Imprimir
07/04/2011 | 11:06hs
•SOCIEDAD

Altos índices de desnutrición infantil en la ciudad de Corrientes

La delegación local de la Cooperadora para la Nutrición Infantil (Conin) atiende a 80 niños, de los cuales 40 sufren daños irreversibles por falta de alimentación. Inaugurarán sede en Molina Punta.


La Cooperadora para la Nutrición infantil (Conin), con sede en Corrientes, atiende a unos 80 niños de barrios humildes de la capital, de los cuales la mitad padece desnutrición crónica, y en muchos de ellos el tiempo vital de desarrollo en los primeros 5 años de vida es irrecuperable. El 80 por ciento de los chicos que llegan al centro tienen retrasos madurativos por el daño directo que le genera al cerebro la falta de alimentos.
En la lucha por combatir el flagelo, Conin inaugurará el viernes su nueva sede en la calle Caá Catí y Punta Vidal, del barrio Molina Punta.
Según los datos suministrados por la dirección de esta fundación, el 100 por ciento de los niños asistidos vive en casillas, en barrios periféricos de la ciudad, en condiciones de promiscuidad e indigencia extrema.
El 99 por ciento almuerza en los comedores dependientes del Ministerio de Salud Pública de la Provincia o de la Municipalidad, los cuales funcionan solo de lunes a viernes.
En cuanto a los controles de salud, las enfermedades más comunes en este grupo son las anemias, las infecciones respiratorias agudas y la parasitosis. Según los registros, las padece el 96 por ciento.

La pobreza
Según los directivos de Conin, el 99 por ciento de los niños y mujeres que llegan al centro son indigentes. El 55 por ciento de los padres son ladrilleros o changarines, es decir que no tienen un trabajo estable o están desempleados, y son analfabetos. Un dato estremecedor es que el 100 por ciento de los atendidos vive en un entorno familiar violento y promiscuo, agravado por el alcoholismo. El 85 por ciento son madres menores de 35 años y la mitad de ellas tienen varios hijos.
El 83 por ciento de las familias depende de algún plan social y el ingreso mensual promedio es de 150 y 200 pesos.

Un trabajo voluntario
Conin Corrientes es una fundación sin fines de lucro. Ningún integrante de la comisión directiva percibe sueldo ni honorarios. Los servicios que reciben las familias son brindados en parte por el personal rentado, y en parte por profesionales voluntarios, quienes donan vocación y tiempo.
Los sueldos del personal del centro y gastos de funcionamiento, mantenimiento y otros, se solventan con el aporte de empresas privadas y de la Cooperadora Amigos de Conin, a través de donaciones a la cuenta o por el débito automático del Banco Río. La Subsecretaría de Acción Social brinda la Copa de leche. También reciben la donación de alimentos de parte de particulares y de diferentes instituciones y organismos, como la Facultad de Medicina y de Odontología de la Unne, el Instituto de Formación Docente, el Colegio Yapeyú, entre otros, y por eventos a beneficio.

La Fundación
Conin fue fundada en Mendoza el 4 de septiembre de 1993 por Abel Albino, siguiendo el modelo implementado en Chile por Fernando Mönckeberg, y gracias al cual este país cuenta con el índice más bajo de desnutrición en Latinoamérica. Hay nueve centros distribuidos en el noroeste y nordeste de Argentina, donde se registran los índices más altos de desnutrición infantil.
 




Link:
http://www.sintesiscorrientes.com/notix/noticia/05869_altos_indices_de_desnutricion_infantil_en_la_ciudad_de_corrientes-2.htm