Imprimir
29/06/2010 | 14:13hs
•SOCIEDAD

Parte de la reserva de agua dulce más grande de Sudamérica podría convertirse en una enorme cuenca arrocera.

Toma impulso la idea de "achicar" la Reserva Provincial del Iberá. Sectores productivos afirman que la avanzada de grupos ambientalistas en la provincia impide el crecimiento de la producción agrícola. Por esta razón, se encolumnan detrás de un proyecto por medio del cual podrían expropiarse campos privados para plantar en zona del Iberá.

Los sectores encolumnados detrás de las asociaciones ruralistas, buscan que el Estado avance con la expropiación de terrenos privados ubicados en el Iberá para destinarlos a la explotación agrícola-ganadera. En una reciente entrevista, indicaron que en las zonas altas de los Esteros del Iberá podrían ponerse en marcha la producción de unas 800.000 hectáreas que generarían inversiones y empleos para la población de la provincia de Corrientes.
"Hay miles y miles de hectáreas que podrían cultivarse, pero hoy no se está haciendo nada porque se pretende privilegiar al turismo", comentó Luis Carlino, miembro de la Comisión Directiva de la Asociación Correntina de Plantadores de Arroz.
"Antiguamente en las zonas altas (de los Esteros del Iberá) se producía una gran cantidad de arroz que movilizaban la economía en la provincia", indicó Carlino, para luego mencionar que "pareciera que el turismo es más importante que producir alimentos".
La Reserva Provincial del Iberá está constituida por aproximadamente 800.000 hectáreas de propiedades privadas en las que están permitidas las actividades productivas (previa autorización de la autoridad ambiental provincial). En tanto, el Parque Provincial está conformado por unas 480.000 hectáreas de tierras de dominio público y uso restringido.
A fines del pasado mes de abril la senadora provincial María Isabel Brouchoud, esposa del intendente de Colonia Carlos Pellegrini y muy cercana a Douglas Tompkins, presentó un proyecto de ley sobre ordenamiento territorial de la Reserva del Iberá.

PROYECTO DE BROUCHOUD

La iniciativa de Brouchoud pretende restringir las actividades productivas en las tierras privadas ubicadas en la zona de la Reserva y determina incluso que las mismas "quedarán sujetas al dominio público con arreglo de lo dispuesto en el artículo 2.340, inciso 3º, del Código Civil".
El proyecto también establece que "el Gobierno (provincial) alentará a los propietarios privados ubicados dentro del área de Reserva a que dediquen sus campos o parte de ellos al resguardo de la biodiversidad, generando áreas de protección sin uso extractivo. Los mismos podrán ser inscriptos, con el acompañamiento de un mapa, título de propiedad, y compromiso temporáneo de mantenerlo libre de uso agropecuario, como Reservas Naturales Privadas ante la autoridad de aplicación. Los mismos serán reconocidos como aportes ambientales a la sociedad correntina en publicaciones y presentaciones públicas".

LA OPINIÓN DE ENCINAS

El intendente de Santa Rosa, Juan José Encinas, dijo por su parte que "Corrientes necesita producir porque sino se muere; Carlos Pellegrini, por ejemplo, hoy debería ser un pueblo pujante, pero está parado".
"No podemos convertir a toda el área en reserva para que (Douglas) Tompkins se dedique de lleno a la industria del "turismo", apuntó Encinas. Realmente Encina cree que Tompkins se dedica al turismo?

 



 




Link:
http://www.sintesiscorrientes.com/notix/noticia/00575_parte_de_la_reserva_de_agua_dulce_mas_grande_de_sudamerica_podria_convertirse_en_una_enorme_cuenca_arrocera-3.htm