Imprimir
19/01/2012 | 19:17hs
•NACIONALES

Católicos pero pro-abortistas

En la Cámara baja, el apoyo a una flexibilización de la legislación sobre abortos es mayoría. Los legisladores se declaran católicos apostólicos romanos, y su jefe espiritual, Benedicto XVI, ratificó la oposición teológica contra el aborto. En el Congreso de la Nación hay 7 proyectos sobre el tema.


Un estudio realizado por investigadores del Conicet revela que si bien más del 60% de los legisladores se declara católico, la mayoría estaría a favor de apoyar en el recinto los proyectos de ley que rechaza la Iglesia.

Los datos, fruto de una encuesta realizada por el Centro de Estudios e Investigaciones Laborales (CEIL-Piette) dados a conocer, buscan analizar la influencia de las convicciones religiosas en las decisiones parlamentarias.

Entre las 23 preguntas que les hicieron legisladores, se incluyó la siguiente: si en la próxima sesión se presentara un proyecto de ley que despenalice al aborto en las primeras doce semanas de gestación, ¿cómo votaría usted?

El 64 % respondió que votaría a favor.

Pero hubo otras preguntas que indagaron sobre el posicionamiento frente a la despenalización del aborto. En esas respuestas surgieron contradicciones en las propias posturas de los legisladores.

Por ejemplo, un 30% dijo que aunque está de acuerdo con la despenalización, no la votaría.

Independientemente de si consideran correcto o no que la religión ejerza un papel preponderante en la actividad legislativa, la mayoría de los legisladores encuestados afirmó, de manera contundente, que las convicciones religiosas influyen en los contenidos de los proyectos legislativos.

Un hecho significativo que muestra el relevamiento es el contacto constante de una amplia proporción de parlamentarios con obispos y sacerdotes católicos: se reúnen principalmente para conversar de temas políticos y sociales que incluyen por ejemplo los contenidos de educación sexual en los colegios públicos, la enseñanza de religión en las escuelas, el matrimonio entre personas del mismo sexo y la pobreza.

La encuesta también indagó respecto de la relación del Estado con las confesiones religiosas: los legisladores consideran que todas deben ser tratadas de manera igualitaria. La mayoría piensa que el Estado no debe sostener económicamente a los cultos, pero la subvención estatal de los colegios religiosos recibe una mayor aceptación.

El estudio fue dirigido por los investigadores Juan Esquivel y Juan Marco Vaggione. Se encuestaron 102 diputados y senadores –casi un tercio del Congreso–, tomando una muestra representativa en ambas cámaras según los parámetros de edad, sexo, partido político de pertenencia y región de residencia. El relevamiento se hizo antes del último recambio legislativo

Los investigadores tambien indicaron que el 65% de los legisladores nacionales se expresa creyente en Dios, mientras que el 46% se considera “muy religioso” y sólo 26% declara “no tener religión”.




Link:
http://www.sintesiscorrientes.com/notix/noticia/11065_catolicos_pero_pro-abortistas-2.htm