Imprimir
22/03/2012 | 16:37hs
•NACIONALES

Desacuerdo pero con suba de 9,06% en la cotización

Hasta ahora, nada nuevo con excepción del incremento en la cotización bursátil de YPF, una noticia positiva que contrasta con el rechazo gubernamental a la propuesta de los accionistas privados. La pulseada continúa.


Las acciones de YPF, controlada por la española Repsol-YPF, terminaron la rueda bursátil con un salto de +9,06%, pese a que el coordinador del Ministerio de Planificación Federal y representante del Estado en el directorio de YPF, Roberto Baratta, rechazó -en el horario de la rueda bursátil- la propuesta presentada por la petrolera de capitalizar la empresa con las utilidades obtenidas durante los 2 últimos años en el país.

Baratta dio una conferencia de prensa tras la reunión celebrada en las oficinas de la petrolera en Puerto Madero y aseguró que "la postura de la empresa fue diferente, en vez de distribuir dividendos en plata, pensaron en distribuir a través de la emisión de acciones, pero eso para nada asegura que esos dividendos vayan a ser invertidos donde tienen que ser invertidos". Además, dijo que "YPF tiene que revertir esta tendencia de declinación que continúa hasta hoy".

Por el Estado, además de Baratta y Kicillof, del encuentro participó el secretario de Energía, Daniel Cameron. Cameron consideró que "YPF tiene que replantear su estrategia en el país" y dijo que el Gobierno esperaba que se presente "un plan de obras (...) que terminara en un crecimiento en términos reales de las inversiones que tiene que hacer YPF para poder equilibrar de mejor manera los volúmenes" de producción.

La agencia estatal de noticias Telam distribuyó el siguiente despacho, con Axel Kicillof como vocero de la posición gubernamental:

"El secretario de Política Económica, Axel Kicillof, dijo que el Gobierno le reclama a YPF "un claro, taxativo y preciso plan de inversiones" para la empresa, de manera de revertir la caída de producción que registró la empresa durante los últimos años.

En una conferencia de prensa tras la reunión de directorio de la empresa petrolera, Kicillof explicó que "el objetivo principal de la relación entre el Gobierno e YPF es que se revierta una situación que se ha consolidado en los últimos tiempos, prácticamente en los últimos 8 años, de una sistemática declinación de la producción tanto de petróleo como de gas".

El funcionario explicó que el director en representación del Estado "le había expresado al Directorio su opinión de que la empresa no debía distribuir las ganancias obtenidas durante el ejercicio anterior, durante el año pasado y el otro, que todavía estaban acumuladas, sino destinarlas a un plan agresivo de inversión para revertir el desabastecimiento".

En lugar de eso, según Kicillof, "lo que propuso la empresa fue capitalizar la compañía, lo que quiere decir en pocas palabras emitir nuevas acciones y distribuirselas a los dueños".

"Así que lo que se pretendía era reemplazar una distribución en efectivo, que era lo que nosotros les pedimos que no hicieran, por una distribución en acciones, lo que tiene también efectos en el valor bursátil de la compañía, hasta podría tratarse de una maniobra especulativa porque genera cambios en el valor de las acciones", destacó.

Para el funcionario, "realmente la propuesta del Estado es muy sencilla, no tiene nada de oscuro ni ninguna cuestión subliminal sino que simplemente se pedía que se constituyera una reserva destinada a realizar inversiones en el ejercicio de 2012 y eso fue negado".

Por último, Kicillof señaló que "hoy no se ha encontrado un plan de inversiones, ni una propuesta que parezca ir en esa dirección".

"Vamos a seguir actuando con la mayor seriedad, abiertamente para que esto se modifique y con todos los canales, todas las medidas, todos los instrumentos que tiene a su disposición el Estado nacional y los provinciales", concluyó."

Casi tres horas después de finalizada la reunión de Directorio,YPF emitió un comunicado donde informa que "se aprobó por mayoría la propuesta de aumentar el capital social, es decir, mantener en la propia compañía -y en el país- las utilidades remanentes del ejercicio 2010 y la totalidad de las correspondientes al 2011 (que en total suman 5.789 millones de pesos)".

"El Estado, por medio de su representante, Roberto Baratta, votó en contra", explicó.

"La decisión del Directorio no genera giro de divisas al exterior ni demanda la compra de dólares en el mercado local", agregó.

Por su parte, el titular del Grupo Repsol, Antonio Brufau, quien encabezó el encuentro, aseguró que "la elevada capitalización que se propone es una muestra rotunda del firme compromiso de los accionistas hacia la sociedad y sus actividades, y es una clara muestra de su alta sensibilidad ante la situación actual, las necesidades de inversión y los compromisos de la compañía".
 




Link:
http://www.sintesiscorrientes.com/notix/noticia/11784_desacuerdo_pero_con_suba_de_906_en_la_cotizacion-2.htm