Imprimir
11/11/2010 | 08:00hs
•EL MUNDO

La espera el G-20, la minería y el Club de París

CFK (rubia en la caricatura que le da la bienvenida a la Cumbre) llegó junto a otros jefes de Estado. La deuda y las inversiones de la Barrick, en su agenda. El lujoso hotel.
 

La presidenta Cristina Fernández arribó a Seúl, Corea del Sur, este mediodía (hora argentina) para participar de la cumbre del G20, luego de casi 48 horas de haber partido de la Argentina, en un jet privado considerado el avión ejecutivo más rápido y lujoso del mundo para vuelos intercontinentales. Sucede que la mandataria hizo escala en Alaska y su vuelo llegó con algunas horas de demora respecto del horario previsto inicialmente.

La mandataria, que se alojará en el Park Hyatt donde también se hospeda el premier italiano Silvio Berlusconi, arribó a las 11.26 de Argentina (23:26 en Seúl), y su primera actividad está prevista para hoy a las 23 de Argentina, aunque en Seúl será ya el día jueves 11 al mediodía, y se realizará en el Sheraton Grande Walkerhill Hotel, informó Presidencia. Tambiéntiene previsto mantener una reunión con el primer ministro de Canadá, mañana a las 3 hora argentina (15 hora en Seúl), y luego asistir a la ceremonia de bienvenida a los Jefes de Estado del G-20 que ofrecerá el presidente Lee Myung-bak en el Museo Nacional de Corea, a partir de las 6 hora argentina (18 en Seúl).

Según Clarín, la reunión con el premier canadiense tiene como objetivo central hablar sobre las inversiones de la minera canadiense Barrick Gold en el país.

Durante su participación de las actividades del G20, la jefa de Estado y será acompañada por el canciller Héctor Timerman, primero en arribar a Seúl tras 28 horas de viaje en un avión de línea, y el ministro de Economía, Amado Boudou, quien recién arribaría mañana, también en un vuelo de línea.

El viernes, la Presidenta asistirá a la primera sesión plenaria del G20, que se realizará entre las 21:00 y las 0:30 hora argentina (9.00 a 12.30 del sábado en Seúl), y luego de la "foto de familia", participará del cierre de la cumbre que será el sábado entre las 2.15 y las 3.30 hora argentina (15.15 A 15.30 hora de Corea).

Uno de los temas centrales del G20 para la mandataria será gestionar lazos con algunos países para el pago de la deuda con el Club de París sin monitoreo del FMI. Un tema del que Timerman, en las primeras declaraciones oficiales a la prensa en Seúl, trató de evitar.

"En esta cumbre ha sido elegida para presidir la reunión de empresarios que se ha abocado a estudiar la reforma financiera y la inserción de las finanzas en la economía real; ha sido también elegida para que dentro del G-20 sea quien comente a sus pares las recomendaciones que realice el sector privado sobre esta cuestión", señaló el Canciller, según informó Télam. Y destacó: "Que la Presidenta esté al frente de la mesa sobre finanzas es un reconocimiento al trabajo que ha hecho desde la primera cumbre del G-20 en el 2008, cuando ya planteaba la necesidad de una reforma del sistema financiero".

El lujoso alojamiento. El hotel que eligió la mandataria para alojarse durante su estadía en Seúl se caracteriza por sus habitaciones con una impresionante vista a la ciudad a través de unos imponentes ventanales que abarcan desde el techo hasta el piso. La suite presidencial es, por caso, de un "lujo incomparable", señala la página web del hotel, que destaca que tiene una amplitud de 160 metros cuadrados, y cuenta con sala, comedor, vestidores y áreas de trabajo, chimenea, despensa, bar y baño de visitas. Además de un equipo de música de alta tecnología, una TV de pantalla plana, Internet de alta velocidad y cama de alta comodidad. El baño, en tanto, ofrece una ducha, bañera de hidromasaje y mesa de masaje con piedras.
 




Link:
http://www.sintesiscorrientes.com/notix/noticia/03209_la_espera_el_g-20_la_mineria_y_el_club_de_paris-2.htm