha en contra del capitalismo arreciará cada vez más, más aún cuando nuevamente es nombrado Juan Carlos Loyo en el Ministerio de Agricultura y Tierras, el zar de las expropiaciones de los terratenientes.

De lado de los bonos de PDVSA, estos también mostraron una alza importante antes de las presidenciales, de hecho dos de ellos sobrepasaron el 100% como fueron el PDV 13 y 22, pasando de 90% el PDV 14, siendo los cotizados más bajos el PDV 27 y 37 que no saldrían de la categoría basura ni que Capriles ganara. Otros bonos como el PDV 17, el 15 y el 21 también se colocaron en alza, pero al perder el hombre del camino, esta semana han mostrado sus bajas.

En este sentido, tenemos que el PDV 22 se encuentra ahora por debajo del 100%, mientras que el 14 cayó en menos del 90%, al mismo tiempo que el PDV 17 y 15 han mostrado sus descensos también para esta semana. Riesgo−país En cuanto al Riesgo−país este venía en franco descenso desde el 21 de septiembre cuando con más de 970 puntos básicos cayó a 905 por la perspectiva del triunfo de Capriles, pero una vez derrotado, se disparó como cual montaña rusa, al sobrepasar de nuevo los 970 puntos tal como lo indica nuestra gráfica de hoy, lo que indica que again se abre la brecha de inversión negativa entre un papel del Tesoro norteamericano y los bonos venezolanos, por la continuación del Socialismo del Siglo XXI por los siglos de los siglos.

En ese marco, el chavismo con una reelección fresquita, se ve obligado a desviar la agenda mediática porque ya está en campaña para las elecciones regionales, donde se disputarán 23 gobernaciones y casi 250 bancas en el congreso. Una victoria en las elecciones de diciembre podría terminar de apuntalar el proceso chavista por otros 6 años, así que mantener la buena imagen del gobierno es fundamental.

Será por eso que la salud de Fidel Castro (y la de Chávez) de golpe han vuelto a ganar la agenda: hablar de inflación, bonos y riesgo país poco asiste a los intereses procelitistas de los chavistas. Y de cualquier forma, el tema está ahí.

Castro como chivo expiatorio

Así es como el delicado estado de salud de Fidel Castro se vuelve funcional alos intereses chavistas en Venezuela. Fuentes médicas aseguran que el presidente venezolano llegó a La Habana para hacerse unos estudios relacionados con su tratamiento contra el cáncer y ver al dirigente comunista. Aseguran que Castro está “agonizante”.

El médico venezolano José Rafael Marquina reveló al diario español ABC que Hugo Chávez viajó a la capital cubana para hacerse ver por los médicos que trataron al ex presidente brasileño Lula Da Silva y aprovechar la estadía para visitar a Fidel Castro.

Marquina afirma que Chávez se hizo un Pet Scan, una tomografía que permite ver las áreas del cuerpo donde el tumor crece y que “debe hacerse en un paciente normal con cáncer aún en cura, al menos, cada seis meses”.

Luego se dirigió a la casa de Castro, en la zona de Cubanacan, donde el ex líder comunista, según Marquina, se encuentra “moribundo” debido que “ha sufrido un embolia masiva en la arteria cerebral derecha”. Y añadió que Castro “no está en soporte artificial ni ventilación mecánica, pero su salud es precaria”.

El médico venezolano sostiene que las autoridades de Cuba se niegan a revelar públicamente la verdad sobre el estado “agonizante” de Fidel.

Hugo Chávez viajó a La Habana sin previo aviso, como lo había hecho la vez que le diagnosticaron cáncer en la pelvis hace 16 meses. Por esa enfermedad debió realizarse tres intervenciones quirúrgicas y tratamientos de radio y quimioterapia.

Según Marquina, Chávez habría viajado a la isla el martes y aún se encuentra en la ciudad de La Habana.

El fetiche FARC

Y mientras Chávez se encuentra en Cuba sosteniendo la vela del Castro moribundo y pasando por alto los alarmantes índices económicos venezolanos, el PSUV anuncia que sigue fortaleciendo la agenda con Colombia para desarticular a la guerrilla colombiana. ¿Qué pensará Castro sobre eso?

A principios de noviembre la canciller María Ángela Holguín se reunirá con su par venezolano Nicolás Maduro, para tratar temas de seguridad, comercio, infraestructura y desarrollo social en la frontera, en lo que será un nuevo mandato del presidente Hugo Chávez.

Fortalecer las relaciones con Venezuela y preparar una reunión de presidentes, antes de finalizar el año, serán algunos de los objetivos de este encuentro.

"Precisamente para revisar todos los temas de la agenda y poder hacer la reunión de los presidentes", dijo la canciller Holguín.

Aún está por definir si la reunión será en Caracas o en Bogotá, lo que sí está claro es que un nuevo tema entra en la agenda diplomática entre Colombia y Venezuela, es las negociaciones de paz con las Farc, siendo el vecino país facilitar de estos acercamientos.
 




Link:
http://www.sintesiscorrientes.com/notix/noticia/14320_chavez_usa_a_castro_para_desviar_la_agenda-2.htm