Imprimir
09/07/2010 | 13:34hs
•DEPORTES

Maradona tendrá que entregar a Mancuso

Las duras disputas internas que ocurrieron en el grupo de jugadores que pasó con bastante pena por Sudáfrica 2010 demuestran que Diego Maradona perdió o nunca tuvo el "manejo del vestuario" que él afirma que tiene. Al parecer, los "referentes" del plantel consideran que la guerra entre Juan Sebastián Verón y el Nº2 de Maradona, Alejandro Mancuso, se zanja solamente con la salida de Mancuso. Maradona, quien ya tuvo que resignar a Oscar Ruggeri por pedido de Julio Grondona, ¿cómo reaccionaría ante lo de Mancuso?
 

En el programa de radio por La Red, que de lunes a viernes por la mañana conduce Jorge Rial, se hizo mención en la edición correspondiente al 07/07 a una fuerte interna entre el mediocampista de Estudiantes, 'la Bruja' Juan Sebastián Verón, y el asistente de Diego Maradona, Alejandro Mancuso.

La situación derivó en la tormenta más intensa que cayó sobre el 'bunker' de la selección, en Pretoria, y provocó que el mediocampista de Estudiantes de La Plata, considerado de antemano como titular indiscutible del plantel, terminara en el banco de suplentes.

El hecho que desató la furia de Verón habría ocurrido antes del encuentro contra México, cuando Maradona y Mancuso repartieron las camisetas a los titulares y a los suplentes. A Verón le entregaron una de color rojo (suplente). Siempre se sostuvo que Carlos Enrique, otro colaborador de Maradona, había defendido que para ese partido se eligira a Maximiliano Rubén Rodríguez antes que a Juan Sebastián Verón. Pero el problema es que nadie le había advertido a Verón, quien con mucho fastidio ni siquiera recogió con sus manos la casaca sino que la levantó con los pies del piso donde había quedado.

La actitud de Verón delante del resto del plantel, para Maradona y Mancuso fue intolerable y no le volvieron a dirigir la palabra, según el relato de Ventura.

Maradona habría considerado que quedaban corroboradas sus sospechas de que Verón 'jugaba' para 'Humbertito' Grondona (hijo del titular de la AFA, Julio Humberto Grondona), y le explicaba qué ocurría en la concentración.

Además, Grondona había expresado públicamente que Verón debería ser su sucesor al frente de la Asociación del Fútbol Argentino.

Según ese relato, Maradona quedó muy dolido porque Gabriel Heinze se solidarizó con Verón.

Debe recordarse que Heinze es señalado como uno de los “golpistas” que provocaron la caída de Alfio Basile porque Maradona ya tenía todo 'arreglado' para sucederlo como entrenador.

Los ánimos de Maradona y Mancuso casi explotan cuando Verón, junto a Walter Samuel, sentados en el banco de suplentes, daban a sus compañeros instrucciones tácticas durante el descalabro ante Alemania.

“Todo el plantel quiere pedir la cabeza de Mancuso”, dijo Ventura.

Lo interesante del relato, de confirmarse, es que Maradona no controló el vestuario tal como él presumía públicamente. ¿Qué dirá Juan Cabandié, el legislador porteño kirchnerista que quiere construirle una estatua a Maradona?

 




Link:
http://www.sintesiscorrientes.com/notix/noticia/00787_maradona_tendra_que_entregar_a_mancuso-2.htm