Imprimir
30/06/2010 | 14:18hs
•NACIONALES

ADN de los Noble y decodificadores

Tener que repetir la extracción de ADN de Marcela y Felipe Noble Herrera y no haber podido distribuir los decodificadores para la tan anunciada TV digital que iba a conocerse durante el Mundial de Fútbol, son 2 ejemplos de la impericia kirchnerista, un modelo de administración ineficiente, basado en consignas (huecas) y en un enorme Estado inservible.  

Buen análisis el de Roberto García en la noche del lunes 28/06 (La Mirada, Canal 26): ¿para qué quieren más Estado los Kirchner si el que ya tienen lo administran mal?

Prueba de ello, 2 al pasar:

> La TV digital que anunciaron Cristina de Kirchner y Gabriel Mariotto, en forma reiterada, no pudo implementarse en tiempo y forma. Tenían previsto la distribución de 1 millón de decodificadores para que una porción considerable de la sociedad apreciara las bondades de la TV digital. La cantidad distribuida, finalmente, no alcanza al 10% de lo prometido. En cambio la inversión prevista por el Estado para el período, fue ejecutada (el plan total es $ 1.500 millones hasta 2011). El 13/06 comenzó la distribución de los conversores Set Top Box (STB) para televisión digital y de inmediato fue comprobable el fracaso. El objetivo declarado por los Kirchner es 1,2 millón de decodificadores para octubre. El coordinador del proyecto, Osvaldo Nemirovsci, director del Consejo Asesor del Sistema de Televisión Digital, dijo que para la final del Mundial de Fútbol, habrán distribuido 400.000. La carcajada fue escuchada hasta en su natal Río Negro.

> El ADN de Marcela y Felipe Noble Herrera o fue mal extraido o nunca se supo qué hacer después de extraido. Lo cierto es que, después que el tema fue eje de la política de los Kirchner durante meses, el resultado todavía es, por lo menos, incierto. En el paraestatal diario Página/12 (alguna vez controlado por Grupo Clarín pero desde 2003 un grupo de tareas kirchnerista), Irina Hauser y Raúl Kollman intentaron explicar lo inexplicable:

"La jueza Sandra Arroyo Salgado llamará a declarar a todos los genetistas que participaron en los trabajos para determinar el ADN de Felipe y Marcela Noble Herrera. El objetivo será esclarecer los motivos por los cuales no se pudo establecer el perfil genético de los hijos adoptivos de la dueña del diario Clarín. Como es obvio, existen dos hipótesis. La primera es que, por inhabilidad o circunstancias propias de estos estudios, las muestras se contaminaron y no se pudo hacer el estudio. La segunda hipótesis es que los jóvenes ya sabían que les iban a requisar la ropa, incluso en el propio juzgado, por lo cual las prendas estaban contaminadas previamente.

Todo indica que la jueza, que ya actuó en tres casos anteriores, tendrá que buscar la forma de conseguir nuevas muestras que permitan establecer el perfil genético de los hijos adoptivos de Ernestina Herrera de Noble. Lo único que sí está claro es que en toda la historia de la búsqueda de nietos nunca se produjo un caso con semejante cantidad de dilaciones, irregularidades, idas y vueltas. Como es obvio, todo se podría evitar si Felipe y Marcela aceptaran entregar sangre –el método más seguro– y admitieran que se determinara de una vez por todas si son o no hijos de desaparecidos.

Desde hace una semana, entre los peritos oficiales y de parte viene circulando la asombrosa versión de que no se estaba pudiendo establecer el ADN de Felipe y Marcela como para compararlo con las muestras que están en el Banco Nacional de Datos Genéticos (BNDG). Los trascendidos indican que en las prendas que se le secuestraron a Marcela se encontraron perfiles genéticos de tres personas, algo totalmente inusual. En el caso de Felipe, habría perfiles de dos personas distintas en la ropa que llevaba puesta el día en que los integrantes del Cuerpo Médico Forense y los especialistas del BNDG participaron del allanamiento en la casa de su madre adoptiva.

Según genetistas consultados por este diario, obtener muestras no contaminadas es difícil. Ha ocurrido con casos en que se secuestraron cepillos de dientes o peines. Los nietos supuestamente apropiados, que en estos casos se oponen a la entrega de material genético, tienden a no decir cuál es su cepillo de dientes o su peine, de manera que hubo que repetir los procedimientos en varias oportunidades. También se dice que la contaminación de la ropa no es inhabitual porque el roce, el contacto con otras personas, puede deteriorar la muestra. (...)".

Pero los Kirchner y sus acólitos insisten en conseguir un Estado grande, enorme, elefantiásico, porque así -dicen ellos- mejorarán las deficiencias que ellos encuentran en la sociedad. Que tengan cuidado porque si administrarán ese faraón de la forma tan ineficiente conque gestionan el actual, que ya es gigante, no habrá futuro para los argentinos.

 




Link:
http://www.sintesiscorrientes.com/notix/noticia/00610_adn_de_los_noble_y_decodificadores-2.htm