Imprimir
04/07/2010 | 11:25hs
•EL MUNDO

Obama pide la ayuda de los republicanos para encarar la reforma migratoria en USA

Barack Obama, presidente de USA, aseguró durante una conferencia en Washington que procederà con una reforma exhaustiva del sistema migratorio estadounidense y pidiò la ayuda de los republicanos. "Sin su apoyo, no podremos resolver este problema, ésta es la realidad política y matemática", dijo el mandatario.  

El presidente de USA, Barack Obama, afirmó que su Gobierno procederá adelante con una reforma exhaustiva del sistema migratorio que "refleje nuestros valores como un Estado de Derecho y un país de inmigrantes".

En un discurso sobre inmigración en la Facultad de Diplomacia de la Universidad Americana en Washington, ante unas 250 personas, Obama aseguró que su Gobierno no irá posponiendo la reforma de un sistema "fundamentalmente fracasado". "Hemos dejado claro que este Gobierno no va posponiendo las cosas y la reforma migratoria no es ninguna excepción", indicó en una alocución en la que, como se esperaba, no efectuó ningún anuncio y se centró en resumir su visión sobre la reforma.

Tras reconocer que la inmigración es un asunto "emocional" que se presta a la demagogia, subrayó su convencimiento de que es posible "dejar la política a un lado" y que los partidos, tanto el Demócrata como el Republicano, se unan para aprobar un sistema que "rinda cuentas".

La mayoría de los estadounidenses y de los legisladores demócratas, aseguró, "están preparados" para una reforma que incluya una vía para la regularización de los cerca de once millones de indocumentados que se calcula que se residen en USA; multas para los empresarios que contraten a ilegales y que refuerce la seguridad en la frontera.

Para sacarla adelante, indicó, son necesarios los votos de la oposición republicana pues sólo con los 58 sufragios demócratas en el Senado no hay "síes" suficientes para garantizar que la medida sale adelante, algo para lo que hacen falta 60 escaños.

"Sin el apoyo republicano no podremos resolver este problema, ésta es la realidad política y matemática", indicó, tras recordar que en intentos previos de acometer la reforma sí se contó con el apoyo de legisladores de ese partido.

Obama insistió en que una reforma migratoria debe contar con una vía para la legalización de los indocumentados, pues poner todo el énfasis en la seguridad en la frontera y detener y expulsar a los once millones de ilegales es "imposible desde el punto de vista logístico y salvajemente caro".

Viajes a Cuba

En este marco, cabe recordar que USA aprobó ayer un proyecto de ley bipartidista clave que levanta la prohibición a los estadounidenses de viajar a Cuba y las restricciones a las exportaciones agrícolas a la isla.

La legislación fue aprobada con 25 votos a favor y 20 en contra, en una sesión que se extendió por varias horas y que incluyó dos recesos y un fuerte debate sobre la conveniencia de permitir o no los viajes a Cuba a los ciudadanos estadounidenses y si correspondía incluir esta iniciativa en este momento y por este comité.

El presidente del Comité, el demócrata Collin Peterson, quien registró la medida junto con otros 62 miembros del Congreso que la copatrocinaron, indicó al inicio de la audiencia que el proyecto de ley no anulará el embargo que pesa sobre la isla desde hace 50 años, ni permitirá a los bancos estadounidenses otorgar créditos a Cuba, pero sí permitirá a USA mantener una relación comercial con La Habana como la que tiene con todos los demás países.

"Es hora de que nos preguntemos por qué mantenemos una política que no genera cambios en Cuba y únicamente daña los intereses estadounidenses", señaló. "Esta legislación es la política adecuada en el momento adecuado. Hemos intentado aislar a Cuba durante más de 50 años y no ha funcionado", agregó.

Por el contrario, el republicano de mayor rango del comité, Frank Lucas, afirmó que existen desde el año 2001 medidas que removieron ciertas barreras técnicas a las exportaciones y aún así "los derechos humanos siguen siendo abusados" en la isla.

El legislador Joe Baca sostuvo que "no era el momento para levantar la prohibición" de viajes, y abogó por "mantener la presión" y por no premiar al régimen de los Castro con dólares estadounidenses sin que haya cambios previos en la isla.

De la misma opinión fue Thomas Rooney, quien propuso eliminar la parte referente a los viajes del proyecto de ley, puesto que no incluye exigencias a la isla para que mejore el respeto a los derechos humanos e inyecta dinero, dijo, que será empleado por el Gobierno cubano para sus propósitos.

Al final el proyecto fue votado como un paquete, aunque Peterson dejó claro que la parte sobre el levantamiento de la prohibición de los viajes será transferido al Comité de Relaciones Exteriores, que tendrá que tomar una decisión o votar sobre ella. Por su parte, los elementos en la medida sobre las modalidades de pago tendrán que ser evaluados por el Comité de Servicios Financieros, antes de pasar al Pleno de la Cámara.

 




Link:
http://www.sintesiscorrientes.com/notix/noticia/00673_obama_pide_la_ayuda_de_los_republicanos_para_encarar_la_reforma_migratoria_en_usa-2.htm