Imprimir
11/12/2011 | 12:01hs
•NACIONALES

Acusa a los diarios del desabastecimiento

¿Dónde creen los funcionarios gubernamentales que viven los periodistas y responsables de medios que pueden cuestionarlos? ¿En Indochina o en la Argentina?

 

El ministro de Planificación Federal, Julio de Vido. 04/10/2011 (Foto: Leonardo Zavattaro/Télam)

Si no hay combustibles para el funcionamiento de los vehículos, resulta un drama para todos: oficialistas u opositores, periodistas o no periodistas. Por lo tanto, dificilmente alguien, en su sano juicio, se encuentre anhelando un desabastecimiento de combustibles, en especial durante un feriado largo en el cual todos quieren movilizarse.

Los periodistas que no opinan como Julio De Vido también intentan algun esparcimiento junto a sus familias. No están deseando que el país quede inmovilizado porque ellos son parte de ese país. Y no tienen un expendedor de combustible en su domicilio, cuestión de que todos se quedan sin abastecimiento, ellos sí seguirán funcionando.

El enfoque es una estupidez y sorprende que un funcionario a menudo moderado, ponderado por casi todos sus intelocutores como racional, termine realizando afirmaciones que no solamente carecen de fundamento sino que tampoco tienen lógica.

De acuerdo al ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, “fracasó la operación de los diarios hegemónicos para desabastecer los combustibles”, en coincidencia con el intenso movimiento de vehículos del fin de semana largo.

El funcionario explicó que “como siempre que existe un gran movimiento turístico, los medios hegemónicos, que trabajan como un partido de la oposición, desinforman para generar molestias en la población, haciendo que todos quieran llenar el tanque para después titular que no hay nafta”.

No es cierto que todo transcurrió con normalidad. En muchas estaciones de servicio (y no fue el único fin de semana) se terminan velozmente los combustibles premium y quedan, en el mejor de los casos, el combustible super, más sucio para los filtros de los motores del renovado parque automotor.

Pero hay estaciones de servicio, por ejemplo las ubicadas en Panamericana, que directamente se quedaron sin combustible... hasta que recibieron un camión-cisterna con más combustible, lo que no siempre es inmediato.

¿Eso es desabastecimiento? No si ocurre una vez. Hay que encontrarle alguna definición si sucede todos los fines de semana largo (habrá muchos en 2012).

“Viendo las ediciones del jueves de Clarín y La Nación, queda claro que fracasaron y tuvieron que conformarse con decir a lo sumo que había `largas colas`, que en gran media fueron también producto de esta operación", señaló De Vido.

No, Clarín y La Nación se hicieron eco de las amenazas de dirigentes gremiales de los estacioneros.

El ministro indicó que “el abastecimiento es normal y sólo se registraron algunas demoras por el gran movimiento de autos del fin de semana largo, potenciadas por los alarmistas de siempre que le dicen a la gente que no va a haber nafta”.

Agregó que “la Secretaría de Energía del Ministerio de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios tiene 80 inspectores recorriendo las estaciones de servicio de los principales centros turísticos para verificar el normal abastecimiento”.

“Si para Navidad y Fin de Año los automovilistas cargan como lo hace habitualmente, no van a sufrir ninguna demora”, subrayó.

Si ocurre lo que dice De Vido, muy bien. Pero informar sobre una situación no es apostar al apocalipsis. Y un ministro como De Vido debería resultar más prudente en sus afirmaciones.




Link:
http://www.sintesiscorrientes.com/notix/noticia/10581_acusa_a_los_diarios_del_desabastecimiento-2.htm