Imprimir
24/06/2010 | 14:39hs
•NACIONALES

Acusación de Uruguay por Atucha

El Gobierno no se da por enterado de la acusación de Uruguay por Atucha II. En el país vecino aseguran que la central atómica viola la Convención de Seguridad Nuclear.  La llegada de Timerman a la Cancillería, la excusa.
 

El gobierno de Uruguay planea la "venganza" por los cinco años del conflicto de la pastera Botnia y los más de tres del corte del puente internacional de Gualeguaychú: los charrúas acusarán al gobierno argentino por la central nuclear de Atucha II, ubicada en el partido bonaerense de Zárate, que según ellos viola acuerdos entre ambos países. Pero las autoridades argentinas parecen no haberse dado aún por enteradas.

Atucha II comenzó a construirse en 1981 a orillas del Río Paraná, en la localidad de Lima, partido de Zárate, provincia de Buenos Aires, adyacente a la central nuclear Atucha I. Las obras se vieron demoradas por muchos años, hasta que en 2006 se reinició la construcción encabezada por ENACE, una empresa en la que el Estado Nacional tiene una participación del 75%, mientras que el 25% restante pertenece a la empresa francesa Framatone. Se preve que la planta de energía atómica entre en funcionamiento para septiembre de 2011, un mes antes de las elecciones presidenciales.

Pero la inauguración puede verse demorada si el Poder Ejecutivo de Uruguay toma acciones legales o diplomáticas, ya que -sostienen- Argentina debía notificar al país vecino sobre la construcción de la central nuclear, ubicada a 78 kilómetros de la localidad uruguaya de Nueva Palmira, según consta en la Convención de Seguridad Nuclear firmada por ambos países.

Perfil.com intentó comunicarse con las autoridades argentinas, pero ninguna pareció muy interesada en el tema. El intendente de Zárate -jurisdicción en la que se ubica la central nuclear-, el socialista Osvaldo Cáffaro, tenía "una agenda muy ocupada" y no respondió los llamados.

Por su parte, en las oficinas de la central de Atucha II informaron que ellos no podían opinar sobre el tema, ya que de eso se ocupa la Cancillería. Pero en el Ministerio de Relaciones Exteriores, donde ayer asumió Héctor Timerman, aún no tenían ninguna información oficial al respecto.

Según los funcionarios, la llegada del nuevo canciller y la renuncia del ex vicecanciller Victorio Taccetti revolucionaron el Ministerio de Relaciones Exteriores, y "todavía estamos esperando a que se acomoden", confesaron.

Antecedentes. En 2006, cuando la construcción de Atucha II volvió a ponerse en marcha y ya había comenzado el conflicto por Botnia, un senador oficialista uruguayo sostuvo: "Argentina nos acusa de violentar normas ambientales del Mercosur con las papeleras, cuando ellos están armando un nuevo Chernobyl que puede afectarnos mucho más".

Sin embargo, el director de la Autoridad Reguladora Nacional en Radioprotección de Uruguay respondió entonces que su país "tiene la mejor opinión" de los técnicos argentinos a cargo de la planta de energía nuclear, quienes aplican los controles de exigencia con la "más alta calificación a nivel mundial".
 




Link:
http://www.sintesiscorrientes.com/notix/noticia/00513_acusacion_de_uruguay_por_atucha-2.htm