Imprimir
17/07/2010 | 12:35hs
•POLICIALES

Secuestros extorsivos: la historia del Ruso

Un ex vendedor de ladrillos ahora es el secuestrador más buscado del país. Lo acusan de haber secuestrado a Schaerer y a la hija de un ex presidente de Paraguay.

 

Por Virginia Messi.
 

Creció en un barrio de familias trabajadoras: padres humildes y una hermana menor. Hizo la primaria en la escuela más importante del pueblo y la secundaria en el único colegio de educación media que había. Ayudó a su padre a vender ladrillos y tosca. Se casó con su primera novia y tuvo dos hijos, hoy adolescentes.

Así empieza la historia de Rodolfo "El Ruso" Lorhman Krentz, que ahora tiene 39 años. El apodo se lo pusieron sus amigos de Lima, la pequeña localidad bonaerense donde creció. El sobrenombre lo acompañó incluso cuando su vida comenzó a cambiar: primero se hizo ladrón de ganado, luego se especializó en asaltos tipo comando. A fines de 2001 se recicló como secuestrador.

Hoy es el hombre más buscado por la Policía argentina dentro y fuera del país. Lo acusan de planear y ejecutar casi media docena de secuestros extorsivos y también una cantidad similar de asaltos comando.

Se dijo que vive en Brasil; otro rumor dio por seguro que había viajado a España; en el pueblo bonaerense de Lima cuentan que lo vieron por el Barrio Unión (donde aún vive su familia) el Día de la Madre del 2004.

En Paraguay se lo acusa de cuatro secuestros "pesados": el de María Elizeche y María Elena Vargas (dos empresarias gastronómicas), el de Cecilia Cubas —hija del ex presidente paraguayo Raúl Cubas Grau—, y el de un chico de 10 años que murió cuando sus secuestradores le dieron una dosis mortal de calmantes.

Luego de una condena a tres años de prisión, a fines de los 80, por robo calificado de ganado mayor, Lorhman se dedicó de lleno a los golpes tipo comando que, en los 90, dieron pie a la formación de grandes bandas, como de la Luis "El Gordo" Valor. De esa época heredaría la estructura y los contactos que luego usó para secuestrar.

Uno de sus cómplices de entonces, Juan Carlos "El Bomba" Gallardo, había crecido junto a él en Lima y lo siguió cuando se fue del pueblo para formar su banda. Con él asaltó en 1995 el Banco Río de Baradero, de donde se llevó medio millón de pesos.

En su banda de entonces también estaba Roberto "El Zurdo" Branto Ayala, detenido recientemente por los secuestros de Patricia Nine y Claudia Miranda. Y otro gran conocido de la Policía: Néstor Ariel Villar Villar.

El apodo de Villar es "El Corta". Según la base de datos de la Secretaría de Seguridad de la Nación, sus últimos "trabajos" —entre ellos el secuestro de Cristina Taborda de Cruellas— los hizo dentro de la banda de Mario "Coco" Carranza.

Las relaciones entre secuestradores siguen: "El Corta" tiene como medio hermano a otro conocido secuestrador (muerto de sida): Eduardo Norberto "El Caja" Fernández Villar, quien fue detenido por el secuestro de Facundo Laffont. Cristian Carro Córdoba, Gustavo Escobar Duarte, Félix Nicolás "El Boli" Díaz. Todos trabajaron con o para Lorhman en algún momento. Todos fueron cayendo presos... pero "El Ruso" sigue libre.

Siempre yendo y viniendo entre el norte de la provincia de Buenos Aires y el Litoral, Lorhman fue mechando sus golpes. Luego de salir libre en 1999 (lo habían detenido por el robo al Banco Río), reapareció ese mismo año: asaltó una sucursal del Banco Macro en Posadas.

La Policía conocía a Lorhman desde fines de los 80, pero la gente empezó a escuchar su nombre a partir del caso de Cristian Schaerer, en setiembre de 2003. Pocas horas después del secuestro del joven estudiante universitario, la Gendarmería Nacional tuvo en sus manos las primeras fotos de "El Ruso". En una de ellas se lo ve en una reunión organizada para festejar el éxito de un secuestro.

En Corrientes Lorhman está señalado como integrante de la banda que protagonizó el robo a la Caja Municipal de Préstamos y a las oficinas centrales de la cadena de supermercados Impulso. De ambos lugares se llevaron millonarios botines sin disparar un solo tiro. También participó de un asalto a un banco en la ciudad de Resistencia, Chaco. Allí cometió un error poco frecuente en él: fue filmado por las cámaras de seguridad.

 

 

 

 

 




Link:
http://www.sintesiscorrientes.com/notix/noticia/00979_secuestros_extorsivos_la_historia_del_ruso-1.htm