Imprimir
24/06/2010 | 14:39hs
•NACIONALES

Aceleran las investigaciones y se desatan las guerras, pero ¿quién se va primero, Godoy o Garré?

Jorge Taiana se alejó de la Cancillería bajo versiones poco claras, pero no alimentó los escándalos que rodean a otra ministra a quien por cierto, Cristina de Kirchner no le tiene la mayor de las simpatías. Se trata nada menos que de la otra candidata a dejar el gabinete: Nilda Garré. Según circula en los pasillos de Defensa, sería el almirante Godoy el próximo en abandonar su cargo, pero en otros corredores, se dice que Garré daría el primer paso afuera...  

Cierto es que Nilda Garré sólo acumula desgastes en los últimos días. El negocio de la venta a precio vil de inmuebles comprados con fondos secretos de la Dirección de Inteligencia Militar puede instalarse pronto en tribunales.

Mientras tanto, toma cuerpo en Alemania el escándalo en torno a las coimas cobradas por funcionarios del Ministerio de Defensa de Argentina en un frustrado proyecto de diseño y construcción de lanchas patrulleras con la empresa alemana Ferrostaal.

Es que los informes se aceleran, y todo aquello que no se pudo investigar en años, de repente sale a la luz. No tanto. Por ahora, sólo lo suficiente como para desatar verdaderas guerras puertas adentro. Es que las irregularidades navales saltan por doquier. En verdad, Defensa las está dejando fluir, y muestra cómo el denunciado por presuntas coimas de mayor jerarquía, el vicealmirante retirado Gustavo Efraín Lepron, director general de Material Naval hasta 2008, área sospechada por las contrataciones con empresas alemanas (y hasta la semana pasada vicepresidente del astillero Tandanor, dependiente de Defensa ¿?), y sus secuaces, intervenían en las licitaciones para favorecer a Ferrostaal.

La oficina de Transparencia Institucional de Defensa trabajó a toda marcha sobre las irregularidades, entre las que se destaca también la escandalosa compra de los motores de la Fragata Libertad, adjudicada a los alemanes sólo dos días después de ser abiertas las ofertas, bajo supuestas facturas que superaría el millón de euros.

Si resulta de todo ello la renuncia del almirante Godoy, aún no se sabe. En Defensa, corren versiones de que no pasa de esta semana. Sin embargo, en la armada dan también por retirada a la ministra Garré, al menos, antes de la partida del primero.

En efecto, en la Rosada siguen muy de cerca al hermano de la funcionaria, según dicen, muy ligado a la gestión de los retornos que se investigan...

También existen denuncias en relación al Director de Inteligencia del Ejército, general César Milani. Éste es acusado de conspirar contra el ex Secretario General de la fuerza, General Hugo Bruera, que apenas se salvó del retiro 15 días atrás, consiguiendo irse exiliado a Perú.

Milani -para forzar la salida de Bruera- habría hecho circular en la red del Ejército, el 25 de mayo pasado, mails con fotos en las cuales aparece Bruera en una reunión con la plana mayor de UATRE, el sindicato que Gerónimo Momo Venegas encabeza junto con Luis Barrionuevo, el sindicalismo duhaldista.

También las acusaciones hacen referencia al reciente blanqueo de Plantautar S.A. y Garabo S.A., las dos sociedades propietarias de los inmuebles secretos. Según el documento que circula, habría otras propiedades de sociedades anónimas que Milani, con apoyo superior, habría hecho desaparecer por arte de magia. Otro tema que surge es que el agente de inteligencia Fernando Ortega Zabala, el encargado de realizar las operaciones de prensa para blanquear los inmuebles, trabajaría directamente con Milani.

Este menú de acusaciones incluye también que aquél pagó, en octubre del año pasado, los pasajes para toda la familia de su amigo, el Coronel Julio Gaspio, para que viajara a Perú al casamiento de unas de las hijas del citado oficial. Obviamente, los fondos habrían salido de la inteligencia militar.

Como sea, se queden o se vayan, los daños por corrupción ya estarán causados.

# Un repaso

La Dirección de Transparencia Institucional del Ministerio estudió una contratación del año 2004 entre la Armada Argentina y Ferrostaal relativa a la adquisición de una planta propulsora para la Fragata Libertad. Se detectaron irregularidades en su tramitación, por lo que este Ministerio, el 7 de junio último denunció penalmente al Vicealmirante (retirado) Gustavo Lepron, a los Capitanes de Navio Alberto Pérez y a Eduardo Harris (retirado) y a los Capitanes de Fragata Gerardo Bellino y Mario Pontello (retirado) -entre otros funcionarios de la Armada- respecto de los cuales se instó la promoción de sumarios internos (en los casos en los que aún se encontraban en actividad). La causa quedó radicada en el Juzgado Federal a cargo de Norberto Oyarbide.

 




Link:
http://www.sintesiscorrientes.com/notix/noticia/00517_aceleran_las_investigaciones_y_se_desatan_las_guerras_pero_quien_se_va_primero_godoy_o_garre-3.htm