Imprimir
25/09/2010 | 12:26hs
•EL MUNDO

Chávez cerró la campaña del PSUV

El presidente venezolano, Hugo Chávez, cerró la campaña del PSUV de cara a las elecciones legislativas del próximo domingo. El bolivariano prometió una victoria por "knock out" y aseguró que ya se entrena para la campaña presidencial del 2012. La oposición apela al relato bíblico de David y Goliat para expresar sus esperanzas.  

El presidente Hugo Chávez dijo el jueves que "aprovechó" la campaña de las elecciones legislativas del domingo como entrenamiento para las presidenciales del 2012.

El gobernante insistió durante un acto del cierre de campaña el jueves que lo que está en juego en la elecciones del domingo son las presidenciales, en las que ya postuló su nombre si Dios le da "vida y salud".

"Estoy empezando a calentar pa' el 2012, compadre, yo aproveché esta campaña que hoy termina para calentar los motores para el 2012", dijo Chávez en un acto político en el occidental estado Lara.

Además, el gobernante se declaró en "guerra" y pidió a sus seguidores a no dormir desde el jueves hasta el lunes para dedicarse por completo a una operación en la que dice demolerá a la oposición venezolana.

"El domingo es la gran batalla y la gran victoria del domingo será el anuncio de lo que aquí ocurrirá dentro de dos años: las elecciones presidenciales de diciembre del 2012 que están a la vuelta de la esquina", dijo Chávez en un breve discurso a sus seguidores.

Los comicios del domingo aumentarán la pluralidad de la Asamblea que en el 2005 quedó completamente en manos del chavismo, con un 75% de abstención, luego que se retirara la oposición.

Analistas dicen que los seguidores de Chávez lograrán puestos en la Asamblea, aunque adversarios también podrían lograr partipación en el legislativo, que el gobernante considera clave para continuar su revolución socialista en la nción petrolera.

En los comicios que se realizarán en dos años también serán electos los cargos de gobernadores de estado en el país petrolero.

Así, las elecciones legislativas en Venezuela servirán de "termómetro político" para el mandatario Hugo Chávez, quien ve esta cita como una antesala de las presidenciales de 2012, en las que aspirará a un tercer mandato de seis años, coinciden expertos.

"Esta victoria del 26 va a ser un preludio de lo que aquí va a ocurrir en diciembre de 2012", lanzó Chávez en estos días en un acto del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), que él preside. "De aquí al 2012 lo que quedan son dos años, dos años no es nada", pero "van a ser claves para la revolución", advirtió.

El próximo domingo, más de 17 millones de venezolanos elegirán a los 165 diputados de la Asamblea Nacional (Parlamento) en unos comicios en los que el oficialismo aspira a mantener su aplastante mayoría para garantizar el "futuro de la revolución".

En estas elecciones, el mandatario, que llegó al poder en 1999, inició su "precampaña" para las presidenciales de 2012, acompañando a "sus candidatos" a diputados en caravanas y actos políticos en todo el país.

Chávez obtuvo su último triunfo electoral en febrero de 2009 cuando se aprobó en referéndum su propuesta de realizar una enmienda a la Constitución venezolana para permitir la reelección ilimitada para todos los cargos de elección popular, incluido el de presidente.

"Para Chávez las elecciones son un termómetro político de cara a las presidenciales. Porque puede ganar la mayoría en la Asamblea Nacional, pero ¿con cuántos votos? ¿Los suficientes para ganar en 2012?", se pregunta el sociólogo Antonio Cova.

David y Goliat

Ramón Guillermo Aveledo, secretario ejecutivo del bloque opositor de la Mesa de la Unidad, reiteró el jueves la denuncia sobre el uso de recursos públicos en la campaña electoral, pero desestimó que eso pueda pesar sobre los resultados del domingo.

"Esta es una pelea de David contra Goliat y va a terminar como terminó la pelea bíblica", dijo Aveledo al asegurar que estaba confiado de la victoria opositora.

Al ser preguntado sobre lo que han planteado algunos opositores en cuanto a que Chávez podría crear un congreso paralelo con las organizaciones comunales de perder el domingo las elecciones, Aveledo dijo que "si el presidente se 'baipasea' (hace a un lado) la Asamblea Nacional, se 'baipasea' la Constitución. Eso es muy grave".

El dirigente indicó que la oposición aceptará el resultado electoral si es "transparente". "Donde el resultado esté transparente reconocemos. Donde no, no. Ah, claro, porque si nos hacen trampa no reconocemos", acotó.

Los opositores y oficialistas tendrán testigos electorales en las mesas de votación.

La oposición cerró la campaña electoral con masivas concentraciones en la localidad de Los Teques, a las afueras de la capital, y la ciudad centro costera de Valencia.

 




Link:
http://www.sintesiscorrientes.com/notix/noticia/02317_chavez_cerro_la_campana_del_psuv-2.htm