Imprimir
18/10/2011 | 11:23hs
•NACIONALES

Amado y Aníbal, contra los fantasmas

Próximo a una victoria electoral que le llega por rebote, o al menos, por lealtad, el ministro de Economía, Amado Boudou, se prepara para desembarcar en el Senado de la Nación.

Sin embargo, allí se encontrará con un fiel de los tiempos en los que "la fuerza de él" no era la de un muerto. Ambos saben que no evitarán roces, por eso, preparan su "ejército".Como todos en el Gobierno, y muchos afuera, el ministro de Economía, Amado Boudou, descarta la victoria este domingo, cuando gracias a su lealtad acceda a presidir nada menos que el Senado.

Para ello, el ministro con su equipo cuánto personal podrá sumar a la Cámara alta y cómo manejará el área administrativa, en la que contará con un 50% más de presupuesto.

Boudou habría llamado a su secretario legal y administrativo, Andrés Iturrieta, para pedirle saber cuanto antes cuáles son los pasos necesarios para nombrar empleados en el Senado, según informa el sitio 'La Política Online'.

Claro que es un rumor que despierta una importante alerta en el sindicato por posibles despidos.

Boudou contará para eso con un presupuesto de $892 millones para el Senado, 50% por encima del actual, que asciende sólo a 585. Y quiere que la mayor parte de ese dinero sea para ampliar su estructura de poder hacia adentro y hacia afuera de la Cámara.

Por tradición, nadie le discute al presidente del Senado la secretaría administrativa del cuerpo, aunque su titular debe elegirlo el cuerpo. El área está hoy a cargo de Benigno Rins.

El gurú administrativo de Boudou ni bien llegó a Economía fue Benigno Vélez, quien luego se convirtió en gerente general del Banco Central. Su cargo fue ocupado por Iturrieta, uno de los candidatos naturales para reemplazar a Rins. Aunque tampoco se descarta que premie en ese lugar a algún colaborador cercano.

Pero lo cierto es que la dinámica parlamentaria exige personas idóneas en áreas claves para evitar errores que puedan pagarse caro. De ahí la existencia de figuras históricas y respetadas por todas las fuerzas como lo fue el recientemente fallecido Manuel Canals, prosecretario parlamentario hasta el último día de su vida.

La secretaría parlamentaria está a cargo de Juan Estrada, de estrecha relación con el bloque oficial. Es quien coordina el curso legislativo y la dinámica de las sesiones, en las que el presidente queda expuesto a centímetros de los 72 senadores.

El dilema de Boudou es que mientras no esté para ocupar su sillón, irá en su lugar el presidente provisional del Senado, para el cual el principal candidato es Aníbal Fernández, a quien pocos imaginan inactivo en la Cámara.

Otro lugar que podría recaer en este fiel de los tiempos de Néstor Kirchner es la Comisión de Asuntos Constitucionales, que abandonará Nicolás Fernández, el santacruceño con chances de ser el próximo ministro de Justicia.

Según cuentan más rumores, Aníbal tiene también la supuesta intención de sumar personal para tener poder.

El sitio 'Noticias del Congreso Nacional' informó que ambos solicitaron por anticipado 1.700 cargos para ocupar con su gente.

Esto aceleraría el retiro masivo y obligado de empleados que cuentan con edad de retiro, y que esperan la restitución del 82%. Según el mismo sitio, para ello, el kirchnerismo presiona al gremio (APL) y sobre todo a Norberto Di Próspero, a quien "tienen en la mira". Y este es uno de los motivos por el que se aumentan los recursos para el Congreso, según el Presupuesto 2012.

Cuenta el sitio que en principio "se pensó que era tan sólo un preaviso cargado de una broma ocurrente, pero luego, nos dimos cuenta que la cosa venía en serio, cuando se reiteró la especie. La verdad es que esto va a producir un gran movimiento y convulsión dentro de la Cámara, porque habrá que tomar la decisión de retirar, sí o sí, a muchísima gente. Muchos ya están en edad de retiro, y otros al filo. La mayoría tiene pretenciones de jubilarse con el 82% que fue sacado a través de una resolución. Pero los tiempos son escasos, y estamos viendo cual es la mejor manera de concretar esto sin que llegue a ser traumático y cause el menor problema posible".

Según un funcionario que no dio su nombre la cuestión "no va a ser fácil. Hay gente de muchos años con un número importante de categorías altas y, sobre todo, está el gremio por detrás, que no es poca cosa". "Varios pesos pesados quieren al actual secretario general afuera. No me preguntes porqué, no te lo puedo decir, pero lo tienen en la mira", dijo.

La petición de los cargos se divide en: 1.200 para ser distribuidos por el casi futuro vicepresidente, y 500 para el casi seguro presidente previsional del Cuerpo. Cabe tener en cuenta que la Cámara de Senadores de la Nación cuenta actualmente con una planilla de personal en planta permanente de 1.907 agentes, y en temporarios de 1.541, sin contar los contratados.

En este marco, Norberto Di Próspero, histórico jefe del gremio de personal legislativo ya avisó que defenderá a los empleados que se hayan ganado su lugar. El jefe gremial del Senado es Fabián Zaccardi, secretario de organización y movilización de APL.

Di Próspero, quien en el 2005 mostró toda su fuerza al tomar el recinto de Diputados, vivió en carne propia la inquietud de los empleados de la otra Cámara durante un acto en el que varios se acercaron a preguntarle si conocía las intenciones de Boudou. Sin embargo, según testigos de ese careo no habría mostrado preocupación por lo que fuera a hacer el actual ministro.




Link:
http://www.sintesiscorrientes.com/notix/noticia/09562_amado_y_anibal_contra_los_fantasmas-2.htm