Imprimir
05/08/2010 | 11:08hs
•EL MUNDO

Tensión entre Israel y El Líbano, luego de los 4 muertos

El 1er. ministro israelí, Benjamín Netanyahu, convocó a su gabinete de seguridad, luego del enfrentamiento armado ocurrido aen la frontera con El Líbano, en el que murieron 4 personas, en total: 2 soldados libaneses, 1 teniente coronel israelí y 1 periodista.  

El 1er. ministro israelí, Benjamín Netanyahu, acusó al Gobierno libanés de ser el "responsable directo" del enfrentamiento entre sus respectivos ejércitos en la frontera mutua, que calificó de "violenta provocación".

"Israel ha respondido y seguirá respondiendo con vigor contra todo intento de violar la calma en su frontera norte y de dañar a los residentes del norte y los soldados que les protegen", señaló Netanyahu en un comunicado.

El 1er. ministro destacó que considera el suceso de "extrema gravedad" y una "clara violación" de la Resolución 1.701 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, que puso fin a la guerra que enfrentó a Israel y El Líbano en el verano (Hemisferio Norte) de 2006, en la que murieron unas 1.200 personas, en su mayoría civiles libaneses.

Ambas partes se acusan mutuamente de haber desencadenado las hostilidades en la zona fronteriza aunque un vocero de la Fuerza Interina de la ONU en El Líbano (Unifil) afirmó que los soldados israelíes que protagonizaron el enfrentamiento fronterizo con tropas libanesas trabajaban en territorio israelí.

La nota difundida por la fuerza de la ONU que vigila la frontera israelo-libanesa asegura, citando al teniente coronel Naresh Bhatt, que "los árboles que estaban siendo podados por el Ejército israelí están localizados al sur de la línea azul en territorio israelí".

Ambos bandos se apresuraron a culparse mutuamente del incidente, que se desencadenó cuando soldados israelíes comenzaron a arrancar un árbol y soldados libaneses, que entendían que estaban violando su territorio, realizaron disparos de advertencia.

Israel respondió con armas ligeras, artillería y fuego desde un helicóptero, mientras que los libaneses también dispararon. El saldo fue de 4 muertos: 2 soldados, 1 reportero libanés y 1 teniente coronel israelí.

Sin embargo, el líder de la organización islámica libanesa Hezbollah, Hassan Nasrallah, culpó a Israel de originar el enfrentamiento, y dijo en un video que su organización no permanecerá en silencio si en un futuro Israel ataca nuevamente al ejército libanés, según informó el diario israelí Haaretz, en su versión electrónica.

La situación ocurre 4 años después del fin de la guerra entre Hezbollah e Israel en el sureste de Líbano.

Respecto a la Guerra de 2006 en El Líbano, a la que el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas puso fin con un cese al fuego, el líder del Hezbollah aseguró que “Israel no ha detenido las agresiones contra El Líbano, y lo que ocurrió hoy (martes 03/08) lo demuestra”.

“Desde el cese al fuego y hasta hoy, Israel ha violado descaradamente la resolución del Consejo de la Seguridad de la ONU en más de 7.000 ocasiones y no en una sola; no ha respetado al Consejo de Seguridad”, sostuvo.

“Personalmente me puse en contacto con los comandantes del Hezbollah en el área, y les dije que no actuaran hasta recibir una orden directa. Que esperaríamos órdenes de un alto oficial del ejército libanés. Contactamos a un comandante del ejército y le explicamos que actuaríamos si nos lo solicitaban. Pero no necesitamos ninguna orden para protegernos nosotros”, advirtió Nasrallah.

El líder de la milicia indicó que decidieron no intervenir por varias razones: “primero, porque el ejército supervisaba la batalla. Segundo, porque no queríamos que la situación se deteriorara. Y tercero, porque no queríamos elevar las tensiones a nivel internacional”.

“Pero en el futuro, lo digo categóricamente, si Israel levanta sus armas contra el ejército libanés, tomaremos medidas para terminar con su armamento, y responderemos como corresponde”, añadió.

De acuerdo con Nasrallah, más de 1 millón de minas de campo y bombas de racimo fueron colocadas en el sureste de Líbano por los soldados israelíes durante la confrontación de 2006.

“A pesar de cuatro años de intensas operaciones, 200.000 bombas y minas han sido desactivadas. Pero hemos aplicado enormes esfuerzos para complementar la tarea”, concluyó.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, llamó a "la máxima contención" a los 2 países y pidió que colaborasen con la Fuerza Interina de la ONU en el Líbano (Finul) "para consolidar la restauración de la calma".

Hoy (miércoles 04/08) las tropas israelíes reanudaron las labores de poda de árboles en la misma zona con la intención, además, de instalar cámaras de seguridad.

Según Netanyahu lo ocurrido ayer es una "violenta provocación" del Ejecutivo libanés ya que se realizaban tareas rutinarias coordinadas con la Finul.

Las tropas israelíes reforzaron a la unidad de ingeniería que trabaja en el punto fronterizo y Netanyahu convocó de urgencia a su gabinete de seguridad ante lo que considera "un ataque gravísimo y provocativo del Ejército libanés".

"Varios países arman al Ejército libanés para que luche contra Hezbollah pero luego usa dichas armas para atacar a los soldados israelíes", denunció una fuente del Gobierno al diario Haaretz.

Fuentes militares citadas por varios medios locales conectan al grupo chii Hizbullah a la unidad y el oficial del Ejercito libanés en la frontera que disparó contra las tropas israelíes.

Aunque a nivel oficial, no se critica la labor de los efectivos de la ONU en el sur del Líbano, el ex ministro de Defensa, Shaúl Mofaz, ha sido rotundo: "Finul ha actuado de forma patética al limitarse a chillar en lugar de evitar el atentado contra los soldados israelíes. Habían sido informados de antemano de una actividad rutinaria en el lado israelí de la frontera".

La prensa israelí coincide en llamar "emboscada" a lo sucedido, aunque con diferencias sobre la motivación y los autores.

Los comentaristas de 'Haaretz', Amos Harel y Avi Issajarov, destacan la importancia que Hezbollah no estuviera involucrado en la refriega: "Si el grupo chii hubiera reivindicado la autoría de la muerte del teniente coronel Dov Harari, se puede decir que el Tsáhal (el Ejército israelí) hubiera reaccionado con un ataque en toda el frente del sur de El Líbano".

En el diario 'Yediot Ajaronot' hablan de la "radicalización en las filas del Ejercito libanés cada vez más influenciadas por Hezbollah".

"Francotiradores del Ejército libanés fueron enviados para atacar a los soldados que cortaron un árbol en la frontera mientras periodistas, fotógrafos y cámaras se encontraban de forma milagrosa en el lugar del ataque antes de producirse", se afirmó.

 




Link:
http://www.sintesiscorrientes.com/notix/noticia/01372_tension_entre_israel_y_el_libano_luego_de_los_4_muertos-2.htm